sábado, 12 de marzo de 2011

Mozart - Requiem - Karl Bohm.


Japón,Libia,Afghanistan"Requiem æternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis". («Concédeles el descanso eterno, Señor, y que brille para ellos la luz perpetua»).¿Hasta cuando Señor ,hasta cuando? Nos hiciste señor para Ti y nuestra alma no encontrara la paz hasta que descansemos en Ti.

El Réquiem (en latín, «descanso») o Misa de requiem —conocido también en latín con el nombre de Missa pro defunctis o Missa defunctorum— es un servicio litúrgico de la Iglesia Católica. Esta misa es un ruego por las almas de los difuntos y tiene lugar justo antes del entierro o en las ceremonias de conmemoración o recuerdo. Este servicio es a menudo observado por otras iglesias cristianas como la Iglesia Anglicana y la Iglesia Ortodoxa. Su nombre proviene de las primeras palabras del «Introito»:

INTROITUS INTRODUCCIÓN


1.- Requiem aeternam

(coro)

Requiem aeternam dona eis, Domine

et lux perpetua luceat eis.

(soprano)

Te decet hymnus, Deus, in Sion (Salmo 63)

et tibi reddetur votum in Ierusalem.

(coro)

exaudi orationem meam,

ad te omnis caro veniet.

Dales el descanso eterno, Señor,

y que la luz perpetua los ilumine.

Mereces un himno, Dios, en Sion

y te ofrecerán votos en Jerusalen.

atiende mi oración,

todos los cuerpos van a Ti

El requiem de Mozart es una obra incompleta y por tanto, existen algunas versiones con diferentes retoques y cambios, como las versiones de Beyer, Maunder, Robbins Landon, Druce y Levin. La más famosa es la versión de Süssmayr, revisada por Franz Beyer en 1972, que intenta recuperar la más auténtica pureza mozartiana, aunque, tiene también sus críticos.
Mozart dejó completo la Introducción y había redactado gran parte de los 5 primeros movimientos de la Secuencia (del Dies irae al Confutatis), además de 8 compases del sexto movimiento, Lacrimosa. También dejó bosquejos avanzados del ofertorio. Süssmayr añadió el trombón del Tuba mirum, escribió el Sanctus, el Benedictus y el Agnus basándose en los esbozos e ideas de Mozart. Finalmente, repitió la fuga del Kyrie, algo que no era muy raro (como se ve en la Misa de la Coronación).