Mas Claro Imposible:


El verdadero creyente obtiene la salvación profesando que Jesús es el Señor y creyendo que Dios lo ha resucitado de entre los muertos. Lo ha subrayado Benedicto XVI en la catequesis de la audiencia general dedicada a la doctrina paulina de la resurrección, estrechamente unida a la tradición que se formó en las primeras comunidades.Benedicto XVI: "La teología de la cruz no es una teoría, sino la realidad de la vida cristiana. Vivir en la fe en Jesucristo, vivir la verdad y el amor, implica renunciar cada día, implica sufrimientos. El cristianismo no es el camino de la comodidad, sino más bien un esfuerzo exigente, iluminado por la luz de Cristo y su gran esperanza. Por lo tanto el creyente se encuentra entre dos polos: por un lado, la resurrección que de algún modo está ya presente y operante entre nosotros; y por otro, la urgencia de introducirse en el proceso que conduce a todos y todo hacia la plenitud, descrita en la Carta a los Romanos: toda la creación gime y sufre los dolores del parto y de este modo nosotros gemimos en la espera de la redención de nuestro cuerpo, de nuestra redención y resurrección".


Benedicto XVI
En el mismo sentido