sábado, 29 de agosto de 2009

Reflexionando sobre mi fé


Tal vez os pregunteis el porqué de las últimas entradas en un tono que quizá tenga mas que ver con un ambiente superado que con la realidad actual, es decir con la fe. Sin embargo os diré que no hay nada mas actual. La religión es la busqued legitima de Dios por parte del hombre con ocasión de adorarle y desagraviarle pero que debe ser purificada esta búsqueda a la luz de la revelación sobrenatural ya que de otra manera se puede caer en desviaciones y supercherias que están al orden del dia (videncia, adivinación,tarot, idolatria...).Inquietud, insatisfacción, deseo, imposibilidad de contentarse con las metas alcanzadas: estas son las palabras que definen al hombre y a la ley más auténtica de su racionalidad. Experimenta un ansia de búsqueda continua, que va siempre más allá, más allá de lo alcanzado. Este ansia solo la colma Jesucristo.nuestra cultura es cristiana y sobre el cristianismo esta fundad Europa, pero por el contrario nuestras actitudes son paganas aunque nos definamos como cristianos. Por eso , siguiendo el llamamiento de Benedicto XVI que nos invita a sacar nuestra fe a la calle cuando se quiere reducir la misma la ambito de lo privado, me he decidido a poner unas entradas relacionadas con el ambito de la fe, se que son poco atractivas y provocan escasos comentarios, pero sin embargo si uno se para a leer , no puede por menos que reconocer el gran desconocimiento que se tiene sobre temas de los que todos opinan. ¿Quien conoce realmente a San Agustín?, pues si no se ha leido "Las Confesiones" o "la ciudad de Dios", poco puede conocerlo. Mucha gente del Opusdei, se informan en fuentes desautorizadas y sin embargo quien no haya leido sobre la espiritualidad de san Josemaría Escrivá, o quien no haya leido o meditado su homilía "Amar al mundo apasionadamente" poco podrá saber del Opus Dei. ¿Quienes son las Hermanas Siervas de María. Pues no son ni mas ni menos que personas e instituciones que escuchando el mandato evangélico, han hecho de su fe cultura, pues como decía Juan Pablo II, una fe que no se hace cultura no es una "fe no plenamente vivida, no plenamente acogida, no totalmente pensada".
No cerreis las puertas a la inquietud espiritual porque como decía San Agustín "Nos hicistes Señor para tí e inquieto andara nuestro corazón hasta que descanse en ti". Cuestión que no hace sino ratificar aquellas palabras de Séneca dirigidas a su madre
"Al hombre se le ha dado un alma móvil e intranquila. Nunca se detiene, va de acá para allá y proyecta sus pensamientos a todas las cosas conocidas y desconocidas. Vagabunda, no soporta la quietud y se goza en las novedades ”.
"Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser." El segundo es éste: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo".