María Pedro Reverte:Consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno regional de Murcia

La consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, María Pedro Reverte, señaló ayer, sobre el anteproyecto de ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo con aborto libre para las niñas de 16 años, que «se va a dar rango de ley a la mayor falta de respeto que se puede producir ahora para los padres de una niña».
Reverte, quien hizo estas declaraciones en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, salió así al paso de las declaraciones de la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, quien aseguró que «mantendría» el anteproyecto de ley después de que el Consejo de Estado instase al Ejecutivo a garantizar que los padres estén informados cuando las menores se decidan a interrumpir voluntariamente el embarazo.
Reverte añadió que «el que se le permita a una niña que no puede votar, no puede comprar alcohol ni fumar, que pueda abortar libremente sin el conocimiento de los padres, es un problema más de índole social que estrictamente jurídico».
Puntualizó que «con el informe del Consejo de Estado no se debe obviar que la ley del aborto excede del tema estrictamente jurídico, ya que genera un problema social y político».


Reverte señala que la reforma del aborto es «la mayor falta de respeto que se puede dar a los padres»