Las Banderas de la Basílica del Pilar

"Anda y rézale a la Virgen y dile que no entro a verla que me da vergüenza icile que te quiero mas que a ella"(Miguel Fleta)

Es cosa corriente que aquellos que visitan la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, se pregunten por el significado de las banderas que adornan sus paredes en rededor de la Santa Capilla. La historia viene a ser esta. Hoy en día hay muchos hermanos nuestros de aquellas benditas tierras de Hispanoamérica que piensan que España todo lo hizo mal y esa aseveración no puede estar mas lejos de la realidad. España llevo a esas tierras hermanas, cultura y fe y cuando tras un periodo de tres siglos de inculturización, aquellas comunidades fueron adquiriendo la madurez suficiente, en un movimiento natural, quisieron como el hijo que alcanza la mayoría de edad, emanciparse de la autoridad paterna. Bien es sabido que a los padres les cuesta perder la tutoría y por ello hubo que luchar en reivindicación de esa autonomía que su incipiente madurez reivindicaba.
Es por ello que se explica que el 29 de noviembre de 1908, las nuevas naciones, nacidas bajo la maternal sombra de la bandera española-como describe D. Manuel Ureña en la revista del Pilar-vinieran en peregrinación a Zaragoza bajo los auspicios de don Ramón Jara ,obispo de San Carlos de Ancud, quien con el beneplácito de noventa obispos de aquellas diecinueve nuevas naciones y tras haber sido bendecidas en Roma por S.S. Pio X, vinieran en peregrinación para depositar las sus banderas nacionales a los pies de Santa María del Pilar.