domingo, 11 de noviembre de 2018

Ciclos litúrgicos con J.S.Bach-Domingo XXIV despues de la Trinidad BWV 26 "Ach wie flüchtig, ach wie nichtig"




La cantata BWV 26,la compuso Bach  durante su segundo año como Thomaskantor en Leipzig(1) para el vigésimo cuarto domingo después de la Trinidad. Ese año Bach compuso un ciclo de cantatas corales, que empezó el primer domingo después de la Trinidad de 1724 y  fue interpretada por primera vez el 19 de noviembre del mismo año.
Para los luteranos,el año litúrgico se divide en dos grandes bloques. El primero , el llamado Proprium Temporale, recorre la vida de Cristo, organizándola alrededor de tres partes que tienen que ver con los siguientes acontecimientos:
  •  Adviento/Navidad.
  • Viernes Santo/Pascua y Pentecostés.
  • Santísima Trinidad. 

La segunda parte del año es la que nos concierne y corresponde a los llamados “domingos de después de la Trinidad”. En ella se nos propone la consideración de “la era de la Iglesia” y de los aspectos fundamentales de la vida cristiana. En la obra de Bach este periodo parece centrarse en la naturaleza humana, en sus pasiones y su debilidad, reforzando las necesidades tanto del temor al juicio de Dios como de la esperanza de su misericordia. Hacia el final del año litúrgico, los últimos domingos de esta segunda parte se centran en la consideración escatológica de la muerte y del final de los tiempos. Sin embargo, este último movimiento de espera del fin desemboca de nuevo en el Adviento, es decir, en otra espera: la del Nacimiento del Cristo.

La cantata BWV 26,está basada en un himno de Michael Franck de 1652 en el que, entre otras cosas, se da una enumeración de cosas transitorias y futiles para el hombre.

El primer movimiento sigue un patrón que era muy querido por Bach: el coral lo cantan las sopranos reforzadas por una trompa y las demás voces más graves se mueven libremente. La flauta, los oboes y las cuerdas realizan un bello contrapunto. A continuación viene un aria para tenor en la que las semicorcheas imitan el movimiento del agua, con un violín y una flauta obligados. Tras un recitativo, la siguiente aria sigue un ritmo de bourrée, aunque con un aspecto sombrío debido a la temática sobre la muerte de que trata el texto. El siguiente recitativo sigue siendo algo inquietante, cosa que queda aplacada gracias al coral con que concluye esta obra.

Las partes de la cantata son:

1. Coro: Ach wie flüchtig, ach wie nichtig.
2. Aria: So schnell ein rauschend Wasser schießt.
3. Recitativo: Die Freude wird zur Traurigkeit.
4. Aria: An irdische Schätze das Herze zu hängen.
5. Recitativo: Die höchste Herrlichkeit und Pracht.
6. Coral: Ach wie flüchtig, ach wie nichtig.

La bella instrumentación de la obra es: soprano, alto, tenor, bajo, coro, trompa, flauta travesera, tres oboes, dos violines, viola y bajo continuo.

Que la disfruteis.

Fuente: Wilkipedia, Bachiano (sobre el año liturgico luterano).Bach Cantatas,

(1) Thomaskantor (Cantor en Santo Tomás) es el nombre común que recibe el director musical del Thomanerchor, ahora un coro de niños internacionalmente conocido que fue fundado en Leipzig en 1212

miércoles, 31 de octubre de 2018

Dia de difuntos y musica para bienmorir



El momento mas trascendente en la vida del ser humano, es el momento de la muerte, aquel momento en que pasa de la finitud a la eternidad. A lo largo de la existencia terrenal, la música va acompañando  el devenir de cada uno; hay músicas para momentos alegres, música para momentos de tristeza, música para enamorados, congresos, actos académicos y un largo etc de eventos que supera lo que nuestra imaginación pueda concebir, por ello no es de extrañar que a lo largo de los siglos, el hombre haya ido componiendo también, obras para "bien morir" obras no sólo con la función de facilitar el tránsito los entre dos mundos o conmemorar la muerte de Jesucristo, sino también con la de homenajear al difunto, llorar la desaparición del ser amado o recordar la fugacidad de nuestra existencia.La música que acompaña esta entrada fue compuesta por el maestro Garcia Fajer, es parte de su oficio de difuntos y a mi particularmente no me importaría que acompañara el fin de mi existencia terrenal.
Entre los que a mi me han impresionado, se encuentran los Réquiem de Tomas de Victoria (1605) y de Mozart (1791) ,Berlioz (1837), Verdi (1874), Fauré (1887-88), Dvorák (1890) y Duruflé (1947).
Espero que os guste y que con ello empezemos a desterrar brujas y fantasmas de nuestras vidas.

jueves, 27 de septiembre de 2018

27 de Septiembre:Aniversario de la beatificación de Mons.Alvaro del Portillo



 “El beato Álvaro del Portillo, nos invita hoy a vivir una santidad amable, misericordiosa, afable, mansa y humilde. Los santos nos invitan a introducir en el seno de la Iglesia y de la sociedad el aire puro de la gracia de Dios, que renueva la faz de la tierra".

El beato Àlvaro del Portillo, fue uno de los protagonistas del Concilio Vaticano II, como impulsor del papel de los laicos en la Iglesia y de la identidad del sacerdote en la sociedad actual.

jueves, 28 de junio de 2018

No basta con soñar



Aquella luz que se asoma a tu ventana te está invitando a vivir. Aquella palabra amiga te está diciendo que eres importante y que mereces todo lo mejor. Pero las oportunidades no llegan solas, hay que buscarlas. Piensa que Dios te ha creado para un fin; llegaste a este mundo y tienes que descubrir lo maravilloso que eres y las grandes cosas que puedes lograr. Anímate a existir, a imaginar todo aquello que puedes construir y alcanzar. Esfuérzate por ser cada día una mejor persona. Irradia al mundo con alegría; contagia a los demás con tus buenas obras; todo te será retribuido. Cuando actuamos bien, lloverán bendiciones.
Pero hay que tener fuerza de voluntad para culminar aquello que soñamos porque muchas veces nos quedamos en imaginar cómo serían las cosas si las hiciéramos. Hay que emprender la tarea. No basta sólo con soñar; debemos reunir esfuerzos, disciplina, perseverancia, constancia, optimismo y resistencia, porque en la tarea podemos fracasar muchas veces hasta alcanzar la cima del éxito.

miércoles, 27 de junio de 2018

El Obispo y los tres pescadores




Un obispo recientemente nombrado en los mares del Sur, quería visitar cada rincón de su vasta diócesis. Hacia el final de la gira, divisó una pequeña isla.
-¿Está habitada? –preguntó.
-Sí, pero solamente por tres viejos pescadores –le respondieron-. No vale la pena que su Excelencia pierda su tiempo visitándolos. Viven aislados de todos, como primitivos, casi como salvajes. Algunos dicen que están chiflados.
-De todas formas, querría visitarlos –insistió el Obispo.
Cambiaron así la ruta y se dirigieron a la isla. El obispo quiso desembarcar solo y fue recibido con toda amabilidad por los tres extraños ancianos, que le brindaron a su excelencia sus mejores frutos y toda su gentileza.
-Hijos míos –les preguntó el obispo- ¿pueden decirme cómo pasan el tiempo en esta isla?
-Yo estoy muy ocupado –dijo el primero-. Desde muy temprano voy a pescar para que mis hermanos tengan qué comer. Además, las redes están ya muy viejas y gasto mucho tiempo remendándolas.
-También yo me la paso muy ocupado –dijo el segundo-. Desde temprano me voy a cazar a la montaña. Con la piel de los animales salvajes hago zapatos y vestidos para cubrirnos el cuerpo. Las plumas las usamos para colchones y almohadas. Si cazo un animal comestible, nos comemos su carne...
-En cuanto a mí –dijo el tercero-, yo construí esta humilde cabaña y la mantengo arreglada y limpia, y procuro que, cuando regresan mis dos hermanos, tengan la comida lista –procuro prepararle a cada uno lo que más le gusta-, y el agua para lavarse y refrescarse. En estas tareas, el tiempo se me pasa en un instante.
El obispo asentía con su cabeza y, cuando hubieron terminado, les preguntó:
-Pero, ¿cuándo rezan?
Los tres ancianos se miraron con perplejidad. “¿Rezar? ¿Qué cosa es esa? Nosotros somos ignorantes, no entendemos ¿Cómo se hace para rezar?”
Entonces el obispo, con una gran paciencia, les estuvo explicando lo que era la oración.
Hay que rezar para que Dios nos ayude. Dios es el padre de todos nosotros, y le tenemos que pedir la fuerza para vivir todos los días como hermanos. Debemos rezar para no ser egoístas, para no caer en la tentación, para que sepamos ayudarnos y perdonarnos”.
Los tres ancianos le asentían en silencio, apesadumbrados y perplejos.
-Les dejaría estos libros de oraciones, pero probablemente no saben leer.
-No, no sabemos –dijeron los ancianos un tanto entristecidos.
El obispo intentó en vano enseñarles la memorización de algunas oraciones sencillas. Por mucho que se esforzaban, los ancianos no podían retenerlas.
Sintiéndose fracasado, el obispo no tuvo más remedio que despedirse de ellos. Los ancianos se quedaron tristes.
En la placidez de su alcoba, el obispo daba vueltas en su cama sin poder dormir. Por fin, escuchó una voz vigorosa que le decía:
-¿Por qué te metiste con mis hijos predilectos? ¿Cómo te atreviste a enseñarles a orar si ellos se la pasan rezando todo el día? Levántate y vuelve de inmediato a la isla.
Devuélveles la alegría diciéndoles que su oración me agrada mucho.
(Versión libre de una historia de Bernard Bro)

jueves, 7 de junio de 2018

Mirando a las estrellas



Mirando las estrellas me di cuenta, que en cada una de ellas existe un paraíso. Mirándolas a ellas descubrí la infinidad de cosas que perdemos.
Ellas que están allá, tan lejos de éste mundo, al menos sobreviven con su pequeño brillo; y nosotros aquí, tan llenos de momentos, nos sentimos morir cuando algo se termina.
Mirando las estrellas comprendí el valor que no damos a la vida. Cuando ésta sin querer nos quita cosas, pensamos que es injusta y olvidamos que sin ella no seríamos quienes somos.
Hoy sin pensar vi volar una estrella en su gran mundo. . . La vi volar sin rumbo y la noté perdida.
Me di cuenta que a veces no sólo en éste mundo existe soledad . . . que ellas también la sienten, como cualquier persona, pero al menos siguen brillando, buscando una razón para salir de ella.
En cambio, nosotros, pensamos que estar solos es el fin de la vida; y no nos damos cuenta que a veces la soledad nos ayuda a encontrar respuestas que no estaban..…
Mirando las estrellas pude ver, que la felicidad llega en cualquier momento. . . que todo se termina en éste mundo, hasta lo más hermoso, hasta lo más molesto y doloroso.
Hoy mirando una estrella, sentí el calor de aquel amor que se fue... Y descubrí que en ella están los sueños, los besos y aquel tiempo que se perdió algún día…
Comprendí que el amor tiene un millón de vueltas… Que a veces nos sorprende, nos da felicidad, y a veces se transforma en lo peor que hay…
Mirando una estrella, crecí un poquito más. Aprendí a sonreír, y a ver la realidad. Mirando una de ellas, pude ver la verdad:
que no sirve el ORGULLO cuando existe AMISTAD;
que no sirve LLORAR cuando un amor se va;
que no vale la pena aprender a CALLAR;
que no existen FRONTERAS cuando tenemos VIDA ;
que la Virgen María es la estrella que me lleva al Paraiso;
que la vida lejos de Jesús es demasiado triste y sin sentido.
¡ ¡ ¡ ¡ QUE APRENDER A VIVIR, ES LO MEJOR QUE HAY ! ! ! !

ORACIÓN:
Aquí estoy aquí, Señor. Pongo mi vida a tus pies. Sé que no soy digno de estar aquí, delante de Ti; sin embargo, creo que Tú me amas y quieres que esté contigo. Confío en tu misericordia y en la alegría que te da verme. Te amo y, aunque mi vida sea un desastre, quiero que sea un nido de amor donde Tú puedas reposar y amar en mí a los que me rodean. Gracias por todo, Jesús, y ayúdame a escucharte.

El Video del Papa 06-2018 – Las redes sociales – Junio 2018



Francisco nos pide rezar en junio «para que las redes sociales no anulen la propia personalidad, sino que favorezcan la solidaridad y el respeto del otro en sus diferencias». Fuente: El vídeo del Papa.

lunes, 28 de mayo de 2018

Ciclos litúrgicos con J.S.Bach-Domingo de la Trinidad BWV 129 "Gelobet sei der Herr, mein Gott


La Cantata BWV 129, esta basada en el himno de  Johann Olearius " Gelobet sei der Herr, mein Gott " (Alabado sea el Señor", mi Dios) con cuyas palabras Bach, explicó el misterio de la Trinidad al referirse a los aspectos característicos de cada una de las tres divinas personas.
Dios Padre siendo " Mein Gott, mein Licht, mein Leben, mein Schöpfer " (mi Dios, mi luz, mi vida,
mi creador-estrofa 1), Dios Hijo " Mein Gott, mein Heil, mein Leben, des Vaters Liebster Sohn " (mi Dios, mi luz, mi vida-estrofa 2, aria bajo), Dios Espíritu Santo " Mein Gott, mein Trost, mein Leben, des Vaters werter Geist"(mi Dios, mi luz, mi vida-Estrofa 3; soprano aria). La estrofa 4 envuelve la noción de la Santísima Trinidad en un alto aria, dando como resultado una canción de alabanza (estrofa 5) por un coro exultante rodeado por la orquesta tocando independientemente, pero en perfecta armonía con el coro.
La cantata coral BWV 129 es diferente de la mayoría de los demás, no solo porque Bach usó el texto literal del himno de Johan Olearius, sino también porque no incluyó ningún recitativo. 
El primer movimiento, de inmediato nos pone de un humor festivo con las cuerdas y los instrumentos de viento bailando alegremente, interrumpidos por los llamativos ta-ta-tams de las trompetas y los timbales. 
 Es como si Bach desde el principio quisiera decirle a su congregación: "Poneos en pié hermanos y hermanas,  el himno de hoy no requiere una piedad tranquila. ¡Alégrate, Dios es nuestra Luz, nuestra Salvación y nuestro Consuelo!. Alabemos al Señor con todas nuestras fuerzas.

Las partes de esta cantata son:

1. Coro: Gelobet sei der Herr, mein Gott.
2. Aria: Gelobet sei der Herr, mein Gott, mein Heil.
3. Aria: Gelobet sei der Herr, mein Gott, mein Trost.
4. Aria: Gelobet sei der Herr, mein Gott, der ewig lebet.
5. Coral: Dem wir das Heilig jetzt.


jueves, 10 de mayo de 2018

Ciclos Liturgicos con J.S.Bach;La Ascensión BMW 11"Lobet Gott in seinen Reichen"



Lobet Gott in seinen Reichen, BWV 11 (Alabad a Dios en su reino), también conocido como Himmelfahrtsoratorium (Oratorio de la Ascensión), es un oratorio escrito por Johann Sebastian Bach, indicado por él mismo en la partitura como Oratorium In Festo Ascensionis (Oratorio para la fiesta de la Ascensión). La obra probablemente fue compuesta en 1735 para la festividad de la Ascensión y estrenada el 19 de mayo de 1735. Aunque se lo conoce como un oratorio, la BMW 11, no es más que una cantata extendida,La principal peculiaridad de esta cantata es la cadena de recitativos que la configuran, cinco en total.
No cabe la menor duda para un cristiano que, el sufrimiento de Cristo en la Cruz, debe ser un tema de meditación y motivación pero, de igual manera,  su Resurrección y posterior Ascensión al Cielo, debe ser un motivo de jubilo y celebración. 

El Castillo de Pensamientos Indiscretos



Hace ya doce años que me incorporé a la "blogosfera" con este humilde blog, sin otra pretensión que compartir, ideas, aficiones, pensamientos , música y un largo etc, de cosas que transitan por mi intelecto. En aquel entonces elegí como imagen un castillo que me impresionó, el castillo de Chillon (en francés, Château de Chillon) un castillo de Suiza de origen medieval que se encuentra a orillas del lago Lemán, en la comuna de Veytaux, en el cantón de Vaud. Tiene forma oblonga, con unas dimensiones de 110 m de largo por 50 m de ancho y una altura máxima de 25 m. Es una importante atracción turística. Fue una importante edificación defensiva ya desde la Edad del Bronce, que después fue fortificada por los romanos. El castillo de Chillon fue ocupado sucesivamente por la Casa de Saboya y más tarde por los berneses desde 1536 hasta 1798. La zona más antigua del edificio es de estilo gótico, construido en el siglo XIII; sus salas sirvieron de inspiración al poeta inglés Lord Byron. Está catalogado como monumento histórico de Suiza.
Tras una muy larga temporada sin imagen en el diseño del blog, he decidido recuperarlo y situarlo en el lugar del que nunca debió desaparecer, la cabecera delmismo,os dejo que disfruteis con estas imagenes y os prometo compartir otros baluartes que merece la pena conocer
Posted by Picasa

domingo, 22 de abril de 2018

J.S. Bach .Cantata 112 "Der Herr ist mein getreuer Hirt",



"Der Herr ist mein getreuer Hirt","El Señor es mi  pastor fiel"

Der Herr ist mein Getreuer Hirt (El Señor es mi pastor fiel), BWV 112, es una cantata de iglesia para el segundo domingo después de Pascua, conocido entonces como Misericordias Domini, actualmente el equivalente sería el  domingo del Buen Pastor, que se celebra el cuarto domingo de Pascua. Esta cantata fue compuesta en Leipzig y la primera actuación se realizó el 8 de abril de 1731. Se basa en el himno de Wolfgang Meuslin, una paráfrasis del Salmo 23 (1530), Las lecturas prescritas para ese domingo eran de la Primera Epístola de Pedro (Cristo como modelo - 1 Pedro 2: 21-25), y desde el Evangelio de Juan, (el Buen Pastor - Juan 10: 11-16).
La Cantata esta compuesta para  soprano, alto, tenor, bajo, trompas, oboe d’amore, fagot, cuerdas y continuo. Obra de pequeñas proporciones, que utiliza incluso el mismo material del choral final en el coro inicial. Destaca por su especial belleza el dúo (Soprano y Tenor) Du bereitest für mi reinen Tisch,(Preparas para mí una mesa) .
Como hemos referido al principio, el texto de la cantata es una paráfrasis del salmo 23, uno de los mas bellos del salterio y de los más comentados y orados a lo largo de los siglos, tanto por la tradición judía como por la cristiana. 

El Señor es mi pastor, nada me falta.
En prados de hierba fresca me hace reposar,
me conduce junto a fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.

Me guía por el camino justo,
haciendo honor a su Nombre.
Aunque pase por un valle tenebroso,
ningún mal temeré,
porque Tú estás conmigo.

Tu vara y tu cayado me dan seguridad.
Me preparas un banquete
en frente de mis enemigos,
perfumas con ungüento mi cabeza
y mi copa rebosa.

Tu amor y tu bondad me acompañan
todos los días de mi vida;
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

También es uno de los más usados en el arte. Basta recordar las numerosas pinturas de las catacumbas. En ellas se suele representar a Jesús como un joven sin barba, de pie, con vestido corto y zurrón, con una oveja sobre sus hombros y la cabeza suavemente apoyada sobre la oveja. 
En la Liturgia cristiana se lee como salmo responsorial en distintas fiestas del Señor y se propone para todo tipo de celebraciones (bautizos, matrimonios, funerales, etc). Es un texto hermoso y poético, que nos habla de la ternura de Dios y de los sentimientos que experimenta quien se encuentra con Él: alegría, paz, seguridad, confianza, plenitud de vida.

Puedes encontrar el texto de la cantata , en alemán y español AQUI

Espero y deseo que a través de esta cantata y de la lectura reposada del salmo , tu alma y la mía se eleven a cotas mas altas desde donde, sin duda alguna, comenzaremos  a percibir la dulzura y el amor sin limites de ese Padre Bueno que nos sostiene en el ser y en el existir.

lunes, 26 de marzo de 2018

Ciclos Liturgicos: La Pasión con J.S.Bach


Bach, Matthäus-Passion BWV 244

Todo lo que es creado, es intrínsecamente limitado, finito, contingente y, como tal,es constitutivamente inhábil para expresar el misterio de Dios, pero  a su vez nos proporciona  pistas, atraves de las cuales, podemos desarrollar esa intuición que nos lleve a Él: la belleza de lo creado, la bondad intrínseca del ser, y tantas realidades de la vida cotidiana. Entre tantas realidades, existe para mi un camino que ayuda a elevar la parte inmaterial del hombre hacia el origen de su existir y, este camino , es el de la música sacra. La música sacra es un atajo  que como dardo certero impacta en nuestro corazón y  eleva el alma humana.y la eleva hacia Dios " Un relámpago que brilla y una oscura nada que ninguna criatura contempla con su vista" (San Agustín).


En esta ocasión, en ese camino, en ese atajo que busca la elevación del espíritu, vamos a centrarnos en una obra que es a la música, lo que el Quijote a la literatura, una de las obras mas profunda, genial y hermosa de la historia de la música " La Pasión según San Mateo" de J.S.Bach. Tal es la grandeza, la elevación de la música en ella contenida, que su efecto, en la sensibilidad del hombre actual, sigue siendo enorme mas de dos siglos despues de su composición.Su grandeza nos hace sentir insignificantes.


Bach escribió esta partitura en la cúspide de su creatividad, tras experimentar en los mas variados géneros musicales ,de ese modo, llego a poseer las herramientas necesarias para construir uno de los mayores monumentos a la inspiración.


La Pasión es una forma musical similar al motete y al oratorio, cuya finalidad principal es la narración de la Pasión de Cristo según relatan los evangelios. En su composición se utilizan practicamente las misma formas que en el oratorio y la cantata. En la edad Media, ya era costumbre repartir entre los solistas, las voces de Jesucristo, Caifas, Poncio Pilato y otros personajes.En el s.XV, se introdujo la forma polifonica, dando lugar a lo que se conocía como pasión coral. La pasión tuvo su punto álgido en la Alemania luterana (S. XV y XVI). En el s.XVIII, es la pasión en forma de oratorio, la que mejor se adapta a las exigencias luteranas.


Bach compuso cinco pasiones  de las que han sobrevivido dos completas: La Pasión según san Juan (BWV 245) y la Pasión según San Mateo (BWV 244) existe una tercera de la que solo se ha conservado el texto y es La Pasión según san Marcos (BWV 247).


La Pasión según San Mateo nos sumerge en un estado de devoción y amargura desde el primer compás. Se abre con una extensa introducción orquestal, a continuación un primer coro se lamenta "Kommt,ihr Töchter,helft mir klagen" "Venid,hijas,haced coro con mi llanto" y un segundo pregunta la razón "Schert Wen? Den Bräutigan" " ¡Mirad! ¿A quien? Al amado" se inserta a continuación el coral "O Lamm Gottes Unschulding" "¿Oh inocente cordero de Dios!" tras el coral el evangelista comienza la narración y Cristo pronuncia sus primeras palabras anunciando su propia muerte "Ihr wisset,das nach zweien Tagen Oster wird" "Bien sabeis que de aquí a dos dias se celebrará la Pascua..." El Coral que le sigue "Herzliebster Jesu;was hast du verbrochen" es la respuesta conmovida de la gente. Retoma el evangelista la narracion donde da cuenta de la puesta en marcha de la conspiración contra Jesús, su muerte esta cada vez mas próxima, de nuevo se oye la voz del Mesías en el recitativo en la casa de Simon el leproso "WasBekúmmert ihr das Weib? "¿Porque afligis a esta mujer?  y así continua el relato acompañado por una  melodía en la que las flautas y oboes soportan una delicada y bella polifonia hasta que la acción se traslada a Getsemaní donde finaliza la primera parte con el beso de Judas en la mejilla acto que ocurre tras el Coral "Was mein Gott will"Que siempre se cumpla la voluntad de Dios.


La segunda parte comienza con un aria de contralto "So ist mein Jesus nun gefangen" "Así es apresado mi Jesús" y así flotando sobre la melodia de oboes y viola , especulando con elementos mínimos como la viol y el continuo con organo, llegamos al palacio de Caifas donde Pedro niega dos veces conocer a Cristo llegamos al "Erbame dich,mein Gott" "Ten piedad de mí Dios mio" una de las mas emocinantes melodias escritas por la pluma de Bach, aria para contalto. Es la voz arrepentida de Pedro que pide piedad a Dios por su infidelidad con tanto amor y arrepentimiento que llega a producir angustia y desasosiego. 


Siguiendo el relato de la Pasión llegamos a la desgarradora aria de soprano "Aus Liebe will mein Heilanda sterben" "Por amor quiere morir mi Salvador"  en ella, a por medio de una flauta travesera y dos oboes se refleja un dolor infinito.La obra se cierra con dos escenas: una íntima y otra grandiosa, a la par que entrañable.

Ante el sepulcro del Señor, cada uno de los solistas –bajo, tenor, contralto y soprano- expresan el agradecimiento de las distintas personas del pueblo al Señor que descansa, y sus intervenciones inspiran al coro, a modo de estribillo, esta sencilla frase "Mein Jesu, gute Nacht!" “¡Jesús mío, buenas noches!”


Espero que disfrutéis de esta magnifica obra que es en si misma una oración de contemplación y de súplica. Oídla leed el texto y dejaos empapar de un amor infinito. Es ese el único modo de escuchar, de sentir el contacto de las manos benditas de Dios y escuchar su voz llamándote y llamándome como lo llamó a Él " Este es mi hijo amado"


Podeis seguir el texto AQUI

viernes, 23 de marzo de 2018

J.S.Bach BWV 1 "Wie schön leuchtet der Morgenstern",Domingo de Ramos-Anunciación 1725


Wie schön leuchtet der Morgenstern, BWV 1 "Como brilla el lucero de la mañana"  

En la amplia de Juan Sebastian Bach no encontraremos composiciones para el tiempo de Cuaresma. Los servicios religiosos en el Leipzig luterano, las lecturas y la música que requerían eran regulados en detalle. El Libro de Iglesia (Completo Libro de Iglesia, que contiene los evangelios y las epístolas para cada fiesta, domingo y día del Apóstol de todo el año...) enumera la lectura prescrita, que se repite cada año.​ El año litúrgico empezaba con el primer domingo en Adviento y estaba dividido en días de fiesta, periodos de ayuno y el tiempo no festivo después del domingo de Trinidad. En música, no había música de concierto como una cantata durante el periodo de la Cuaresma,en los que la música quedaba silenciada como preparación espiritual a la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo´. Pero el día 25 de marzo del año 1725 se dio una coincidencia poco habitual en el calendario litúrgico. En efecto, se conmemoraban a la vez Domingo de Ramos (festividad cuya fecha cambia de año en año, de acuerdo con los ciclos lunares) y la Anunciación (festividad fija, que se celebra cada año en esta fecha). A la práctica esto quiere decir que marcaba el fin los días de Cuaresma. Este año , se da la misma coincidencia, coinciden el 25 de marzo las festividades del Domingo de Ramos y la Anunciación. Para este día compuso Bach la  la cantata BWV 1 "Wie schön leuchtet der Morgenstern",  "Como brilla el lucero de la mañana" (El mismo nombre que lleva  preludio coral  (BuxWV 223) de Buxtehude). , esta magnífica y exuberante obra se abre con una fantasía coral en la que las sopranos cantan la melodía original, bien conocida por los feligreses de la época, que no es descartable que en algunos momentos se unieran al canto.

El coral original, pues, queda en un plano superior a las demás voces, causando un efecto etéreo que se acentúa por el hecho de que Bach aumenta los valores de las notas originales, en un procedimiento muy recurrente en todas las cantatas. Además, las trompas doblan esta melodía. La primera exposición, con todo, se deja en manos de los violines obbligati, que se la van alternando en la introducción instrumental. Mientras la cuerda de sopranos entona el himno, altos, tenores y bajos van reinterpretando cada verso en contrapunto. Solamente hay dos excepciones en todo el coral: Bach resalta dos palabras dándoles una textura homofónica que contrasta con el resto. Son lieblich y freundlich, amado y amistoso, dos atributos del Mesías que en el texto de Nicolai ya aparecen, de hecho, destacados, al ocupar cada uno un verso diferente, sin la compañía de ninguna otra palabra. Aparecen, además, justo después de un verso, Hast mir mein Herz besessen (has poseído mi corazón) cuya melodía entronca con el célebre Coral de la Pasión tan presente en la de San Mateo, así como en algunas otras obras en las que Bach considera conveniente recordarnos que el destino del niño que va a nacer es morir en la cruz para redimirnos. En palabras de Albert Schweitzer, en este coral “la música convierte el  texto en una expresión de exuberancia mística” (J.S. Bach, II, 362).(1)