El sentido de la verdad

Una vez le mostré a una amiga ya muerta, grafóloga genial, una muestra de escritura de una persona conocida y prestigiosa. Me dijo: "Es un hombre que si dice "Buenos días" hay que decirle: "¡Mentira!" Me divirtió, a pesar de la tristeza que aquel comentario envolvía, el ingenio de la reacción. Probablemente lo más grave que sucede en el mundo actual, aunque no lo parezca ni sea melodramático, es el descenso del sentido de la verdad.

Hay individuos, grupos, organizaciones, cuya profesión es la mentira; a ella se dedican, la cultivan metódicamente, la difunden.

Extraido del articulo "El sentido de la verdad" de Julián Marías