lunes, 17 de agosto de 2009

Recemos por la santidad de los sacerdotes




Los sacerdotes necesitan el apoyo de quienes profesamos la fe católica. Benedicto XVI ha acometido la dura tarea de recolocar en su sitio cada miembro del cuerpo místico que constituye la iglesia tras años de lo que se podrian denominar como tremendas luxaciones que han contribuido a debilitar la fe en los miembros mas débiles.Os dejo un enlace a esta relexión de hace unos años pero que creo que merece la pena volver a leer.