La soledad del Nazareno




Continuando con las imágenes que he captado de la Semana Santa de Cartagena, durante uno de los desfiles procesionales, me dio por pensar-que miedo me da pensar- en los penitentes. Siempre he considerado que había cierta hipocresía en muchos de los que visten el habito del penitente, juicio gratuito, por primera vez en mi vida me vi en el interior de un penitente, traslade mi alma y mis sentidos a su soledad, sí y reitero la afirmación, su soledad. Durante horas permanece en una hilera, ante su escaso campo de visión la espalda de quien le precede, realmente son horas de soledad como la del maestro en el Calvario, son momentos en que obra el Espíritu. La procesión finaliza, el nazareno vuelve a la realidad, quizá la prisa y el ruido del mundo al que ha regresado le impidan recordar esos momentos de soledad pero… están ahí, Dios que no tiene prisa sabrá el momento en que darán sus frutos.

Para meditar:


AUDIO

AUDIO:

Domingo de ramos.

AUDIO: Lunes santo.

AUDIO: Martes santo.

AUDIO: Miércoles santo.

AUDIO: Jueves santo.

AUDIO: Viernes santo.

AUDIO: Sábado santo.

AUDIO: Domingo de Resurrección