viernes, 18 de enero de 2019

Octavario por la Unidad de los Cristianos:Grupo Mixto de Trabajo con la Iglesia Católica Romana




En Pensamientos Indiscretos nos unimos cada año al octavario por la Unidad de los Cristianos,que hoy comienza, al final de la noticia os dejo enlaces para la oración, pero ahora creo que es necesario que conozcamos  que hacen las Iglesias para ir en pos de la Unidad perdida.

Entre las iglesias que no son miembros del Consejo Mundial de Iglesias ( CMI), la más notable es la Iglesia Católica Romana. Desde 1965 un Grupo Mixto de Trabajo (GMT), patrocinado conjuntamente por el CMI y la Iglesia Católica Romana, se ha reunido periódicamente para tratar temas de interés común y fomentar la cooperación. Se celebran anualmente reuniones plenarias, y un grupo ejecutivo se reúne dos veces en los períodos de dichas reuniones. Uno de los miembros del personal de relaciones eclesiales y ecuménicas actúa como secretario del GMT y ayuda a coordinar los contactos entre el Consejo y los departamentos (o dicasterios) del Vaticano, por medio del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos (PCPUC).
El GMT es un grupo de trabajo mundial con aportaciones regionales y locales. Los participantes por el CMI son 17 miembros y consultores que representan a su comunidad (tradiciones eclesiales, confesiones, regiones, categorías de población, personas ordenadas y laicas, y jóvenes). El PCPUC designa un número igual de personas. EL GMT ofrece un espacio en el que los órganos rectores examinan temas importantes que afectan a sus relaciones y en el que sus representantes comparten experiencias de sus iglesias y comunidades con las parroquias católicas romanas a nivel local.

Realizan los estudios ya sea los miembros del GMT o bien expertos de los órganos rectores invitados por él. El programa del GMT incluye varias esferas de las actividades programáticas del CMI, tales como cuestiones doctrinales, cuestiones relacionadas con la misión, la justicia, la paz y la reconciliación, la formación ecuménica y la juventud.

Aunque la Iglesia Católica Romana no es miembro del CMI, es miembro de derecho pleno de la Comisión de Fe y Constitución. La Iglesia Católica Romana participa también en calidad de consultora en el equipo sobre misión y unidad. Patrocina también un puesto de profesor de facultad y presta apoyo espiritual en el Instituto Ecuménico de Bossey. Por medio del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, la Iglesia Católica Romana colabora con el equipo del CMI sobre diálogo y cooperación interreligiosos.

¿Que es el Octavario para la Unidad de los Cristianos ?
Orar durante el Octavario
Materiales para el octavario
Centro Ecumenico
Conferencia Episcopal

domingo, 6 de enero de 2019

Ciclos Litúrgicos: La Navidad con J.S.Bach-Oratorio de Navidad (6º día-Adoración de los Reyes Magos)


"Herr, wenn die stolzen Feinde schnauben"" Señor,cuando nuestros enemigos rabien"

Para la Fiesta de Epifanía , por la mañana en Santo Tomás y por la tarde en San Nicolas, rezaba la hoja volante publicada con anterioridad. Bach pone en juego, en esta composición, todos los recursos vocales, junto a tres trompetas, oboes y oboes d'amore, la cuerdas y el contínuo. Desde la cuarta cantata prescinde de las flautas.Reaparecen en esta pieza las trompetas y los timbales, que armonizan con la fuerza festiva del coro inaugural "Herr, wenn die stolzen Freinde schnauben, So gib,dass wir im festen GlaubenNach deiner Macht und Hülfe sehn" "Señor, cuando nuestros enemigos rabien, concédenos que con fe inquebrantable  esperemos de ti fuerza y ayuda". La estructura musical, como “todo”, se articula alrededor del recitativo, generalmente confiado a la voz del tenor, acompañado del continuo por medio de acordes. El evangelista habla de la invitación de Herodes a los Magos , para que le informen sobre la estrella y  un bajo repite las palabras de Herodes ante el nacimiento del Mesías. Tras un recitativo y un aria (soprano nº 56 y nº 57) prosigue el Evangelista con su narración, dividida por una coral (Nº 59) dando paso a la última aria "Nun mögt ihr stolzen Feind schrecken""Altivos enemigos, ahora podéis atemorizarme", escrita para tenor, dos oboes y continuo. Un recitativo en el que participan la contralto,el tenor y el bajo prepara el terreno para el Coro final, la orquesta al completo (tres trompetas,timbales,dos oboes,violines primeros, segundos, viola,´organo y continuo)presenta, junto a los solistas, el triunfo del bien sobre el mal "Nun seid wohl gerochen.An eur Feinde Schar, Den Christus hat zerbrochen, Was euch zuwider war"" "Ahora estais vengados de la borda de vuestros enemigo, pues Cristo ha destruido todo lo que era maligno".

La música para el Maestro J.S. Bach, era un servício divino; su obra era en si mísma una ofrenda musical: 
 "Solo para honrar al Altísimo
Y para instruir con ella al prójimo"

Ojalá que el disfrute y meditación con este magnífico Oratorio, pueda hacer vibrar las cuerdas de nuestro espíritu y despertar las fibras del corazón.

Las fuentes a las que he acudido para relatar las seis entradas han sido:
Música Sacra de Editorial Atalaya.
El Protestantismo y su música , de María Cristina Prochell.
Blog sobre instrumentos musicales de Rivera Música.
Bach Cantatas Website.
Formas instrumentales barrocas (Junta de Andalucía).


viernes, 4 de enero de 2019

Ciclos Litúrgicos: La Navidad con J.S.Bach-Oratorio de Navidad ( 5º día, primer domingo después de año Nuevo)


"Ehre sei dir, Gott, gesungen" "Gloria se cante a ti, oh Dios"

Destinada al domingo después de Año Nuevo, esta Cantata no precisa de grandes recursos, su interpretación esta a cargo de cuatro solistas, coro, dos oboes d'amore , cuerda y continuo,Con el Coro"Ehre sei dir, Gott, gesungen"  comienza la Quinta Parte del Oratorio, poniendo a prueba las posibilidades de todo el elenco de sopranos, contraltos, tenores y bajos. Tras la narración de boca del Evangelista, un Coro combinado con un recitativo (Contralto) "Wo is der neugeborne Köning der Juden" "¿Donde está el recién nacido Rey de los judios?" procedente de la perdida Pasión según San Marcos. Tras la la coral nº 46 , la melodía de un oboe dàmore precede y se entremezcla con la voz del bajo en el Aria "Erleuchte auch meine finstre Sinnen" " Ilumina tambien mis oscuros sentidos"  el aria del bajo (nº 47) se inspira en la  cantata bachiana, la BWV215 (Preise dein Glücke, gesegnetes Sachsen). Continua presentando en boca del Evangelista el terror del rey Herodes, temor que se expresa en el nº 49, continua con el recitativo donde el Evangelista narra como Herodes consulta a los doctores de la Ley sobre el lugar donde había de nacer Cristo  y tras el recitativo, un bellisimo trio a cargo de soprano, contralto y tenor(nº 51) "Ach,wann wird die Zeit erscheinen?" "¡Ah! ¿Cuando llegará ese momento?" un violín va presentando el tema que posteriormente van desarrollando las distintas voces. y tras el recitativo de contralto con oboes d'amore, la coral final "Zwar ist solche Herzensstube""Esta alcoba que es mi corazón" que corresponde a la novena estrofa de "Ihr Gestirn, ihr hohen Lüfte" de J.Frank.

Disfrutad de esta Cantata y que esta atmosfera de quietud y devoción, os lleve a la meditación de este misterio de la Navidad, donde Aquel que estaba fuera del tiempo, quiso introducirse en el tiempo para llevar al hombre por el camino de la salvación.



lunes, 31 de diciembre de 2018

Ciclos Litúrgicos: La Navidad con J.S.Bach-Oratorio de Navidad ( 4º día Año Nuevo o Fiesta de la Circuncisión)



 "Fallt mit Danken, fallt mit Loben" "Postraos con gratitud,postraos en actitud de albanza"

Con el Coro Fallt mit Danken, se inicia la cuarta parte del Oratorio de Navidad, que se basa en el coro que abre la Cantatata BWV 213, a la que hemos hecho referencia con anterioridad. Comenzando dentro de una atmosfera pastoral y tras el reitativo del Evangelista, recurre de nuevo a la BWV 213  para las Arias nº 39 "Flost, mein  Heiland, flöst dein namen " " Salvador mío podría tu nombre infundir ..."(Soprano) y nº 41 " Ich will nur dir zu Ehren leben" "Solo para honrarte quiero vivir"(Tenor) ambas de una gran ternura. El Aria para Tenor va precedida de un recitativo accompagnato en el que participan un coro de sopranos y un bajo. Finalmente, reaparecen las trompas que en esta Cantata sustituyen a las trompetas dando paso al Coro que pone fin a esta cuarta parte del Oratorio con la Coral "Jesus ritche mein Beginnen""Que Jesús sea siempre mi guía" basado nuevamente en la BWV 213.

Disfrutad de esta música que es oración, que vuestra alma se transporte a aquella cueva de Belen donde todo comenzó.


viernes, 28 de diciembre de 2018

Ciclos Litúrgicos: La Navidad con J.S.Bach -Oratorio de Navidad ( 3º día de Navidad, 27 de diciembre, Adoración de los Pastores


"Herrscher des Himmels, erhöre das Lallen""Rey de los Cielos, escuchad nuestra suplica"

Con gran solemnidad, acentuada por golpes de timbal, empieza la tercera parte. El Coro , titulado "Herrscher des Himmels" "Rey de los Cielos", el texto procede de la Cantata BWV 214, una breve intervención del evangelista da lugar a un breve pero intenso coro "Lasset uns nun gehen gen Bethlehem" "Vayamos ahora a Belén para ver el gran acontecimiento" y tras un recitativo y un coral, Bach inserta un duetto para soprano y bajo "Herr dein Mitleid, deir Erbarmen" "Señor, tu piedad y tu misericordia" nº  29, inspirados en la Cantata  BWV 213,la melodía llena de elegancia, es acompañada por dos oboes. A dicha Cantata nuevamente recurre  para el coro nº 36 y para las arias nº 39 (soprano) y nº 41 (tenor).

Despues de un recitativo encomendado al contralto "Schließe, mein Herze", basado en la afirmación de San Lucas de que María “guardaba todas esas cosas meditándolas en su corazón”. Al recitativo le sigue una coral y una nueva intervención del evangelista,finalizando con el coral "Sheir froh dieweil" "Alegraos ahora".
Disfrutad y que vuestra paz se torne en oración.

jueves, 27 de diciembre de 2018

Ciclos Litúrgicos: La Navidad con J.S.Bach -Oratorio de Navidad (2º día de Navidad-Anunciación a los Pastores)


Und es waren Hirten in derselben Gegend auf dem Felde- Y en esta misma región se encontraban pastores que guardaban sus rebaños en los campos.

La segunda Cantata, fue escrita para el día 26 de diciembre. El 26 de diciembre es conocido en el occidente cristiano como día de San Esteban. Esta festividad ya es mencionada en el villancico inglés  de "Good King Wenceslao" que, aunque nada tenga que ver con nuestro post, podéis escuchar aquí. En esta parte del oratorio, se narra el momento en que los ángeles anuncian a los pastores que ha nacido el Salvador, el Mesías que habían estado esperando. Esta  Segunda cantata va en sol mayor y en ella la cuerda es reforzada, únicamente, por dos flautas y cuatro oboes (dos d’amore y dos dacaccia). Reaparece en esta cantata el  aria de contralto, “Schlafe, mein Liebster” que procede (parodia) de la Cantata BWV 213 (“Herkules auf dem Scheidewege”), compuesta en 1733 para el aniversario del príncipe Federico Cristián de Sajonia. Se trata de una dulcísima canción de cuna, con la que sería arrullado el pequeño príncipe. Aquí, en el Oratorio, representa una “nana” celestial, entonada por la Virgen María con un acompañamiento “pastoril” de la flauta y el oboe d’amore.
Disfrutad con esta música celestial y dejad que vuestro disfrute se torne en oración.





martes, 25 de diciembre de 2018

Ciclos Litúrgicos: La Navidad con J.S.Bach-Oratorio de Navidad ( Primer día 25 de diciembre)




El oratorio de Navidad de J.S.Bach, fue escrito para la navidad de 1734, incorpora música de composiciones anteriores, entre ellas tres cantatas seculares escritas durante 1733 y 1734, además de una cantata para iglesia, hoy perdida (BWV 248a). El Oratorio de Navidad  es un ejemplo de parodia musical, esto es, una re elaboración  de otros materiales. El autor del texto es desconocido, aunque se sabe que en él intervino Picander (Christian Friedrich Henrici).
El Oratorio de Navidad (BWV 248) se divide en seis cantatas.Debe su división al ritual establecido para la celebración del nacimiento de Cristo en la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig: En Santo Tomás la Navidad se articulaba en seis festejos independientes, a los que corresponde cada una de las partes. Los tres primeros acaecian los días 25,26 y 27 de diciembre; los siguientes, el primer día del año, el domingo siguiente y el seis de enero, como podeis ver en la estructura a continuación:

  1. Navidad (25 de diciembre «Jauchzet, frohlocket, auf, preiset die Tage»),
  2.  2º día de Navidad o San Esteban (26 de diciembre, Anunciación a los Pastores«Und es waren Hirten in derselben Gegend auf dem Felde»), 
  3. 3er día de Navidad o San Juan Evangelista (27 de diciembre, Adoración de los Pastores«Herrscher des Himmels, erhöre das Lallen»),
  4. 4º día, Año Nuevo o Fiesta de la Circuncisión «Fallt mit Danken, fallt mit Loben»,
  5. 5º día, primer domingo después de año Nuevo  «Ehre sei dir, Gott, gesungen» 
  6. 6º día, Epifanía (6 de enero, Adoración de los Reyes Magos«Herr, wenn die stolzen Feinde schnauben»).
La primera parte "Jauchzet, frohlocket, auf, preiset die Tage" "Alegraos, regocijaos; celebrad los días" se creó para el primer día de la Santa Navidad. Por la mañana en San Nicolás y por la tarde en Santo Tomás, como así reza en el opúsculo de la obra. Comienza con gran solemnidad acentuada por el golpear de los timbales y el sonido de las trompetas con el coro que se eleva en un canto de alabanza:

¡Regocijaos cantad de alegría!¡Alabad estos días!
¡Glorificad lo que el Altísimo ha realizado en este día!
Abandonad vuestros temores, cesad en vuestros llantos,
¡entonad himnos de regocijo y alegria!
Unid vuestras voces para cantar la gloria del Altísimo,
¡Adoremos el nombre del Todopoderoso!

Disfrutad de esta música que es oración. ¡Felíz Navidad!


sábado, 22 de diciembre de 2018

Ciclos Litúrgicos: El Adviento con J.S.Bach (Cuarto Domingo)




Si quieres llamarte hijo de Dios y hermano de Cristo,

deben tu corazón y tus labios confesar al Salvador.

Sí, hombre, tu vida entera

debes entregar en testimonio de tu fe.

(nº2 Recitativo para tenor)


Bereitet die Wege, bereitet die Bahn! BWV 132, 22 de diciembre de 1715 y Herz und Mund und Tat und Leben, BWV 147a, 20 de diciembre de 1716 (música perdida). Estas són las dos Cantatas  compuestas por Bach para el cuarto domingo de Adviento. 

El tiempo de Adviento tiene necesariamente cuatro domingos, lo que no quiere decir que dure siempre cuatro semanas. Según el día de la semana en el que se celebre la Navidad el primer domingo de Adviento puede caer entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre, este año el último domingo coincide con el 23 de diciembre.
Para este último domingo antes de Navidad volvemos a Weimar de donde nos ha llegado casi íntegra la Cantata “Bereitet die Wege, Bereitet die Bahn!” (Preparad los caminos, preparad la vía), tan sólo el Coral conclusivo se ha perdido en el espacio-tiempo, Aunque desde siempre se ha pensado que el coral final de esta cantata se perdió por el camino de los siglos, y se suele incorporar como número 6 un coral sobre texto relativo a la conmemoración del día de ElisabethKreuziger (c1500-c1535), una de las “ministras” pioneras de la iglesia luterana, alumna del propio Lutero y destacable poeta y compositora de himnos.
No pensaba así del “coral perdido” Alfred Dürr (1918-2011), probablemente la máxima autoridad musicológica de nuestros días en temas “bachianos”, quien desde 1954 hasta su finalización en 2007 dirigió de los trabajos de recopilación de la gigantesca “Neue Bach Ausgabe” la nueva edición completa de la obra de Johann Sebastian Bach publicada por Bärenreiter. Dürr pensaba que la cantata BWV 132 no es que hubiera perdido su coral conclusivo, sino que simplemente nunca lo tuvo. Esto la convertiría en una obra heterodoxa dentro del corpus de las cantatas de iglesia, una experimentación más dentro de tanta literatura experimental como el maestro produjo en su fértil estancia en Weimar. No era la primera cantata sin coro ni sería la última. Ya un año antes había escrito la “revolucionaria” BWV 54 o la 199, y años después, ya en Leipzig, daría luz a joyas sin coro como las BWV 82 y 170
El movimiento inicial a modo de dueto concertante es una extensa aria da capo para soprano, rica en melismas, oboe obligado, cuerda y continuo. Grácil y esperanzado, florido y pregonero, arrebata al texto la inminente llegada del Redentor. Disfrutad de la música y orad con el texto.

jueves, 20 de diciembre de 2018

Un cuento de Navidad:La conversión de Paul Claudel



En la noche de Navidad de 1886 Paul Claudel, un joven de dieciocho años, experimentó en la catedral de Notre Dame una poderosa certidumbre que le llevará a abrazar la fe católica. Aquel hecho inexplicable tuvo lugar ante una imagen de la Virgen y el Niño asentada sobre una columna, ante la que se detienen hoy muchos visitantes de la catedral parisina. A Claudel le fue concedida una fe que, según él mismo escribe, ni todos los libros ni todos los argumentos podrían quebrantar. Pero no se le otorgó la paz porque Jesús dijo que no había venido a la tierra traer paz sino división (Mt 10, 34). Su vida entera, como la de cualquier cristiano que desee ser fiel, constituyó una continua lucha. Lo cierto es que su conversión estuvo marcada por un evidente cambio externo: un joven taciturno y reflexivo, empapado de lecturas y convicciones arraigadas sobre el progreso científico, supuestamente liberador, que se imponía con el siglo XIX, se transformó en un hombre locuaz y apasionado. Su nueva fe le impulsaba a una alegría nunca experimentada hasta entonces.
Claudel había sido forjado por una educación racionalista en la que todo se ajustaba a los estrechos límites del entendimiento humano, incluso los relatos evangélicos. Eran los tiempos de la Tercera República francesa, cuando la “Vida de Cristo” de Ernest Renan, un antiguo seminarista, constituía una lectura muy difundida, con un Jesús atractivo y amable desde el punto de vista humano y que no era en absoluto Dios. Se da la circunstancia de que unos años antes de su conversión, el adolescente Paul Claudel, estudiante del liceo Louis-le-Grand, recibía del propio Renan un premio por sus excelentes resultados académicos. Esto es una muestra de la inquietud intelectual del futuro escritor que, unos meses antes de acudir a misa a Notre Dame, había empezado a leer la corta producción de Arthur Rimbaud, interrumpida para siempre a los diecinueve años. En principio quizás asintiera, dada su educación laicista, a las diatribas del poema “Las primeras comuniones”, expresión de una virulenta crítica a la hipocresía social y a la estricta educación religiosa que la madre de Rimbaud había dado a su hijo. Pero es muy probable que el espíritu de Claudel se removiera ante estas palabras en prosa de “Una temporada en el infierno”: “No soy prisionero de mi razón. He dicho: ¡Dios! Yo quiero la libertad en la salvación: ¿cómo alcanzarla?... Si Dios me concediera la calma celestial, del aire, la oración –como los antiguos santos–. ¡Los santos!, ¡qué fuertes!, ¡los anacoretas, artistas como ya no los hay!”. Años más tarde, Paul Claudel, el ferviente escritor católico, estará convencido e intentará convencer a otros, no siempre con éxito, de que Rimbaud había vuelto a Dios en su lecho de muerte, pues así lo creía su hermana, presente en aquellos momentos.

Los símbolos de Rimbaud, la liturgia de Notre Dame, el tibio silencio de la noche de Navidad, la acuciante necesidad de volver enseguida a casa para leer la Biblia… Son circunstancias, unidas a la gracia divina que toca los corazones cuando quiere, que cambiaron hace ciento treinta años la vida de Paul Claudel. No siempre podrá transmitir a los demás lo que experimenta en su interior, pero en cierta ocasión aconsejó a uno de sus amigos: “La liturgia y la asiduidad a las ceremonias de la Iglesia enseñan mucho más que los libros. Hay que sumergirse en este inmenso caudal de gloria, de certeza y de poesía”. Con todo, a lo largo de su vida, algunos acusarán a Claudel de intransigente en sus convicciones religiosas, pero en realidad el escritor se asemeja a un río impetuoso, un mensajero que proclama a los cuatro vientos que ha encontrado en Cristo una alegría que nadie le podrá arrebatar. Ese encuentro no le exime de caer en el pecado ni estar libre de las contrariedades de la existencia, pero esa alegría invade toda realidad. Al igual que cada cristiano auténtico, tendrá que seguir luchando para levantarse después de caer. En Claudel, la alegría se renueva en el dolor. Las derrotas se superan con la alegría nacida del triunfo de un Salvador, luz brillante para los que viven en oscuridad y en sombras de muerte (Is 9, 2). Este y otros pasajes de Isaías serían glosados por Claudel en su poema “Chant du marche de Noël”, escrito en sus años de diplomático en Praga entre 1909 y 1911, cuando soñaba con estar en Navidad en Francia y ser el padre de familia que acompaña a todos a la misa del Gallo.

Ciclos Litúrgicos: El Adviento con J.S.Bach (Tercer Domingo)




“Ärgre dich, o Seele nicht” "No te turbes, oh Alma mía"

A diferencia de lo que ocurre con las cantatas para Navidad, Johann Sebastian Bach compuso pocas obras para los domingos de Adviento. En Leipzig no se celebraba servicio cantado durante el Adviento, excepto el primer domingo- el segundo domingo de Adviento hasta el cuarto era "tempus clausum" por lo que no podían interpretarse cantatas, de ahí que el maestro no las compusiera durante esta época- a eso hay que añadirle que, de al menos tres cantatas compuestas antes de su llegada a Leipzig, nos ha llegado sólo el texto y cualquier intento de reconstrucción es necesariamente cuestionable, tal y como comentamos en la entrada anterior que ocurrio con las cantata BWV 70 a.

Ärgre dich, o Seele, nicht BWV 186a, cuyo título puede traducirse más o menos como "No te turbes, oh alma mía". Fue compuesta en Weimar en 1716 para el tercer domingo de Adviento. Perdida la partitura original, nos ha llegado en su reelaboración en Leipzig para el Séptimo domingo tras la Trinidad: la BWV 186 de igual título, que nos servirá como ilustración.
Las partes de esta obra son:

1. Coro: Ärgre dich, o Seele, nicht
2. Aria: Bist du, der da kommen soll
3. Aria: Messias läßt sich merken
4. Aria: Die Armen will der Herr umarmen
5. Aria: Laß Seele, kein Leiden 
6. Coral: Darum, ob ich schon dulde

La instrumentación es: soprano, alto, tenor, bajo, coro, dos oboes, taille, dos violines, viola y bajo continuo.


sábado, 8 de diciembre de 2018

Ciclos Litúrgicos: El Adviento con J.S.Bach (Segundo Domingo)





Wachet! betet! betet! wachet!, BWV 70a y BWV 70 (¡Velad, orad, orad, velad!) así rezan estas dos cantatas compuestas por J.S. Bach para el segundo domingo de Adviento. La primera no ha llegado hasta nuestros días y de la segunda no se tiene al completo. Las interpretaciones que podéis escuchar, son meras aproximaciones en las que se han suprimido algunas partes.
La BWV 70 a,  fue estrenada el 6 de diciembre de 1716 en Weimar, recién fallecido el capellmeister (1)Johann Samuel Drese. La iglesia luterana de Weimar permitía la música polifónico-instrumental.
Bach amplió la BWV 70a para elaborar la cantata BWV 70 en dos partes en Leipzig para el vigésimo sexto domingo después de la festividad de la Trinidad en 1723. En Leipzig durante el Adviento se observaba el "tempus clausum"(2) de tal manera que el primer domingo de Adviento era el único en el que se interpretaba una cantata y en los tres domingos siguientes no se interpretaba música de cantata alguna. Con la finalidad de utilizar la música de nuevo, Bach tuvo que dedicarla a un evento litúrgico diferente y eligió el vigésimo domingo después de la Trinidad con un tema similar. La cantata fue interpretada por primera vez el 21 de noviembre de 1723 en Leipzing. Siete años separan a ambas Cantatas.
Bach empleó parte de la primera Cantata para componer la segunda , tristemente el libreto original ( de la BWV 70 a) se perdió.

Las partes de la cantata original son las siguientes:

1. Coro: Wachet! betet! betet! wachet!
2. Aria: Wenn kömmt der Tag, an dem wir ziehen
3. Aria: Laßt der Spötter Zungen schmähen
4. Aria: Hebt euer Haupt empor
5. Aria: Seligster Erquickungstag
6. Coral: Nicht nach Welt, nach Himmel nicht


La instrumentación de la misma es (según la BWV 70 ya que la de la original se ha perdido): soprano, alto, tenor, bajo, coro, trompeta, oboe, fagot, dos violines, dos violas y bajo continuo.

La letra de la cantata original se debe a SalomoFranck y a Christian Keymann

Sobre el sentido de la cantata, esta basada en el capitulo 25 del  evangelio de San Mateo, versiculos 31-46, digamos que se centra en lado Apocaliptico del Adviento, presentando el juicio final:

"Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso.  Todas las naciones se reunirán delante de él, y él separará a unos de otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras.  Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda..."

De ahí la invitación del titulo de la cantata ¡Velad,Velad y Orad!


Aquí podéis seguir el texto de la Cantata BWV 70 en Alemán y castellano

(1)El maestro de capilla (en francés maître de chapelle, en italiano maestro di cappella y en alemán Kapellmeister) es un músicode experiencia y prestigio, siempre compositor, que forma, gestiona y dirige al grupo de cantores e instrumentistas responsable de la música sacra en los oficios de las iglesias, o de la música profana en las fiestas cortesanas

(2)El tempus clausum o tiempo cerrado, en la antigua ley católica denominado tempus feriatum o tiempo prohibido, hace referencia a los periodos penitenciales a lo largo del año litúrgico, Cuaresma y Adviento.


domingo, 2 de diciembre de 2018

Ciclos Litúrgicos: El Adviento con J.S.Bach (Primer Domingo)


En un post anterior, relaté brevemente que es el tiempo litúrgico, dividiéndose éste , si recordáis, en Tiempos Fuertes y Tiempo Ordinario. La Solemnidad  de Cristo Rey del Universo,marca el final del año litúrgico, comenzando el nuevo año el siguiente domingo, que será el Primer Domingo de Adviento. El primer domingo de Adviento es siempre el mas cercano al treinta de noviembre festividad de San Andrés. 
Juan Sebastian Bach, fue un genio de la música con una ingente producción musical. En lo concerniente a su obra vocal , compuso mas de doscientas cantatas. cuatro de ellas corresponden al tiempo litúrgico de Adviento. 
Hoy nos centraremos en la nº 61 "Nun komm der heiden Heiland" "Ven Salvador de los gentiles" titulo totalmente acorde con el tiempo de Adviento en el que continuamente se invoca la venida del Salvador. 
En 1524 Martín Lutero tradujo al alemán y puso música al himno Veni, redemptor gentium, escrito por San Ambrosio de Milán. A partir de ese momento "Nun komm der Heiden Heiland"  se convirtió en el principal himno protestante para el Adviento. Es lógico, por tanto, que Bach iniciara tres ciclos de música para el año litúrgico dentro de su proyecto de crear “una música para iglesia bien reglada” con versiones de esta coral (Soli Deo Gloria).
J.S.Bach , compuso la cantatas BWV 61  para el primer domingo de Adviento en 1714 y fue estrenada el domingo 2 de diciembre de ese año . Las lecturas establecidas para ese día eran de la epístola a los romanos, "ahora nuestra salvación está más cerca ... la noche está avanzada, el día llegará" (Romanos 13:11-14), y del evangelio según San Mateo, la entrada en Jerusalén (Mateo 21:1-9).
El texto de la cantata fue obra de Erdmann Neumeister, el poeta combina las ideas de la entrada de Jesús en Jerusalén y su promesa de regresar con una invitación para entrar en el corazón de cada cristiano.

domingo, 25 de noviembre de 2018

Caminando hacia el Adviento



"Ven Señor Jesús”: esta ardiente invocación de la comunidad cristiana de los inicios debe ser también nuestra aspiración constante, la aspiración de la Iglesia en todas las épocas, que anhela y se prepara para el encuentro de su Señor: “¡Ven hoy Señor -exclamó el Papa-, ayúdanos, ilumínanos, danos la paz, ayúdanos a vencer la violencia, ven Señor rezamos precisamente en estas semanas, Señor haz resplandecer tu rostro y nos salvaremos".
(Benedicto XVI)

"... La palabra «Adviento»; este término no significa «espera», como podría suponerse, sino que es la traducción de la palabra griega parusia, que significa «presencia», o mejor dicho, «llegada», es decir, presencia comenzada. En la antigüedad se usaba para designar la presencia de un rey o señor, o también del dios al que se rinde culto y que regala a sus fieles el tiempo de su parusia. Es decir, que el Adviento significa la presencia comenzada de Dios mismo. Por eso nos recuerda dos cosas: primero, que la presencia de Dios en el mundo ya ha comenzado, y que él ya está presente de una manera oculta; en segundo lugar, que esa presencia de Dios acaba de comenzar, aún no es total, sino que esta proceso de crecimiento y maduración. Su presencia ya ha comenzado, y somos nosotros, los creyentes, quienes, por su voluntad, hemos de hacerlo presente en el mundo..."

Fuente :ACIPRENSA

Información General
¿Qué es el Tiempo de Adviento?
¿Por qué se celebra?
Esquema del Adviento
Del primer Domingo de Adviento al 24 de diciembre Símbolos del Adviento
La Corona
Personajes Recursos para la Catequesis
Clip Arts
Galería de imágenes
Historias de Adviento
Ideas para vivir el Adviento
Lecturas bíblicas
Liturgias Familiares
Oraciones
Rosario

Material para reflexionar
Catequesis papales

El Adviento
La realidad del hombre
Por qué viene el Señor
El Señor está cerca
Sentido del Adviento
Tiempo de Espera

Teología y Liturgia del Adviento

Teología del Adviento
Propuestas litúrgico-pastorales para el Adviento
Exposición Litúrgica del Adviento
Exposición histórica del tiempo de Adviento
Reflexiones de los Padres de la Iglesia
La anunciación de Jesús: Comentarios y explicación al Evangelio según San Lucas
La anunciación del Precursor: Comentarios y explicación del Evangelio según San Lucas
El significado de las antífonas de la O y la Fiesta de la expectación del Parto
La visitación de María a Isabel: el "Magníficat"
Nacimiento del Bautista: el “Benedictus”
El Misterio de la Encarnación