Telemann:Oratorio de la Pasion


Hoy en Zaragoza hace un dia de viento y frio ideal para quedarse en casa, tambien para reflexionar y como no plasmar esos pensamientos un tanto indiscretos que no cuadran con el actual "modus vivendi".Estos instantes de reflexion constituyen para mi mas que otra cosa , una oracion.No puedo evitar que vengan a mi mente pasajes evangelicos ,al igual que a Telemann y a otros tantos compositores barrocos, ellos los convertian en maravillosas composiciones, yo por mi parte lo plasmo en el papel mientras me dejo embargar por su música. Esta tarde en concreto a acudido a mi mente un pasaje de la carta de San Pablo a los Filipenses "Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que sea  virtud y alabanza, en esto pensad" y casi sin darme cuenta ha venido a mi mente esta obra de Telemann, no recuerdo el tiempo que la tengo, lo que si puedo asegurar, es que en 2002 me acompaño a Bosnia i Herzegovina. Es el Oratorio de la Pasion, fue escrito en 1722, lleva con un subtítulo que se podría traducir como "el amargo sufrimiento y muerte de Jesucristo". A diferencia de las Pasiones de Bach, que siguen fielmente el relato evangélico, aunque adornándolo con arias, coros y corales intercalados, en este Oratorio, Telemann  realiza una interpretación mucho más libre, en la que intervienen personajes simbólicos, como La Fe y la Devoción, junto a Pedro, Jesús y Caifás. El libreto está muy influido por la Pasión del poeta Barthold Heinrich Brokes, que también fue utilizado por Haendel. La parte musical mezcla elementos religiosos y operísticos, una combinación muy típica de la música sacra del Barroco, y utiliza corales que eran frecuentes en la liturgia luterana.

En varios momentos del 'Oratorio' aparece la famosa coral de la 'Pasión según San Mateo' de J. S. Bach. El 'Oratorio' de Telemann es más breve y animado, sin duda, más asequible para los fieles, que las sublimes Pasiones de Bach, aunque no alcance la emocionante hondura de aquellas. Pero, aunque no haya comparación posible, es una muy interesante muestra de la música pasionaria del Barroco germano, y una bella meditación.
La composicion que podeis escuchar es una aria titulada, Soll ich deiner wohl vergessen .Si a todo ello le añadimos la pintura de Caravagio , con este fragmento de su obra "El descendimiento" donde se aprecia el violento sentido melodramático de su claroscuro.
Disfrutad de estos maravillosos fragmentos y dejad que el alma se eleve y,no tengais miedo si con ella suben vuestras oraciones, esas que brotan de lo mas intimo del ser.