sábado, 13 de junio de 2009

Salid a las Calles a adorar a Cristo Presente en la Eucaristía


"Ustedes pueden tal vez decir: "Mi pan es ordinario." Pero ese pan es pan antes de las palabras de los Sacramentos; cuando es consagrado, entonces es la Carne de Cristo."
(San Ambrosio de Milán)

Llevo una temporada con el blog un tanto abandonado, pero es que dia a dia no salgo de mi asombro, las notícias me superan, desde el cinismo de los políticos sobre la crisis ecónomica, la apatía de mis congeneres ante la ampliación de la ley del aborto, la explotación de algunos empresarios (afortunadamente una minoría) que se excusan con la presión del fisco para actuar así . En fín noticias y mas notícias que sorprenden y apabullan y entonces me pregunto como hizo aquel cobarde pilatos- pero hombre al fín y al cabo - que se pregunto ante Jesucristo ¿que es la verdad? y entonces me llega la única respuesta que me llena y que esta llena de coherencia "La verdad esta en Jesucristo" y llega la segunda pregunta ¿donde esta Cristo" y lo encuentro en la Eucarístia. Eucaristia que no es un recuerdo ni un acto social, es un encuentro personal con Él. En la Eucaristia habita Jesús con su Cuerpo,Sangre y Divinidad. En España tenemos la gran suerte de poder acceder a su inhabitación con plena libertad y por tanto hemos dejado de apreciar el anonadamiento del mismo Dios que despues de hacerse hombre se queda en silencio entre nosotros. Veo a algunos de los que acuden a recibirlo como quien pasea por una gran avenida mirando escaparates,pero el suplica nuestra atención "me doy todo a tí, te esperaba con ansia, me introduzco en tu alma y tu no me miras, te interesa mas el como viste el del tercer banco de la derecha" . Pero no todo el mundo tiene la suerte de la que disfrutamos nosotros, mañana Jesucristo saldrá a la calle presente en la Eucaristia, y nosotros sonreiremos por esa procesión que ya en el siglo XXI parece obsoleta y decimononica, pero Él está ahí.En octubre de 2004 y despues de 500 años,se celebró una procesión eucaristica en la Haya ¡500 años! y se ha conservado la fé, que ejemplo.Dar la vida por sus amigos es, sin duda, una de las mayores formas de entrega y caridad para con los demás. Pero, ¿puede haber algo superior además de dar la vida?. Nuestro Señor Jesucristo lo hizo. Dio su Vida por todos nosotros y quiso además quedarse con nosotros. Darse a nosotros, en una suprema, divina, forma de caridad, de amor, de entrega.Image

En cada Sagrario -muchos de los cuales son, en la expresión famosa, del Beato Don Manuel González- "sagrarios abandonados- está EL a nuestra espera, dispuesto a oír, a escuchar -que es mas que oír- dispuesto a hablarnos desde que le queramos oír- y dispuesto a perdonar. Siempre, por mas que nos parezca difícil obtener ese perdón, allí está EL, a nuestra espera.

Nos olvidamos con frecuencia de ese supremo acto de Caridad realizado por el Divino Salvador para todos los tiempos. Se quiso quedar con nosotros, y allí le tenemos esperándonos en todos los Sagrarios de nuestras iglesias. Y no solo eso. El próximo domingo, las calles del centro de Madrid, le volverán a ver pasar. Sí, es el mismo Señor que pasó por la Vía de la Amargura, camino del Calvario llevando su Cruz, que ahora pasará triunfante por nuestras madrileñas calles, convidando a cada uno a reconocerle como Divino Señor de la Historia, como Supremo Autor de la Vida, como nuestro Dios y Creador, que nos convida a la mudanza de vida, a la entrega total, al servicio desinteresado en favor de los demás.

Salgamos a las calles a adorarle, a decirle que sí, que estamos dispuestos a seguirle por amor, y que a pesar de nuestras infidelidades, sabemos que el Amor de EL supera nuestras lagunas, que EL es el gran vencedor de la Historia, que sigue reinando a pesar de las falsas apariencias de triunfo de los falsos ídolos de este siglo XXI, que al final será suyo.

Relaccionado:

La Sagrada Eucaristia

El Sacramento de la Eucaristia