El Comité de la CEDAW acepta un “caso difícil” impulsado por partidarios del aborto


NUEVA YORK – C-FAM) El Centro de Derechos Reproductivos representa ante el comité encargado de supervisar el cumplimiento de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) a una adolescente peruana que solicitó que se le practicara un aborto tras haber sido violada e intentar suicidarse. La organización alega que Perú conculcó las disposiciones de la Convención, ya que la adolescente no pudo acceder al aborto en un hospital público. El Centro de Derechos Reproductivos afirma que a la joven, que intentó quitarse la vida arrojándose de un edificio y quedó parapléjica, se le negó el acceso al aborto, el cual, según el Centro, era clínicamente necesario para practicarle una cirugía de columna vertebral. En la denuncia se exige que el gobierno peruano reconozca haber incurrido en el incumplimiento de las disposiciones de la CEDAW, y que, además, indemnice a la adolescente, provea los medios para su rehabilitación e introduzca las medidas necesarias para garantizar que las mujeres puedan acceder al aborto “terapéutico”.