domingo, 11 de febrero de 2007

Violencia sin sentido


Se llaman Marisa, Fabiana y Alessio, y son la viuda y los dos hijos del inspector de policía Filippo Raciti, de 38 años, asesinado en los salvajes enfrentamientos con motivo del partido Catania - Palermo. El Papa, en un sentido telegrama de pésame, reafirma su firme condena contra todo gesto de violencia que manche el mundo del fútbol, y exhorta a promover con mayor determinación un espíritu de legalidad, lealtad, solidaridad y sana competición. El diario vaticano ha propuesto que el campeonato de Liga italiano se suspenda durante un año, para poder reflexionar sobre la violencia.
(Fuente Alfa y Omega)