“Los que consideran la terapia homosexual contraria a la ética, también rechazan la abstinencia extramatrimonial”

“Lo fundamental es que se debe proceder a la desconstrucción social de la noción de genero y a su reconstrucción superando las diferencias creadas culturalmente, la noción de género que debe existir es la de género humano y que dentro de este género ya sea hombre o mujer cada persona viva el rol y su vida como quiera pero siempre como algo voluntario nunca impuesto por pautas sociales o culturales”(Cuestión de género, evolución y consecuencias.FERNANDO M. CARLETTI)
La reciente polémica suscitada en Cataluña en torno a las terapias que ayudan a homosexuales a dejar de sentir atracción por personas del mismo sexo ha puesto de relieve la transformación de las instituciones de acuerdo con los planteamientos del homosexualismo político. Ese totalitarismo no deja espacio para la creencia católica y arrincona progresivamente el uso de la libertad como individuo a través de sus creencias y opiniones.