domingo, 6 de septiembre de 2009

El problema de Afganistan 2

Afganistán 1945-1989

Las demandas de Afganistán para que los británicos devolvieran la región de los Pathans que fue entregada a la India Británica mediante el Acuerdo de Durand en 1893 no cejaron, pero las posibilidades de que esas tierras fueran reconocidas como territorio soberano afgano parecían estar muy lejanas. En 1947 Gran Bretaña dividió la India y creó Pakistán. Un plebiscito decidió que la región Pathan fuera anexada a India y a la población sólo se le dio la opción de elegir entre ir a la India o a Pakistán.

En 1955 Pakistán retomó sus demandas exigiendo la creación de un estado autónomo en la región Pathan con el nombre de Pushtunistan. Tampoco tuvieron éxito los afganos en sus demandas. En 1972, cuando Pakistán estaba debilitado por la pérdida de lo que hoy es Bangladesh y la guerra con India, los afganos nuevamente exigieron que sus demandas fueran escuchadas.

Hasta ese momento, Afganistán se mantuvo neutral recibiendo ayuda tanto de Estados Unidos como de la Unión Soviética. El país se encontraba en serias dificultades económicas por la sequía en el norte y centro del país. El Rey Mohammad Zahir Shah trató de sortear el problema pero sin buenos resultados y eso condujo a un golpe de Estado incruento en julio de 1973 que lo derrocó. Asumió el poder el líder del alzamiento Teniente General Sardar Mohammad Daud Khan, sobrino del rey, que se constituyó en presidente y primer ministro.

Sardar Muhammad Daud Trató de resolver los problemas económicos pero cometió serios errores que conllevaron a un nuevo golpe de Estado que lo sacó del poder en 1978. El golpe comunista causó mucha zozobra entre la población en especial cuando Sardar Mohammad Daud Khan y toda su familia fueron asesinados. Asumió el poder Noor Mohammed Taraki, un marxista líder del Partido Democrático del Pueblo de corte comunista que inmediatamente hizo reformas en el Estado y se alineó con la Unión Soviética. El descontento era generalizado puesto que ninguna de las reformas hacía mejorar la situación económica del país y menos de los ciudadanos.

En 1979 el gobierno de Jimmy Carter y el Asesor Nacional de Seguridad de Estados Unidos Zbigniew Brzezinski decidieron entrenar a miembros del movimiento guerrillero Muyaidines o Mujahidines (guerreros islámicos) entregándoles además grandes cantidades de dinero y armas por intermedio de la CIA y el Interservicios de Inteligencia de Pakistán que se encargó de abastecer a los guerrilleros afganos contrarios al gobierno comunista. Los musulmanes estaban muy descontentos por la intromisión del gobierno ateo soviético y en una confabulación Taraki fue asesinado y tomó el poder Hafizullah Amin. Debido a que Amin era pro occidental, el 24 de diciembre de 1979, la URSS envió tropas e invadió Afganistán, citando el Tratado de Amistad, Cooperación y Buena Vecindad firmado entre ambos países. Las fuerzas soviéticas ocuparon Kabul, tomaron preso a Amin, lo ejecutaron y los soviéticos pusieron como presidente a Babrak Karmal.

Antes de terminar la década, en Afganistán había entre 100.000 y 150.000 tropas soviéticas asistidas por otras 100.000 tropas gubernamentales afganas. El gobierno tuvo que enfrentar una fuerte oposición a las reformas sociales y a las demandas de la población que exigía mejoras económicas. Ante la presencia soviética se formaron los movimientos guerrilleros, en especial los Mujahidin recibieron el respaldo de la población y se dispersaron por todo el territorio afgano, sobre todo en la parte montañosa. La guerra fue despiadada, pero los Mujahidines no dieron cuartel a las tropas soviéticas. Más de 5 millones de afganos huyeron a los países vecinos y sólo en Pakistán se asentaron 3 millones de afganos y 1 millón en Irán.

En 1986 renunció el Presidente Karmal y fue reemplazado por Mohammad Najibullah. La guerra continuó hasta 1989 con grandes pérdidas para los soviéticos que no tenían forma de controlar a los Mujahidines. Los soviéticos decidieron abandonar Afganistán, tras sufrir 15.000 bajas por las acciones guerrilleras, pero los Mujahidines tomaron el control de toda la zona norte de Afganistán donde el gobierno se vio imposibilitado de actuar. Las fuerzas gubernamentales fueron perdiendo terreno ante el empuje de los Mujahidines quienes finalmente se apoderaron de Kabul en 1992. La Alianza Guerrillera formó un consejo de gobierno con 50 miembros y Burhanuddin Rabbani fue nombrado presidente.

Los Mujahidines se mantuvieron apoyados por tres administraciones de Estados Unidos, a cuyos presidentes sólo les interesaba asegurar las entregas de petróleo del Golfo Pérsico manteniendo distantes a los soviéticos. Cuando los soviéticos se retiraron de Afganistán(EEUU sin participar abiertamente, subvencionó la preparación de guerrilleros y la adquisición de armamento por parte de la resistencia musulmana, dentro de los líderes de esta guerra que finalizó en 1989, estaba el líder árabe Osama Bin Laden). Estados Unidos y las potencias occidentales dejaron de prestarle atención y el gobierno pro-comunista se derrumbó perdiendo terreno frente a las fuerzas guerrilleras. Una vació de poder cubrió todos los estamentos afganos. La mayoría de los intelectuales abandonaron el país que quedó a merced de fuerzas guerrilleras sin preparación política suficiente para tomar el control del Estado. En 1996 el Talibán, una fuerza guerrillera político-religiosa tomó Kabul, con ello el poder, imponiendo la Ley Sharia Islámica de corte ultra conservador acogiendo a la red Al-Qaeda de Osama Bin Laden.

La guerra multidimensional de Afganistán

¿Porqué Afganistán?

Fotos de un piloto ruso tomadas durante la guerra de Afganistan

Cronica de la presencia española en Afganistan

Las claves y los datos de la presencia militar española en Afganistán