lunes, 14 de junio de 2010

Quien intenta defender todo no defiende nada

La ex Secretaria de Estado Madeleine Albright condujo recientemente un panel de expertos que elaboró un informe, “OTAN 2020”, el cual será utilizado en la redacción de un reemplazo para el actual concepto estratégico de la OTAN, adoptado en 1999. El informe esencialmente defiende una continuación y expansión de la búsqueda de la OTAN de convertirse en todo para todos.
Desafortunadamente, este esfuerzo, que se asemeja al mantra de “expandirse o morir” que le fuera aplicado a la OTAN como su principal misión—la lucha contra la Unión Soviética—fue arrojado al basurero de la historia. En vez de expandirse en territorio y misión después de la finalización de la Guerra Fría, la OTAN probablemente debería haber perecido en ese entonces y podría fenecer—o ser severamente mutilada—a raíz de su probable derrota en Afganistán.
Aunque la Guerra Fría hace rato que terminó, el informe aboga por volver a comprometer a la alianza con su misión original de garantizar la seguridad colectiva—de modo tal que los países miembros se sientan más seguros de comprometerse a realizar misiones en zonas remotas fuera del área de la OTAN para contrarrestar las nuevas amenazas del terrorismo, la piratería, los ataques cibernéticos, y la proliferación nuclear y misilística. A pesar de que la OTAN no ha sido nunca una organización diseñada o adaptada para hacer frente a este tipo de amenazas, el informe está esencialmente diciendo que los EE.UU. deberían comprometerse nuevamente con la defensa de las naciones de la OTAN—especialmente naciones cercanas a Rusia, como Rumania, Hungría, Eslovaquia, Polonia y los países bálticos de Letonia, Lituania y Estonia. Tal esfuerzo estadounidense permitiría luego que los aliados se sintiesen cómodos desviando recursos que emplean para defenderse a sí mismos hacia la adquisición de rudimentarias fuerzas de proyección de poder a efectos de ayudar a proporcionar a la OTAN una cobertura para las intervenciones estadounidenses en tierras remotas fuera del territorio de la OTAN—como Afganistán.
Estas intervenciones aparentemente se llevarían a cabo para corregir Estados fallidos, responder ante desastres humanitarios, y detener el genocidio y las violaciones a los ....

Leer[+]...