viernes, 18 de marzo de 2022

Las Tentaciones de Cristo en el Desierto (II) Primera tentación



El proceso es insidioso. Satán sabe bastante teología para comprender que un Hijo de Dios puede saciar el hambre fácilmente. Además, aparenta llegar lleno de compasión hacia el solitario.
–Si eres Hijo de Dios –le dice–, haz que estas piedras se conviertan en pan.
No se trata propiamente de una tentación de gula, puesto que era bien natural que Jesús desease un poco de pan después de cuarenta días de ayuno. 
El tentador quiere insinuarle la realización de un milagro únicamente por satisfacer su necesidad, cuando lo que importaba era confiar en la Providencia divina: pecado de ostentación y pecado de desconfianza, que quieren infiltrarse aprovechando aquella debilidad física, provocada por el ayuno. Pero Jesús triunfa, confirmando la eterna verdad, que afirma los dos mundos: la materia y el espíritu, el espíritu por encima de la materia y, más arriba, Dios alimentando al hombre con su palabra.
–No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Este texto procede del relato de la peregrinación de los israelitas, por el desierto, y se encuentra en el capítulo VIII del Deuteronomio. Los israelitas tienen hambre; pero Dios puede alimentarlos sin sacarlos de la soledad, sin hacer llegar hasta ellos caravanas de aprovisionamiento, y les envía el maná. Al recordarnos este hecho, Jesús parece decir: “Yo confío en Dios; Él es quien determina el tiempo y la forma de venir en nuestra ayuda”.
El tentador le había desafiado a emplear el poder taumatúrgico que debía tener como Hijo de Dios; Jesús le contesta que Dios tiene medios para alimentar a sus criaturas, y que esos medios los emplea cuando y como quiere. El conato de explorar si aquel ayunador tenía conciencia de ser Hijo de Dios queda defraudado, y la preocupación demasiado humana del alimento corporal se subordina a la confianza en la Providencia.

Textos de la "Vida de Jesús" de Fray Justo Pérez de Urbel

sábado, 5 de marzo de 2022

Las Tentaciones de Cristo en el desierto (I)


“Entonces Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu, para ser tentado del diablo. Y vivía entre animales salvajes”. Sus cabellos están todavía húmedos de las aguas del Jordán; pero mientras las gentes comentan el suceso de la paloma y la discusión habida entre los dos profetas, Él desaparece súbitamente, y, llevando sobre sí el peso de todos los pecados del mundo, se retira a meditar en la soledad acerca de la lucha que va a entablar por la gloria de su Padre. Toda gran empresa va siempre precedida de una preparación próxima, y Jesús quiso seguir esta norma común antes de empezar su ministerio. Enfrente de Jericó, por la parte occidental, se yergue, tallada a pico, una cumbre árida y escabrosa, que se llama todavía “el monte de la cuarentena”, y cuya cima, alta de 500 metros sobre el valle del Jordán, había presenciado el asesinato de Simón, el último de los Macabeos. Entre sus riscos se abren numerosas grutas de acceso peligroso, a pesar de los escalones cavados en la roca viva por los solitarios que habitaron en otro tiempo aquellos lugares. En una de aquellas concavidades, según la vieja tradición, que se remonta al siglo IV, encontró Jesús un refugio durante su permanencia en aquella soledad. “Los animales salvajes, dice San Marcos, le acompañaban, y los ángeles le servían”. Hoy apenas se oye por allí más que los aullidos de los chacales y el gañido de las hienas; pero en la antigüedad, los leopardos y los leones, saliendo de sus madrigueras del Jordán, llegaban con frecuencia hasta aquellas cimas.

El tentador

En el desierto tiene también su guarida el tentador. Como Moisés en el Sinaí, como Elías en el camino del Horeb, Jesús ayuna durante cuarenta días. Por las mañanas, el sol se levanta en las montañas de Moab, y, después de hacer su breve recorrido invernal, va a hundirse tras de las peladas montañas que caen delante de Jerusalén. A veces lo ocultan densas nubes que se condensan en forma de torres macizas en las alturas solitarias, y recios aguaceros se precipitan sobre las anfractuosidades de la región, haciendo resonar las barrancas con un estruendo ensordecedor. Después, otra vez el silencio sobre la montaña muerta. Entre tanto, Jesús permanece tan perdido en Dios y tan absorto en el éxtasis, que la vida natural queda suspendida para Él. Sobre las condiciones extraordinarias en que se desarrolló la vida física de Jesús durante su estancia en aquella soledad, más que el historiador, más aún que el teólogo, podría hablarnos el místico. Los evangelistas nos dicen que sólo después de los cuarenta días empieza a sentir el aguijón del hambre, con el agotamiento total de sus fuerzas. Este es el momento que Satán o el diablo, como le llama San Lucas, escoge para presentarse en escena, para comenzar una lucha emocionante, una batalla en tres embestidas, que corresponden a las diferentes brechas practicables en el corazón humano. Cristo había bajado del cielo para destruir el imperio de Satán, y desde ahora quiere enfrentarse con el príncipe de este mundo y hacerle sentir el poder de su presencia. Era conveniente también que fuese probado de todas las maneras, “pues sus tentaciones y sufrimientos habían de hacerle más inclinado a venir en ayuda de los que son tentados”. Pero el tentador lleva otras miras. “Tienta para probar y prueba para tentar”, dice San Ambrosio. ¿Quién es este extraño ayunador? –debía preguntarse, inquieto, ante las prolongadas oraciones y los ímpetus de amor del solitario–. ¿Sería, acaso, el Mesías destinado a quebrantar la cabeza de la serpiente? Quiere salir de dudas, y, tomando pie del hambre misma que sufría el penitente, se presenta a Él en figura humana, y le hace una triple proposición, acudiendo a una experiencia larga y sutil de psicología.

Textos de la "Vida de Jesús" de Fray Justo Pérez de Urbel

miércoles, 2 de marzo de 2022

Ciclos Liturgicos: La Cuaresma con J.S.Bach.Salmo 51 BWM 1083 Tilge, Höchster, meine Sünden



"Tilge, Höchster, meine Sünden" "Borra, Altísimo, mis culpas"

El salmo 51, Es el más conocido de los salmos penitenciales (otros son  son el 6, 32, 38, 102, 130 y 143) y tiene la forma de una súplica de perdón hecha por alguien que muestra claridad en el conocimiento de su culpa (cf. Sal 51, 5) y está afligido por ello (cf. Sal 51, 14). El título del texto indica que su autor sería David, quien habría escrito este Salmo tras caer en la cuenta de su pecado con la mujer de Urías y la reconvención del profeta Natán (cf. 2Sm 11-12).

Mientras Bach estaba como Konzertmeister en Weimar le fue confiada por su empleador la transcripción de partituras de Vivaldi traídas de Amsterdam , ello le produjo una gran fascinación por el estilo del compositor veneciano, en especial con sus conciertos. Sin embargo, sería un compositor napolitano de la siguiente generación , GB Pergolesi, el que daría a Bach la base para un ajuste del Salmo 51, Tilge, Höchster, meine Sünden. El resultado fue una magistral reelaboración en forma de parodia (Parodia es utilizar la misma música cambiando el texto). Eso fue lo que hizo Bach con el ’Stabat Mater’. Cambió el texto latino por un texto en alemán, de Lutero, ajustandolo para dar cabida a las peculiaridades del texto protestante . Las líneas melódicas del Stabat Mater son claramente reconocibles. Los cambios más importantes se refieren a la parte instrumental de la viola que tiene un papel más independiente y el continuo que es más rico y más elaborado. 

La meditación de este Salmo, invita a la reflexión. Su escucha atenta junto con la lectura del Salmo 51 y el texto propio de la Cantata , te ayudaran a introducirte en esa habitación interior que hay en cada uno de nosotros, a la que nunca accedemos a causa de las prisas, el activismo y las sensaciones con las que cotidianamente convivimos. Esa habitación donde el hombre comienza a descubrir lo que realmente es el hombre.


Puedes encontrar el texto de la cantata , en alemán y español AQUI

martes, 1 de marzo de 2022

La Cuaresma


La Cuaresma de 2022 comienza el 2de marzo, Miércoles de Ceniza. El Papa Francisco, presento el jueves 24 de enero su mensaje para esta Cuaresma, cuyo lema es No nos cansemos de hacer el bien, porque, si no desfallecemos, cosecharemos los frutos a su debido tiempo. Por tanto, mientras tenemos la oportunidad, hagamos el bien a todos» (Ga 6,9-10a)
Poco a poco nos vamos acercando a este tiempo litúrgico. Adecuándonos a las costumbres , el primer aviso lo tendremos el fin de semana precedente con el Carnaval. Dejemos transcurrir el Carnaval y después sin hacer exegesis del por qué , dediquémonos a comportarnos como el hombre/mujer que busca sentido. Que se enfrenta por un tiempo a aquellas preguntas que siempre han causado inquietud en el ser ¿Quien soy? ¿Cual es mi destino? ¿tiene sentido mi vida?.

1.- PREPARACIÓN A LA PASCUA: La Cuaresma es el tiempo que precede y dispone a la celebración de la Pascua.

2.- LAS DIMENSIONES Y ÁMBITOS DE LA CUARESMA: La Cuaresma es tiempo de escucha de la Palabra de Dios y de conversión, de preparación y de memoria del Bautismo, de reconciliación con Dios y con los hermanos, de recurso más frecuente a las "armas de la penitencia cristiana": la oración, el ayuno y la limosna (cfr. Mt 6,1-6.16-18).
3.- LA CENIZA, SU SÍMBOLO POR EXCELENCIA: El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las Cenizas, que distingue la liturgia del Miércoles de Ceniza.
Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual.

4.- TIEMPO PARA DEJAR LO SUPERFLUO E IR A LO FUNDAMENTAL: A pesar de la secularización de la sociedad contemporánea, el pueblo cristiano advierte claramente que durante la Cuaresma hay que dirigir el espíritu hacia las realidades que son verdaderamente importantes; que hace falta un esfuerzo evangélico y una coherencia de vida, traducida en buenas obras, en forma de renuncia a lo superfluo y suntuoso, en expresiones de solidaridad con los que sufren y con los necesitados.

5.- TIEMPO PARA LA CONFESIÓN Y LA COMUNIÓN: También los fieles que frecuentan poco los sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía saben, por una larga tradición eclesial, que el tiempo de Cuaresma-Pascua está en relación con el precepto de la Iglesia de confesar lo propios pecados graves, al menos una vez al año, preferentemente en el tiempo pascual.

6.- EL SENTIDO DEL AYUNO CUARESMAL: La práctica del ayuno, tan característica desde la antigüedad en este tiempo litúrgico, es un "ejercicio" que libera voluntariamente de las necesidades de la vida terrena para redescubrir la necesidad de la vida que viene del cielo: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mt 4,4; cfr. Dt 8,3; Lc 4,4; antífona de comunión del I Domingo de Cuaresma).

7.- CAMINO CUARESMAL, CAMINO HACIA LA CRUZ: El camino cuaresmal termina con el comienzo del Triduo pascual, es decir, con la celebración de la Misa in Cena Domini. En el Triduo pascual, el Viernes Santo, dedicado a celebrar la Pasión del Señor, es el día por excelencia para la "Adoración de la santa Cruz".
Sin embargo, la piedad popular desea anticipar la veneración cultual de la Cruz. De hecho, a lo largo de todo el tiempo cuaresmal, el viernes, que por una antiquísima tradición cristiana es el día conmemorativo de la Pasión de Cristo, los fieles dirigen con gusto su piedad hacia el misterio de la Cruz.

8.- LO QUE ES Y DICE LA CRUZ DE CRISTO: Contemplando al Salvador crucificado captan más fácilmente el significado del dolor inmenso e injusto que Jesús, el Santo, el Inocente, padeció por la salvación del hombre, y comprenden también el valor de su amor solidario y la eficacia de su sacrificio redentor.
En las manifestaciones de devoción a Cristo crucificado, los elementos acostumbrados de la piedad popular como cantos y oraciones, gestos como la ostensión y el beso de la cruz, la procesión y la bendición con la cruz, se combinan de diversas maneras, dando lugar a ejercicios de piedad que a veces resultan preciosos por su contenido y por su forma.

9.- ILUMINAR EL SENTIDO DE LA ADORACIÓN DE LA CRUZ DE CRISTO: No obstante, la piedad respecto a la Cruz, con frecuencia, tiene necesidad de ser iluminada. Se debe mostrar a los fieles la referencia esencial de la Cruz al acontecimiento de la Resurrección: la Cruz y el sepulcro vacío, la Muerte y la Resurrección de Cristo, son inseparables en la narración evangélica y en el designio salvífico de Dios. En la fe cristiana, la Cruz es expresión del triunfo sobre el poder de las tinieblas, y por esto se la presenta adornada con gemas y convertida en signo de bendición, tanto cuando se traza sobre uno mismo, como cuando se traza sobre otras personas y objetos.

10.- LOS OTROS ASPECTOS DE LA PIEDAD POPULAR SOBRE EL MISTERIO DE CRISTO CRUCIFICADO: 
El texto evangélico, particularmente detallado en la narración de los diversos episodios de la Pasión, y la tendencia a especificar y a diferenciar, propia de la piedad popular, ha hecho que los fieles dirijan su atención, también, a aspectos particulares de la Pasión de Cristo y hayan hecho de ellos objeto de diferentes devociones: el "Ecce homo", el Cristo vilipendiado, "con la corona de espinas y el manto de púrpura" (Jn 19,5), que Pilato muestra al pueblo; las llagas del Señor, sobre todo la herida del costado y la sangre vivificadora que brota de allí (cfr. Jn 19,34); los instrumentos de la Pasión, como la columna de la flagelación, la escalera del pretorio, la corona de espinas, los clavos, la lanza de la transfixión; la sábana santa o lienza de la deposición. Estas expresiones de piedad, promovidas en ocasiones por personas de santidad eminente, son legítimas. Sin embargo, para evitar una división excesiva en la contemplación del misterio de la Cruz, será conveniente subrayar la consideración de conjunto de todo el acontecimiento de la Pasión, conforme a la tradición bíblica y patrística.

domingo, 5 de diciembre de 2021

Ciclos Litúrgicos: El Adviento con J.S.Bach (Segundo Domingo)





Wachet! betet! betet! wachet!, BWV 70a y BWV 70 (¡Velad, orad, orad, velad!) así rezan estas dos cantatas compuestas por J.S. Bach para el segundo domingo de Adviento. La primera no ha llegado hasta nuestros días y de la segunda no se tiene al completo. Las interpretaciones que podéis escuchar, son meras aproximaciones en las que se han suprimido algunas partes.
La BWV 70 a,  fue estrenada el 6 de diciembre de 1716 en Weimar, recién fallecido el capellmeister (1)Johann Samuel Drese. La iglesia luterana de Weimar permitía la música polifónico-instrumental.
Bach amplió la BWV 70a para elaborar la cantata BWV 70 en dos partes en Leipzig para el vigésimo sexto domingo después de la festividad de la Trinidad en 1723. En Leipzig durante el Adviento se observaba el "tempus clausum"(2) de tal manera que el primer domingo de Adviento era el único en el que se interpretaba una cantata y en los tres domingos siguientes no se interpretaba música de cantata alguna. Con la finalidad de utilizar la música de nuevo, Bach tuvo que dedicarla a un evento litúrgico diferente y eligió el vigésimo domingo después de la Trinidad con un tema similar. La cantata fue interpretada por primera vez el 21 de noviembre de 1723 en Leipzing. Siete años separan a ambas Cantatas.
Bach empleó parte de la primera Cantata para componer la segunda , tristemente el libreto original ( de la BWV 70 a) se perdió.

Las partes de la cantata original son las siguientes:

1. Coro: Wachet! betet! betet! wachet! (¡Velad, orad, orad, velad!).
2. Aria: Wenn kömmt der Tag, an dem wir ziehen.(¿Cuándo llegará el día en que salgamos).
3. Aria: Laßt der Spötter Zungen schmähen (Dejad que agravien las lenguas de los burlones)
4. Aria: Hebt euer Haupt empor (Levantad vuestras frentes).
5. Aria: Seligster Erquickungstag (¡Feliz día del solaz,)
6. Coral: Nicht nach Welt, nach Himmel nicht,(Ni el mundo ni el cielo).


La instrumentación de la misma es (según la BWV 70 ya que la de la original se ha perdido): soprano, alto, tenor, bajo, coro, trompeta, oboe, fagot, dos violines, dos violas y bajo continuo.

La letra de la cantata original se debe a SalomoFranck y a Christian Keymann

Sobre el sentido de la cantata, esta basada en el capitulo 25 del  evangelio de San Mateo, versiculos 31-46, digamos que se centra en lado Apocaliptico del Adviento, presentando el juicio final:

"Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso.  Todas las naciones se reunirán delante de él, y él separará a unos de otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras.  Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda..."

De ahí la invitación del titulo de la cantata ¡Velad,Velad y Orad!


Aquí podéis seguir el texto de la Cantata BWV 70 en Alemán y castellano

(1)El maestro de capilla (en francés maître de chapelle, en italiano maestro di cappella y en alemán Kapellmeister) es un músicode experiencia y prestigio, siempre compositor, que forma, gestiona y dirige al grupo de cantores e instrumentistas responsable de la música sacra en los oficios de las iglesias, o de la música profana en las fiestas cortesanas

(2)El tempus clausum o tiempo cerrado, en la antigua ley católica denominado tempus feriatum o tiempo prohibido, hace referencia a los periodos penitenciales a lo largo del año litúrgico, Cuaresma y Adviento.


domingo, 28 de noviembre de 2021

Ciclos Litúrgicos con J.S.Bach : Adviento (Primer Domingo)


En un post anterior, relaté brevemente que es el tiempo litúrgico, el cual se divide, en Tiempos Fuertes y Tiempo Ordinario. 
La Solemnidad  de Cristo Rey del Universo,marca el final del año litúrgico, comenzando el nuevo año el siguiente domingo, que será el Primer Domingo de Adviento. El primer domingo de Adviento es siempre el mas cercano al treinta de noviembre festividad de San Andrés. 
Juan Sebastian Bach, fue un genio de la música con una ingente producción musical. En lo concerniente a su obra vocal , compuso mas de doscientas cantatas. cuatro de ellas corresponden al tiempo litúrgico de Adviento. 
Hoy nos centraremos en la nº 61 "Nun komm der heiden Heiland" "Ven Salvador de los gentiles" titulo totalmente acorde con el tiempo de Adviento en el que continuamente se invoca la venida del Salvador. 
En 1524 Martín Lutero tradujo al alemán y puso música al himno Veni, redemptor gentium, escrito por San Ambrosio de Milán. A partir de ese momento "Nun komm der Heiden Heiland"  se convirtió en el principal himno protestante para el Adviento. Es lógico, por tanto, que Bach iniciara tres ciclos de música para el año litúrgico dentro de su proyecto de crear “una música para iglesia bien reglada” con versiones de esta coral (Soli Deo Gloria).
J.S.Bach , compuso la cantatas BWV 61  para el primer domingo de Adviento en 1714 y fue estrenada el domingo 2 de diciembre de ese año . Las lecturas establecidas para ese día eran de la epístola a los romanos, "ahora nuestra salvación está más cerca ... la noche está avanzada, el día llegará" (Romanos 13:11-14), y del evangelio según San Mateo, la entrada en Jerusalén (Mateo 21:1-9).
El texto de la cantata fue obra de Erdmann Neumeister, el poeta combina las ideas de la entrada de Jesús en Jerusalén y su promesa de regresar con una invitación para entrar en el corazón de cada cristiano.

viernes, 26 de noviembre de 2021

Caminando hacia el Adviento



El Adviento es el período de preparación para celebrar la Navidad y comienza cuatro domingos antes de esta fiesta. Además se encuentra en el comienzo del Año Litúrgico católico. Este año 2020, comienza el domingo 29 de noviembre y el último domingo de Adviento será el 20 de diciembre. 

Reflexion para el Adviento

domingo, 21 de noviembre de 2021

Ciclos Litúrgicos: Domingo XXV después de la Trinidad(Último del año litúrgico) y Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, con J.S.Bach


Juan Sebastian Bach escribió durante años para la iglesia luterana como cualquier otra forma de ganarse la vida. Aunque el calendario litúrgico luterano no difiere mucho de la nomenclatura de la iglesia católica, a veces pueden producirse confusiones. 
Sabemos que el año litúrgico sigue la vida de Cristo y comienza no con año nuevo, sino con el primer domingo de Adviento (del latín Adventus); esto es, con el primero de los cuatro domingos anteriores a Navidad (Natividad) que preparan la venida de Cristo. Comenzando con este día, el año puede ser dividido en 4 períodos: 
  • El primero centrado alrededor de Navidad.
  • El segundo que lleva hacia Pascua.
  • El tercero que va hasta Pentecostés.
  • El cuarto que comprende el resto del año y que en época de Bach se denominaba el período después de Trinidad (Domingo siguiente a Pentecostés).
Establecido el calendario litúrgico, se recurre a las tablas de cantatas de Bach que indican los domingos precisos para los cuales las obras fueron compuestas. Generalmente, existen dos o tres cantatas distintas para un mismo domingo, escritas por el compositor en distintas épocas de creación. En domingos especiales, como Pentecostés o Trinidad, aparecen cuatro o cinco obras diferentes, y en otros sólo una. Por ejemplo, el Domingo Nº 27 después de Trinidad suele darse cada once o más años en el calendario litúrgico. Por esta razón, Bach escribió una sola cantata para este domingo, que es una de las más hermosas, la BWV 140 “Despertad, la voz nos llama”.
En el caso que nos ocupa, año 2021, el fin del año litúrgico corresponde al domingo XXV después de la Trinidad y para este domingo compuso la cantata BWV 90 "Es reisset euch ein schrecklich Ende" "Llegará a un final terrible para ti", Bach compuso esta obra durante su primer año como Thomaskantor en Leipzig . Forma parte de su primer ciclo anual de cantatas. La cantata fue interpretada por primera vez el 14 de noviembre de 1723.

Consta de cinco movimientos:
  1. Aria (tenor): "Es reißet euch ein schrecklich Ende"."Tendrá un final terrible".
  2. Recitativo (alto): "Des Höchsten Güte wird von Tag zu Tage neu"."La bondad de las alturas se renueva cada día".
  3. Aria (bajo): "So löschet im Eifer der rächende Richter"."Así que con celo se extingue el juez vengador".
  4. Recitativo (tenor): "Doch Gottes Auge sieht auf uns"."Así que con celo se extingue el juez vengador".
  5. Coral: "Leit uns mit deiner rechten Hand"."Guíanos con tu mano derecha".
Podéis seguir el texto completo en Alemán y Español AQUÍ.


 

 Sin embargo en la liturgia católica , el año  se cierra con la solemnidad de "Jesucristo Rey del Universo". El Papa Pio XI dedicó su primera encíclica "Ubi Arcano" al tema de "la paz de Cristo en el reino de Cristo" y estableció después , a través de la encíclica "Quas primas" la fiesta de Cristo Rey para que fuer celebrada el ultimo domingo de octubre. 
 Aunque hay varias cantatas que podrían relacionarse con el día de hoy, Solemnidad de Cristo Rey del Universo, me tomo la licencia de  traer a vuestra consideración la BWV 71 "Gott ist mein König""Dios es mi Rey". Esta cantata fué escrita por Johann Sebastian Bach en Mühlhausen para la inauguración del consejo municipal y estrenada el 4 de febrero de 1708.​Se trata de una de las seis primeras cantatas de Bach (junto a BWV 150, 131, 106, 196 y 4) que se conservan. al igual que las otras, el texto de BWV 71 no incluye recitativos ni arias, puesto que es anterior al estilo que más adelante añadiría Erdmann Neumeister.

Consta de siete movimientos.​

Coro: "Gott ist mein König"."Dios es mi rey".
Aria: "Ich bin nun achtzig Jahr"."Ahora tengo ochenta".
Fuga: "Dein Alter sei wie deine Jugend"."Deja que tu edad sea como tu juventud".
Arioso: "Tag und Nacht ist dein"."El día y la noche son tuyos".
Aria: "Durch mächtige Kraft"."Por poderosa fuerza".
Coro: "Du wollest dem Feinde nicht geben"."No quieres dárselo al enemigo"
Coro: "Das neue Regiment auf jeglichen Wegen"."El nuevo regimiento en cada ruta"

Podéis seguir el texto completo en Alemán y Español AQUÍ.

viernes, 9 de abril de 2021

J.S. Bach .Cantata 112 "Der Herr ist mein getreuer Hirt",

                     

"Der Herr ist mein getreuer Hirt","El Señor es mi  pastor fiel"

Der Herr ist mein Getreuer Hirt (El Señor es mi pastor fiel), BWV 112, es una cantata de iglesia para el segundo domingo después de Pascua, conocido entonces como Misericordias Domini, actualmente el equivalente sería el  domingo del Buen Pastor, que se celebra el cuarto domingo de Pascua. Esta cantata fue compuesta en Leipzig y la primera actuación se realizó el 8 de abril de 1731. Se basa en el himno de Wolfgang Meuslin, una paráfrasis del Salmo 23 (1530), Las lecturas prescritas para ese domingo eran de la Primera Epístola de Pedro (Cristo como modelo - 1 Pedro 2: 21-25), y desde el Evangelio de Juan, (el Buen Pastor - Juan 10: 11-16).
La Cantata esta compuesta para  soprano, alto, tenor, bajo, trompas, oboe d’amore, fagot, cuerdas y continuo. Obra de pequeñas proporciones, que utiliza incluso el mismo material del choral final en el coro inicial. Destaca por su especial belleza el dúo (Soprano y Tenor) Du bereitest für mi reinen Tisch,(Preparas para mí una mesa) .
Como hemos referido al principio, el texto de la cantata es una paráfrasis del salmo 23, uno de los mas bellos del salterio y de los más comentados y orados a lo largo de los siglos, tanto por la tradición judía como por la cristiana. 

El Señor es mi pastor, nada me falta.
En prados de hierba fresca me hace reposar,
me conduce junto a fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.

Me guía por el camino justo,
haciendo honor a su Nombre.
Aunque pase por un valle tenebroso,
ningún mal temeré,
porque Tú estás conmigo.

Tu vara y tu cayado me dan seguridad.
Me preparas un banquete
en frente de mis enemigos,
perfumas con ungüento mi cabeza
y mi copa rebosa.

Tu amor y tu bondad me acompañan
todos los días de mi vida;
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

También es uno de los más usados en el arte. Basta recordar las numerosas pinturas de las catacumbas. En ellas se suele representar a Jesús como un joven sin barba, de pie, con vestido corto y zurrón, con una oveja sobre sus hombros y la cabeza suavemente apoyada sobre la oveja. 
En la Liturgia cristiana se lee como salmo responsorial en distintas fiestas del Señor y se propone para todo tipo de celebraciones (bautizos, matrimonios, funerales, etc). Es un texto hermoso y poético, que nos habla de la ternura de Dios y de los sentimientos que experimenta quien se encuentra con Él: alegría, paz, seguridad, confianza, plenitud de vida.

Puedes encontrar el texto de la cantata , en alemán y español AQUI

Espero y deseo que a través de esta cantata y de la lectura reposada del salmo , tu alma y la mía se eleven a cotas mas altas desde donde, sin duda alguna, comenzaremos  a percibir la dulzura y el amor sin limites de ese Padre Bueno que nos sostiene en el ser y en el existir.

miércoles, 10 de febrero de 2021

MENSAJE DE CUARESMA 2021

 

Queridos hermanos y hermanas:

Cuando Jesús anuncia a sus discípulos su pasión, muerte y resurrección, para cumplir con la voluntad del Padre, les revela el sentido profundo de su misión y los exhorta a asociarse a ella, para la salvación del mundo.

Recorriendo el camino cuaresmal, que nos conducirá a las celebraciones pascuales, recordemos a Aquel que «se humilló a sí mismo, hecho obediente hasta la muerte, y una muerte de cruz» (Flp 2,8). En este tiempo de conversión renovemos nuestra fe, saciemos nuestra sed con el “agua viva” de la esperanza y recibamos con el corazón abierto el amor de Dios que nos convierte en hermanos y hermanas en Cristo. En la noche de Pascua renovaremos las promesas de nuestro Bautismo, para renacer como hombres y mujeres nuevos, gracias a la obra del Espíritu Santo. Sin embargo, el itinerario de la Cuaresma, al igual que todo el camino cristiano, ya está bajo la luz de la Resurrección, que anima los sentimientos, las actitudes y las decisiones de quien desea seguir a Cristo.

El ayuno, la oración y la limosna, tal como los presenta Jesús en su predicación (cf. Mt 6,1-18), son las condiciones y la expresión de nuestra conversión. La vía de la pobreza y de la privación (el ayuno), la mirada y los gestos de amor hacia el hombre herido (la limosna) y el diálogo filial con el Padre (la oración) nos permiten encarnar una fe sincera, una esperanza viva y una caridad operante.

La fe nos llama a acoger la Verdad y a ser testigos, ante Dios y ante nuestros hermanos y hermanas.En este tiempo de Cuaresma, acoger y vivir la Verdad que se manifestó en Cristo significa ante todo dejarse alcanzar por la Palabra de Dios, que la Iglesia nos transmite de generación en generación. Esta Verdad no es una construcción del intelecto, destinada a pocas mentes elegidas, superiores o ilustres, sino que es un mensaje que recibimos y podemos comprender gracias a la inteligencia del corazón, abierto a la grandeza de Dios que nos ama antes de que nosotros mismos seamos conscientes de ello. Esta Verdad es Cristo mismo que, asumiendo plenamente nuestra humanidad, se hizo Camino —exigente pero abierto a todos— que lleva a la plenitud de la Vida.

El ayuno vivido como experiencia de privación, para quienes lo viven con sencillez de corazón lleva a descubrir de nuevo el don de Dios y a comprender nuestra realidad de criaturas que, a su imagen y semejanza, encuentran en Él su cumplimiento. Haciendo la experiencia de una pobreza aceptada, quien ayuna se hace pobre con los pobres y “acumula” la riqueza del amor recibido y compartido. Así entendido y puesto en práctica, el ayuno contribuye a amar a Dios y al prójimo en cuanto, como nos enseña santo Tomás de Aquino, el amor es un movimiento que centra la atención en el otro considerándolo como uno consigo mismo (cf. Carta enc. Fratelli tutti, 93).

La Cuaresma es un tiempo para creer, es decir, para recibir a Dios en nuestra vida y permitirle “poner su morada” en nosotros (cf. Jn 14,23). Ayunar significa liberar nuestra existencia de todo lo que estorba, incluso de la saturación de informaciones —verdaderas o falsas— y productos de consumo, para abrir las puertas de nuestro corazón a Aquel que viene a nosotros pobre de todo, pero «lleno de gracia y de verdad» (Jn 1,14): el Hijo de Dios Salvador.

Leer[+]...


 

sábado, 30 de enero de 2021

Siete Domingos de San Jose



El 31 de enero comienza un año mas, la costumbre católica de los siete domingos de San José. La Iglesia, siguiendo una antigua costumbre, prepara la fiesta de San José, el día 19 de marzo, dedicando al Santo Patriarca los siete domingos anteriores a esa fiesta —en recuerdo de los principales gozos y dolores de la vida de San José. Comienzan el séptimo domingo antes del 19 de marzo (último domingo de enero o primero de febrero).¿Por qué hemos de perder nuestras tradiciones? retomemos el camino que la sangre de tantos nos dejo jalonado. Además este año, Con la Carta apostólica Patris corde (Con corazón de padre), el Pontífice recuerda el 150 aniversario de la declaración de san José como Patrono de la Iglesia Universal y, con motivo de esta ocasión, a partir del ocho de diciembre de 2020 hasta el 8 de diciembre de 2021 se celebra un año dedicado especialmente a él.



Seguir los siete domingos
 

martes, 5 de enero de 2021

Ciclos Litúrgicos: La Navidad con J.S.Bach-Oratorio de Navidad (6º día-Adoración de los Reyes Magos)


"Herr, wenn die stolzen Feinde schnauben"" Señor,cuando nuestros enemigos rabien"

Para la Fiesta de Epifanía , por la mañana en Santo Tomás y por la tarde en San Nicolas, rezaba la hoja volante publicada con anterioridad. Bach pone en juego, en esta composición, todos los recursos vocales, junto a tres trompetas, oboes y oboes d'amore, la cuerdas y el contínuo. Desde la cuarta cantata prescinde de las flautas.Reaparecen en esta pieza las trompetas y los timbales, que armonizan con la fuerza festiva del coro inaugural "Herr, wenn die stolzen Freinde schnauben, So gib,dass wir im festen GlaubenNach deiner Macht und Hülfe sehn" "Señor, cuando nuestros enemigos rabien, concédenos que con fe inquebrantable  esperemos de ti fuerza y ayuda". La estructura musical, como “todo”, se articula alrededor del recitativo, generalmente confiado a la voz del tenor, acompañado del continuo por medio de acordes. El evangelista habla de la invitación de Herodes a los Magos , para que le informen sobre la estrella y  un bajo repite las palabras de Herodes ante el nacimiento del Mesías. Tras un recitativo y un aria (soprano nº 56 y nº 57) prosigue el Evangelista con su narración, dividida por una coral (Nº 59) dando paso a la última aria "Nun mögt ihr stolzen Feind schrecken""Altivos enemigos, ahora podéis atemorizarme", escrita para tenor, dos oboes y continuo. Un recitativo en el que participan la contralto,el tenor y el bajo prepara el terreno para el Coro final, la orquesta al completo (tres trompetas,timbales,dos oboes,violines primeros, segundos, viola,´organo y continuo)presenta, junto a los solistas, el triunfo del bien sobre el mal "Nun seid wohl gerochen.An eur Feinde Schar, Den Christus hat zerbrochen, Was euch zuwider war"" "Ahora estais vengados de la borda de vuestros enemigo, pues Cristo ha destruido todo lo que era maligno".

La música para el Maestro J.S. Bach, era un servício divino; su obra era en si mísma una ofrenda musical: 
 "Solo para honrar al Altísimo
Y para instruir con ella al prójimo"

Ojalá que el disfrute y meditación con este magnífico Oratorio, pueda hacer vibrar las cuerdas de nuestro espíritu y despertar las fibras del corazón.

Las fuentes a las que he acudido para relatar las seis entradas han sido:
Música Sacra de Editorial Atalaya.
El Protestantismo y su música , de María Cristina Prochell.
Blog sobre instrumentos musicales de Rivera Música.
Bach Cantatas Website.
Formas instrumentales barrocas (Junta de Andalucía).


martes, 22 de diciembre de 2020

Ciclos Litúrgicos: La Navidad con J.S.Bach-Oratorio de Navidad ( Primer día 25 de diciembre)

 

El oratorio de Navidad de J.S.Bach, fue escrito para la navidad de 1734, incorpora música de composiciones anteriores, entre ellas tres cantatas seculares escritas durante 1733 y 1734, además de una cantata para iglesia, hoy perdida (BWV 248a). El Oratorio de Navidad  es un ejemplo de parodia musical, esto es, una re elaboración  de otros materiales. El autor del texto es desconocido, aunque se sabe que en él intervino Picander (Christian Friedrich Henrici).
El Oratorio de Navidad (BWV 248) se divide en seis cantatas.Debe su división al ritual establecido para la celebración del nacimiento de Cristo en la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig: En Santo Tomás la Navidad se articulaba en seis festejos independientes, a los que corresponde cada una de las partes. Los tres primeros acaecian los días 25,26 y 27 de diciembre; los siguientes, el primer día del año, el domingo siguiente y el seis de enero, como podeis ver en la estructura a continuación:

  1. Navidad (25 de diciembre «Jauchzet, frohlocket, auf, preiset die Tage»),
  2.  2º día de Navidad o San Esteban (26 de diciembre, Anunciación a los Pastores«Und es waren Hirten in derselben Gegend auf dem Felde»), 
  3. 3er día de Navidad o San Juan Evangelista (27 de diciembre, Adoración de los Pastores«Herrscher des Himmels, erhöre das Lallen»),
  4. 4º día, Año Nuevo o Fiesta de la Circuncisión «Fallt mit Danken, fallt mit Loben»,
  5. 5º día, primer domingo después de año Nuevo  «Ehre sei dir, Gott, gesungen» 
  6. 6º día, Epifanía (6 de enero, Adoración de los Reyes Magos«Herr, wenn die stolzen Feinde schnauben»).
La primera parte "Jauchzet, frohlocket, auf, preiset die Tage" "Alegraos, regocijaos; celebrad los días" se creó para el primer día de la Santa Navidad. Por la mañana en San Nicolás y por la tarde en Santo Tomás, como así reza en el opúsculo de la obra. Comienza con gran solemnidad acentuada por el golpear de los timbales y el sonido de las trompetas con el coro que se eleva en un canto de alabanza:

¡Regocijaos cantad de alegría!¡Alabad estos días!
¡Glorificad lo que el Altísimo ha realizado en este día!
Abandonad vuestros temores, cesad en vuestros llantos,
¡entonad himnos de regocijo y alegria!
Unid vuestras voces para cantar la gloria del Altísimo,
¡Adoremos el nombre del Todopoderoso!

Disfrutad de esta música que es oración. ¡Felíz Navidad!