lunes, 16 de octubre de 2006

Quis sit effectus amoris


Otra de las señales del amor es

Que el amante se de con liberalidad…Por

el amor, los tacaños se hacen desprendidos;

los huraños desfruñen el ceño;

los cobardes se envalentonan;

los asperos se vuelven sensibles;

los ignorantes se pulen;

los desaliñados se atildan;

los sucios se limpian;

los viejos se dan a las jovenes

Ibn Hazm