La actitud del silencio

"El silencio habla, nuestro silencio puede expresar la cercanía, la solidaridad y la atención hacia los demás. El silencio es una manera poderosa para expresar nuestro respeto y nuestro amor por los otros. En el silencio escuchamos al otro, le damos la prioridad a la palabra del otro. El silencio es una actitud activa. Es nuestro silencio el que permite y da espacio al otro para hablar", (Benedicto XVI).

En nuestra cultura existe el riesgo de no escuchar la pregunta del otro y de querer imponer respuestas prefabricadas", cuando en el silencio es "donde puede florecer un diálogo entre aquel que hace la pregunta y el que busca responder. En esto hay un diálogo, una interactividad y es una verdadera búsqueda de la verdad".(Mons.Claudio María Celli, presidente del Consejo Pontificio de las Comunicaciones )

Relacionado:

Una virtud silenciosa"La Amabilidad)