Sopa de convento

Como la crisis va para largo, no nos quedrá mas remedio que apretar el bolsillo y como no todos desponemos de los sueldos de ciertos Secretarios Generales, consejeros, etc...; actualizo esa etiqueta de recetas para superar la crisis , donde encontrareis recetas para cuerpo y espiritu. En este caso os dejo la receta de la sopa de convento.

El Diccionario de la Real Academia Española dice que la sopa boba es “la comida que se da a los pobres en los conventos” y también, “vida holgazana y a expensas de otro. Comer la sopa boba o andar a la sopa boba”. La mayoría de las órdenes religiosas, muy en particular las mendicantes, tiene como misión principal la caridad, socorrer al pobre; y, a lo largo de los siglos, los conventos fueron el comedor de los pobres, algo que no ha desaparecido en la actualidad. En las épocas de más penuria, o en tiempo de grandes hambres, lo único que podían entregar en los conventos era un ligero caldo con unas sopas de pan o un mendrugo de pan que se acompañaba con una escudilla de caldo o de un cocido muy sencillo de legumbres, verduras y, de tarde en tarde, un trozo de carne.

INGREDIENTES

1/2 cebolla, 3 dientes de ajo, perejil, sopas de pan, aceite, sal.

PREPARACIÓN

En una cazuela, que puede ser de barro, se hace un sofrito con la cebolla picada y los ajos cortados en lonchitas; ya fritos, se les echa litro y medio de agua y la sal necesaria, se deja hervir todo y se retira del fuego; cuando quede el preparado templado, se añaden las sopas de pan —un buen plato— y un poco de perejil picado. Se deja reposar un tiempo, para ponerla de nuevo en el fuego; se hierve unos momentos y se sirve bien caliente.