Los Contratenores



Quiza os haya sorprendido en el post titulado Regina Coeli Laetare, lavoz del interprete, esta voz corresponde a un contratenor , en este caso es la del virtuoso Philippe Jaroussky.

El contratenor es el cantante adulto que canta en el registro vocal masculino más agudo, empleando el falsete, la voz de cabeza y la voz de pecho. La aparición de estos cantantes surge como una alternativa ante la negativa de la iglesia catolica para los castrati, por lo cual quienes podían suplantar de algún modo estas obras líricas eran los contratenores. El mas famoso de todos los castrati y quizá el más grande en toda la historia de la ópera, fue bautizado al nacer como Carlos Broschi, nombre que él relegaría a un segundo plano al adoptar el de Farinelli, como una forma de agradecimiento hacia los hermanos Farina, sus benefactores.
Volviendo al Contratenos,el uso de la voz de contratenor y el uso del falsete se remontan varios siglos en la historia de occidente. Con el nacimiento de la polifonía en los siglos XII y XIII sabemos de su uso, que se perpetúa hasta el S. XVIII en las composiciones polifónicas. A este tipo de voz se le encomiendan las partes más agudas (generalmento "alto" y ocasionalmente "superius", "cantus" o en la Península Ibérica, "tiple".
Con el nacimiento de la voz solista, el canto acompañado y el desarrollo del Barroco desde comienzos del siglo XVII, a este tipo de voz se le dará mucha notoriedad, escribiéndose para ella innumerable repertorio solista.
Con la llegada del Clasicismo en la segunda mitad del siglo XVIII, se verá desplazada por el gusto del nuevo público y de los compositores. El Romanticismo sancionará esta nueva dirección y se generalizará la idea de que el falsete es un canto erróneo, dañino técnicamente, inadecuado y afeminado.
En el siglo XX renace el interés por esta voz al tiempo que por la interpretación histórica de la Música Antigua. El hombre que renovó su popularidad fue Alfred Deller. Deller inició su carrera cantando piezas para contratenor en música barroca en los años cincuenta, y con el tiempo fue ganando fama. Desde entonces, se ha incrementado significativamente el número de contratenores que han hecho carrera en el mundo operístico y en los estudios de grabación.
Os dejo tambien este enlace a la Camerata Vocale Sine Nomine.un coro de La Habana que recupera la figura renacentista del contratenor,