jueves, 17 de mayo de 2007

49 Peregrinación Militar Internacional 4º Parte



No pretendo hacerme eterno con el relato de la peregrinacion, tras el presente post, relatare la historia de las peregrinaciones y explicare sucintamente lo que es el arzobispado castrense , y dejo el ultimo post para escribir sobre el milagro de Lourdes con imagenes de la gruta. Y ahora continuo con lo acaecido los siguientes dias . El dia 12, tras levantarnos y desayunar, nos dirigimos a la Basilica de nuestra Señora del Rosario, allí asistimos a la Santa Misa, ibamos acompañados de un grupo de Capellanes militares, que pusieron todo su celo en estar cerca de nosotros, sin agobios, pero mostrandonos con seguridad y fe , que merecia la pena esforzarse por reflexionar en estos dias ,que vivimos en un entorno donde la Madre de Dios se manifesto dando espernza y consuelo a los hombres, sobre el sentido de nuestro viaje terrenal, mostrandonos asimismo que vale la pena el esfuerzo cuyo resultado mas patente es la entrega al servicio de los demas por amor , que el egoismo no es cristiano y que hay no hay mas raza ni mas color que la raza de los hijos de Dios. A medioda participamos en un Viacrucis donde todas las estaciones estan representadas a tamaño natural para culminar el dia en la llamada procesión de las antorchas, impresionante manifestación de amor a María , donde su imagen escoltada por recios soldados que han partcipado en misiones de paz desde Afganistán a Haití, pasando por Bosnia, kosovo,Libano, Congo, Irak, El Salvador , Chechenia...; acompañada en una mezcla donde enfermos , voluntarios y militares se fundian con un solo corazón.El dia 13 se celebró una misa internacional donde concelebraron todos los Ordinarios castrenses , por la tarde fue la despedida oficial y finalmente el dia 14 un poco agotados regresamos a España

Por cierto, quiero aprovechar para reavivar el recuerdo de los dos últimos soldados españoles fallecidos recientemente,Idoia en Afganistán y Javier en Kosovo cuya generosa entrega les ha ganado con seguridad un puesto junto a la Señora.