La Tierra del Maestro: Un viaje Espiritual a Tierra Santa (IV) Mar de Galilea y Monte Tabor.



 Lago Tiberiades

El mar de Galilea, también llamado mar o lago de Tiberíades y lago de Genesaret , con sus 170 kms. cuadrados de superficie, tiene forma de arpa .Su nombre en hebreo es Kinneret, de kinor- arpa- (Nm 34,11), en él , el rumor de las olas es música de arpa como podeis constatar en este clip de vídeo realizado por nuestro Moises -uno de los componentes del grupo de peregrinos- que como buen Moisés, no hay agua que se le resista.
El lago es citado en los evangelios 51 vez, cinco como lago y 46 como mar. Los Evangelistas centran en este lugar la mayoría de la actividad de Jesús. En él se siente la presencia del Maestro, no es una figura literaria, yo sentí un escalofrío al llegar a sus orillas. Todo su entorno es como un gran santuario en el que se percibe el aura, el perfume de quien llenó de amor su geografía, se respira paz e ilusión. Testigo de tantos episodios evangélicos . En un breve pero a la vez profundo silencio, pudimos meditar sobre tantos momentos de la vida de Jesús...





Cafarnaum.-

Jesús, ante el rechazo de los suyos (Mc 3,21;Lc 4;Jn 7,5) eligio Cafarnaún como su ciudad (Mt 9,1), prefiere vivir en la orilla nordeste del lago , donde para anunciar la buena Nueva a aquellas multitudes de que hablan los evangelios, hay grandes espacios de tierra no cultivada.


Entrada a Cafarnaum




















Casa de San Pedro
En Cafarnaún , todo esta convertido hoy en ruinas, todo el valor de Cafarnaún esta en haber sido elegida por Jesús como su ciudad y centro de su ministerio apostólico en Galilea. Por los evangelios, sabemos que era un puesto de aduanas (Mt 9,9- Conversión de Mateo) y con una guarnición militar (Mt,8 6-13- El Centurión cuyo criado está enfermo) La visita a las ruinas de Cafarnaúm ayudan a comprender como fue la vida de Jesús hace 2000 años.


Sinagoga
La permanencia del Señor en Cafarnaún fue muy amplia, de su vida pública en Nazaret se conocen dos episodias y mas de treinta en Cafarnaún. En Palabras del difunto y muy querido para mí Rvdo.D.Francisco López Melús -en cuya sabiduria y textos me apoyo- visitar Tierra Santa olvidando Cafarnaún, es como vistar Roma y olvidar la Basílica de San Pedro. Muchas preguntas que no nos hicimos en Cafarnaún , nos las podemos plantear ahora ¿ Donde esta el lugar solitario al que el Maestro se retiró a orar cuando todavía era muy de noche para hacer oración (Mc 1,35) ? ¿En que lugar cercano echó Pedro el Anzuelo para encontrar el stater y pagar el tributo (Mt 17,27)¿Donde tenía Mateo la meswa para cobrar los impuestos (Mc 2,14)? ¿Y la casa donde dió el banquete (Lc 5,29) Y ala del centurión romano, y la de Jairo, etc...
Impresionante Cafarnaún, pero no podemos quedarnos ahí, sigamos nuestro periplo como humildes peregrinos.

Monte de las Bienaventuranzas.-




Sobre el lugar de donde el Maestro proclamó las Bienaventuranzas, han existido muchas hipotesis, pero es la peregrina Egeria quien con mas claridad precisa el lugar "En el monte que está allí cerca, hay una gruta, subiendo a la cual enseñó el Salvador las Bienaventuranzas" .
Todos los relatos evangelicos hay que situarlos cerca de Cafarnaún, en esta zona del Heptapegon, es un sitio amplio, apto para contener a grandes multitudes  y con unas condiciones acusticas excepcionales (F.López Melús). La Iglesia construida por Barluzzi , es de planta octogonal (son ocho las Bienaventuranzas que trae Mateo.
Bienaventurados sreis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre por causa del Hijo del hombre, Alegraos ese día y saltad de gozo , que vuestra recompensa será grande en el cielo" (Lc 6,20)
¿Hasta donde estamos dispuestos a llegar tú y yo?.
Iglesia del Primado de Pedro.-




Un poco mas allá de Cafarnaún , encontramos en un entorno que invita a la paz y la meditación,una pequeña Iglesia de una nave, construida en 1933, que recuerda la aparición de Jesús a sus discipulos (Jn 21)cuando estos estaban desanimados por no haber pescado nada aquella noche. En aquel entorno sencillo y familiar, se celebro la toma de posesión del primer Papa cuando Jesus confirmó a Pedro como Pastor supremo de su rebaño tras la pregunta tres veces repetida Simón hijo de Juan ¿me amas mas que estos? con su respuesta humilde y pausada "Señor ,tu lo sabes todo,tu sabes que te quiero" pedro da testimonio de su profunda conversión.


Voy de regreso a tu casa.

Y a ti me vuelvo para pedirte los medios

que me permitan acercarme a ti.

Si tú me abandonas, la muerte caerá sobre mí.

Pero tú no abandonas a nadie que no te abandone.

Eres el sumo bien,

y nadie te buscó debidamente sin hallarte.

Y te buscó debidamente el que tú quisiste

que así te buscara.

Padre, que yo te busque sin caer en el error.

Que, al buscarte a ti,

nadie me salga al paso en vez de ti.

Sal a mi encuentro,

pues mi único deseo es poseerte. 




Allí celebramos la santa Misa y posteriormente cruzamos el Mar de Galilea, el mismo en el que Pedro ,Andres,santiago,Juan pescaban, el mismo sobre el que camino Jesús, el mismo donde se hundió Pedro por dejar de mirar a los ojos a Jesús.







Monte Tabor.-





Por la tarde y para finalizar la jornada, nos dirigimos al monte Tabor, la tradición cristiana antigua ha mantenido la identificación del Tabor como el lugar de la Transfiguración de Jesús. El evangelio habla tan solo de una montaña alta, y san Pedro, testigo presencial del suceso, dice que tuvo lugar en el monte santo (2 Pe 1,18). En el periodo bizantino, se construyo una iglesia para recordar la transfiguración s.IV, despues se construyó la iglesia de los cruzados, la Basilica actual es de 1924, obra del arquitecto Barluzzi. Descendiendo a la cripta , recuerda uno aquello de "¡Señor que bien se está aquí! Hagamos tres tiendas". Que facil seria orar inmersos en aquella nube adelanto de la Gloria y cuanto nos cuesta, que cuando el desanimo nos acucie, llevemos nuestra mente y nuestro corazón al Tabor.
En el Tabor finalizamos nuestra jornada , de regreso a Nazaret, cada uno iba meditando y asimilando estas cosas que quedaron grabadas en nuestro corazón.
Panoramica desde el Tabor