viernes, 18 de marzo de 2011

San José

Mañana es un sia muy especial para mí, aparte de ser el día del padre y mi honomastica, es un día de renovación de la entrega, un dia de prolongar el compromiso de vida cristiana un año mas, de renovar mi contrato con JESÚS durante otro año. Un contrato con una sola obligación, mejor dicho dos amar a Dios con todo mi corazón buscandolo en cada otro.San José ha sido siempre el gran desconocido, su vida consistio en estar siempre pendiente del bienestar de María y Jesus y se fué como vivió, para el no existió jamás el yo sino el otro.
De San José únicamente sabemos los datos históricos que San Mateo y San Lucas nos narran en el Evangelio. Su más grande honor es que Dios le confió sus dos más preciosos tesoros: Jesús y María. San Mateo nos dice que era descendiente de la familia de David.
Una muy antigua tradición dice que l9 de Marzo sucedió la muerte de nuestro santo y el paso de su alma de la tierra al cielo.Los santos que más han propagado la devoción a San José han sido: San Vicente Ferrer, Santa Brígida, San Bernardino de Siena (que escribió en su honor muy hermosos sermones)  San Francisco de Sales, que predicó muchas veces recomendando la devoción al santo Patriarca. Pero sobre todo, la que más propagó su devoción fue Santa Teresa, que fue curada por él de una terrible enfermedad que la tenía casi paralizada, enfermedad que ya era considerada incurable. Le rezó con fe a San José y obtuvo de manera maravillosa su curación. En adelante esta santa ya no dejó nunca de recomendar a las gentes que se encomendaran a él. Y repetía: "Otros santos parece que tienen especial poder para solucionar ciertos problemas. Pero a San José le ha concedido Dios un gran poder para ayudar en todo". Hacia el final de su vida, la mística fundadora decía: "Durante 40 años, cada año en la fiesta de San José le he pedido alguna gracia o favor especial, y no me ha fallado ni una sola vez. Yo les digo a los que me escuchan que hagan el ensayo de rezar con fe a este gran santo, y verán que grandes frutos van a conseguir"
En tiempos mas cercanos , San Josemaría Escrivá ha propagado siempre la devoción a San José al que llamaba mi Padre y Señor
San José es el Patrono de la Iglesia universal. Ese patronazgo lo instituyó el Papa Pío IX, en 1870. Más recientemente, el admirado pontífice Juan XXIII introdujo su nombre en el Canon romano, que es un parte de la misa que se reza igual en todos los países y en todos los idiomas.
No lo dudeis jamas, en la tribulación "Ite ad Joseph " "Id a José"

Otras noticias:

Una voz del Opus Dei ante el estreno de 'Encontrarás Dragones'

Joffé muestra de nuevo su respeto a la religión