viernes, 21 de mayo de 2010

Zapatero anuncia un recorte histórico del gasto social

 

Hace dos meses la Vicepresidenta afirmaba que no se tocarian los sueldos de los funcionarios

El Gobierno ha dado un giro a su política económica. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado esta mañana la reducción de los salarios del sector público en un 5% de media este año y la congelación el que viene, así como la suspensión en 2011 de la revalorización de las pensiones, entre las medidas que pondrá en marcha el Ejecutivo para reducir el déficit público un 1,5% del PIB adicional entre 2010 y 2011. Zapatero, que no descartó nuevas iniciativas fiscales, indicó que "debemos hacer un esfuerzo extraordinario", en su comparecencia.
Las 10 medidas de Zapatero | 8 propuestas de Rajoy | Réplica de Rajoy | Discurso de Rajoy

El Ejecutivo rompe así con su línea política y ha puesto en marcha el mayor plan de ajuste social en los últimos treinta años. En concreto, Zapatero ha declarado que para 2011 se suspenderá la revalorización de las pensiones, excluyendo las no contributivas y las pensiones mínimas, lo que pone fin a 25 años de subida garantizada por ley. Esta iniciativa afectará a cerca de seis millones de personas, lo que supondrá un ahorro para la Seguridad Social de 1.500 millones el año que viene, según informa Efe. El presidente también anunció la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial.

En cuanto al recorte del 5% las retribuciones en el sector público (efectivo a partir de junio), el líder del Ejecutivo explicó que la rebaja será proporcional a los ingresos, es decir, que resultará menor para los sueldos más bajos de la administración y mayor para los más altos. Para el año que viene, se congelarán. La reducción salarial, la primera que se produce de este tipo, no sólo afectará a los empleados de la administración general del Estado, sino también a los de las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Así, supondrá un ahorro de 1.400 millones, de acuerdo con los datos de los Técnicos del Ministerio de Hacienda.

Fuente: Expansión