La Tierra del Maestro: Un viaje Espiritual a Tierra Santa (VII) Belén ,Bet Sahur y Ein Karem


Belén.-
Partimos del hotel temprano como cada mañana, y al igual que cada día, desde que comenzamos nuestra peregrinación "abuna" Cobo nos invitaba a orar con un "por rezar no se muere nadie" y comenzaba el rezo del Ángelus. Que sabor tan especial adquiría esa mañana del 4 de marzo cuando a la invocación "Et Verbum caro factum est" "El Verbo de Dios se hizo Carne"  respondiamos "Et habitávit in nobis"  "Y habitó entre nosotros" íbamos al lugar donde el Verbo vió la lúz. Casi no recuerdo el exterior de la Basílica de la Natividad, mi mente estaba transportada al pesebre. Según nos contó el padre Cobo, fue la única Basílica de Tierra Santa que escapó a la destrucción de los persas en el 614, no la arrasaron al contemplar un mosaico en el estaban representados los Magos de Oriente,ya que iban vetidos con vestiduras persas . Tambien la respeto en el 635 el califa Omar por ser el monasterio donde Maryam dió a luz al profeta Isa -Jesús). Cuando llegamos , se estaba celebrando una misa en el rito armenio, el rito armenio es un rito independendiente establecido por San Gregorio el iluminador (257-330) fundador y santo patrón de la Iglesia Apostólica Armenia.



En cuanto termino la misa armenia, fuimos bajando a la gruta, Jesús nació en una gruta de Belén, dice la escritura "porque no hubo lugar para ellos en el mesón" (Lc 2,7) .
 Belén fue fundada por los cananeos hacia el año 3.000 antes de Cristo. Es mencionada en algunas cartas enviadas por el gobernador egipcio de Palestina al faraón, en torno al año 1.350 a. C. Después, la conquistaron los filisteos. En la Sagrada Escritura, se alude por primera vez a Belén – que por entonces se llamaba también Éfrata: la fértil– en el libro del Génesis, cuando se relata la muerte y sepultura de Raquel, la segunda esposa del patriarca Jacob: Raquel murió y fue sepultada en el camino de Éfrata, es decir, de Belén (Lc. 2, 7).
Aquí nació nuestro Señor
Más adelante, cuando se hizo el reparto de las tierras entre las tribus del pueblo elegido, Belén quedó asignada a la de Judá y fue cuna de David, el pastorcillo –hijo menor de una familia numerosa– elegido por Dios como segundo rey de Israel. A partir de entonces, Belén quedó unida a la dinastía davídica, y el profeta Miqueas anunció que allí, en esa pequeña localidad, nacería el Mesías:

Pero tú, Belén Éfrata, aunque tan pequeña entre los clanes de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser dominador en Israel; sus orígenes son muy antiguos, de días remotos. Por eso Él los entregará hasta el tiempo en que dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces, el resto de sus hermanos volverá junto a los hijos de Israel. Él estará firme, y apacentará con la fuerza del Señor, con la majestad del Nombre del Señor, su Dios; y ellos podrán reposar, porque entonces él será grande hasta los confines de la tierra (Mi 5, 1-3).


Nada mas pasar y besar el lugar donde la tradición nos indica que nació nuestro Señor, nuestro guía nos ofreció la posibilidad al que quisiera  de permanecer más tiempo en el lugar, quedamos con el resto del grupo a una hora concreta y allí  permanecí media hora o algo mas en oración en la gruta, tambien lo hicieron otros miembros del grupo, recuerdo a  Moises, Andreita y tambien Jose, nuestro periodista; no recuerdo si alguien mas se quedó. Aún no doy credito a aquellos minutos ante el lugar donde Jesús, segunda persona de la Trinidad, ve la luz del mundo. Como dice el simbolo Atanasiano " El cual, aunque es Dios y hombre, no son dos Cristos, sino un solo Cristo.Uno, no por conversión de la divinidad en cuerpo sino por asunción de la humanidad en Dios". Meditar estas cosas, pensar en la grandeza de Dios y en la pequeñez del hombre, constatar la soberbia del hombre que quiere ocultar a su Creador y admirarme de la humildad de Dios que solo puede amar al hombre, hizo que el tiempo no tuviese la más mínima importancia. La puerta de entrada a la Basílica es muy pequeña, hay que agaharse para entrar, solo hay unos privilegiados que no necesitan agacharse, los niños, para poder entrar hay que hacerse niño (Mc 10,13-16).
 “No alcanzaremos jamás el verdadero buen humor, si no imitamos de verdad a Jesús; si no somos, como El, humildes. Insistiré de nuevo: ¿habéis visto dónde se esconde la grandeza de Dios? En un pesebre, en unos pañales, en una gruta. La eficacia redentora de nuestras vidas sólo puede actuarse con la humildad, dejando de pensar en nosotros mismos y sintiendo la responsabilidad de ayudar a los demás”(San Josemaría Escrivá)



Bet Sahur,Campo de los Pastores.-

De Belén nos dirijimos Bet Sahur (“campo de los pastores”) que es donde se cree que el ángel se apareció a los pastores a anunciar el nacimiento del Niño Jesús, donde hay una cripta que es el resto de una iglesia. La iglesia representa una tienda de pastores, es obra de Barluzzi en 1954 y fue donada por Canadá. Es curioso como la lógica de Dios nada tiene que ver con la humana. El hacer acepción de personas entra dentro de nuestro actuar cotidiano, no importa cuánto vales sino cuánto tienes, no importa cómo eres sino cómo te ve el resto, nadie se preocupa por el valor interno y todos califican a las personas en función de la imagen externa, porque la sociedad actual está basada en la apariencia, pero, los llamados por los ángeles para ir al pesebre no eran los dirigentes del pueblo, eran unos pobres pastores, despreciados por el resto de la sociedad, su vida de nómadas les impedía cumplir los preceptos de la Torá.



Allí celebramos la Santa Misa, jamas podremos agradecer suficientemente a Jesús el regalo de la Eucaristía, de su presencia real en las especies eucaristicas donde verdaderamente residen su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad.
"Ante todo queremos recordar una verdad, por vosotros bien sabida, pero muy necesaria para eliminar todo veneno de racionalismo; verdad, que muchos católicos han sellado con su propia sangre y que celebres Padres y Doctores de la Iglesia han profesado y enseñado constantemente, esto es, que la Eucaristía es un altísimo misterio, más aún, hablando con propiedad, como dice la sagrada liturgia, el misterio de fe. Efectivamente, sólo en él, como muy sabidamente dice nuestro predecesor León XIII, de feliz memoria, se contienen con singular riqueza y variedad de milagros todas las realidades sobrenaturales".Luego es necesario que nos acerquemos, particularmente a este misterio, con humilde reverencia, no siguiendo razones humanas, que deben callar, sino adhiriéndonos firmemente a la Revelación divina.(Mysterium fidei,Pablo VI)






Ein Karem.-

 Tras el almuerzo, nos dirijimos a Ein Karem, a tan solo siete kilometros de las murallas de Jerusalén, San Lucas en su evangelio, nos relata "Por aquellos días, María se levantó y marcho deprisa a la montaña, a una ciudad de Judá; y entró en casa de Zacarias y saludó a Isabel"(Lc 1, 39-40).



 Si uno consulta google map y escribe la ruta de Nazaret a Ein Karem, le da una distancia de 144,7 Kms. hoy en día una hora y media mas o menos en vehículo, pero ¿hace 2000 años? ¿os imaginais el viaje de María? yo estoy seguro que José, quien mas a querido a la Virgen María organizaría su viaje aprovechando alguna de la caravanas que se dirigian a Jesrusalén, viajar en caravana era la forma habitual en los tiempos de Jesús debido a los bandidos, animales salvajes etc. Seguramente José la  acompañó, ya que el viaje sería de por lo menos cuatro jornadas y despues de dejarla en casa de Zacarías , regresaría a Nazaret para atender su negocio.
Ein Karem,  es un hermoso valle repoblado de de arbolado, con vegetación exuberante.


María  fué a servir a su prima,  se encuentra con Isabel y por encima de todo previsión,ve como la bendicen y la proclaman madre del Mesías.

" Y entró en casa de Zacarias y saludó a Isabel.Y cuando oyó Isabel el Saludo de María, el niño saltó en su seno, e Isabel quedó llena del Espiritu Santo; y exclamando en voz alta,dijo:Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre ¿De donde a mí tanto bien, que venga la madre de mi Señor a visitarme?".(Lc 1,41-44).



¿Os imaginais la escena, la ternura de Isabel? quizá nuestro corazón este algo endurecido por nuestro ritmo de vida y la contaminación del racionalismo salvaje que nos circunda pero, vamos a pedirle a Dios que como en el Cántico de Ezequiel:

 y os daré un corazón nuevo, 
y os infundiré un espíritu nuevo;
 arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra, 
y os daré un corazón de carne. 
                                                                                          (Ez 36,26)

Nos de un corazón de carne para introducirnos en aquella escena y junto a la ternura y la visón profetica de Isabel, seamos capaces de captar la humildad y la sinceridad de esa niña, María , que reconoce en el Magnificat, que sin hacer ella nada, el Señor ha permitido que se cumplan en ella las promesas echas al pueblo de Israel. Quizá esa consideración , nos ayude a expulsar el YO de nuestras vidas.

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en 
Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,porque el 
Poderoso ha hecho obras grandes por mí:su nombre es santo, y su 
misericordia llega a sus fieles de generación en generación.
El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón,
 derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los 
hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia 
-como lo había prometido a nuestros padres- 
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.



Desde la Iglesia de la Visitación, nos dirijimos a la Iglesia de San Juan Bautista,La iglesia cruzada del XII siglo fue restaurada en el 1621 por el Custodio de Tierra Santa Tommaso Obicini da Novara y abierta en el 1675.
La construcción actual, proyectada por el arquitecto Antonio Barluzzi, es del 1939.En el interior de la iglesia hay una gruta, que la tradición identifica con el lugar de nacimiento de Juan. El muro del patio de la iglesia, casi una imagen especular de la Iglesia de la Visitación, muestra la oración de acción de gracias que Zacarías decía cuando Juan nació, el Benedictus (Lucas 1:68-79) en 24 idiomas.




 A la izquierda del altar, una escalera conduce a la gruta natural llamada Gruta del Benedictus, en cuya fachada se puede leer: "BENEDICTUS DOMINUS DEUS ISRAEL, QUIA VISITAVIT, ET FECIT" "Bendito Sea el Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido"


La gruta, según la tradición es una parte de la casa de Zacarías e Isabel, padres de Juan Bautista. Bajo el altar, una estrella de mármol señala el lugar donde nació San Juan Bautista, con la leyenda “ Aquí nació el Precursor del Señor”.  Juan es el profeta, el mensajero, el heraldo que viene delante del gran rey; el que, estando todavía en el seno de su madre, saltó de alegría , cuando María saludó a Isabel; el que decía de si mismo que no era la luz, pero si el testigo de la luz, la voz que clama en el desierto para preparar el camino al Señor y enderezar sus senderos. 

Tras la visita a la Iglesia del Bautista, mientras esperabamos al " colectivo" pudimos disfrutar de los zumos obtenidos de las magníficas frutas que da aquel vergel, especialmente la granada. Una jornada que termina y un tiempo de reflexión para asimilar lo visto.