SAN JUAN MARIA VIANNEY


San Juan Vianney, ha sido propuesto como ejemplo a seguir para todos los sacerdotes. Quien no conozca su vida, se preguntará que ¿quien fue este hombre y que virudes le adornaban para llegar a ser propuesto en el 150 aniversario de su muerte , como ejemplo para todos los sacerdotes?, yo os voy a dejar una pequeña semblanza , el resto corresponde a vuestra curiosidad.
Juan Vianney es un campesino de familia pobre. De niño, cuida del burro y de tres ovejas. De mozo, tiene que arar el campo. Lleva consigo una medalla que pone al borde del campo, y al llegar allá con al arado o el azadón, la Virgen se lleva un beso muy fuerte... Es un joven tan bueno, que más de una vez dijeron a su padre: Pero, ¿por qué no metes a tu hijo en el seminario para que sea cura?... El caso es que un día fue al seminario. Y lo despidieron al fin porque no había manera de meter el latín en aquella cabeza,
pero felizmente el Padre Balley captó el peligro en el que se hallaba su estudiante, y le pidió hiciese un peregrinaje al Santuario de San Francisco Regis, en Louvesc. El peregrinaje logró un cambio en él , lo que hizo que su progreso fuese por lo menos lo suficiente para salvarlo del sentimiento de desaliento que casi logra apartarlo de sus estudios.El Reverendo Vianney, solía levantarse a las tres de la mañana e ir directo al confesionario, donde las personas ya tenías incluso días de hacer fila, luego de allí tocaba las campanas para el Ángelus, la Misa, el catecismo y volvía a el confesionario,Muy rápidamente, su reputación de confesor le atrae numerosos peregrinos que vienen a buscar ante él el perdón de Dios y la paz del corazón. Ante las muchas pruebas y combates, guarda su corazón arraigado en el amor de Dios y de sus hermanos; su única preocupación es la salvación de los almas. Sus catequesis y sus homilías hablan sobre todo de la bondad y de la misericordia de Dios. Sacerdote que se consume en amor ante del Santísimo Sacramento, totalmente entregado a Dios, a sus feligreses y a los peregrinos, muere el 4 de agosto de 1859, después de haberse entregado hasta el final del Amor.

150 Aniversario de la muerte del Cura de Ars
Pensamientos del Cura de Ars
Nueve Sermones del Cura de Ars
Ars