viernes, 29 de diciembre de 2006

Los santos inocentes





La polvareda dejada por los soldados cubre el camino de Belén. Cae la oscuridad, pero no puede acallar las voces que la rasgan. Todos los niños menores de dos años son masacrados, para calmar el miedo de un reyezuelo a perder el poder. No es una anécdota histórica; es algo que se repite día tras día.