La Doctrina Social de la Iglesia: Rerum Novarum




Proximamente , se publicara una encíclica de SS Benedicto XVI que se integrara en el ámbito de la doctrina social de la Iglesia. La enseñanza social de la Iglesia, es una guía imprescindible para todo aquel con responsabilidades de gobierno, fruto de El amor cristiano que impulsa a la denuncia, a la propuesta y al compromiso con proyección cultural y social, a una laboriosidad eficaz, que apremia a cuantos sienten en su corazón una sincera preocupación por la suerte del hombre a ofrecer su propia contribución”.Por ese motivo me he propuesto colaborar para dar a conocer la enseñanza de la Iglesia sobre dicha materia.

El inicio de la llamada Doctrina social de la Iglesia, esta en la encíclica de Leon XIII “Rerum Novarum” La Rerum Novarum surge en un momento histórico en que las falacias marxistas iban ganando adeptos; se estaba adoquinando el camino al advenimiento en cadena del golpismo totalitarismo que asoló el s. XX.

El comunismo legitima su violenta actuación a través de la llamada "teoría de la explotación capitalista": la propiedad privada de los medios de producción (del capital) coloca al trabajador en un situación dependiente y sumisa, hasta el punto de que se ve obligado a vender su fuerza trabajo a cambio de un salario. Sin embargo, debido a su especial situación de sumisión, el proletario trabaja más horas de las que realmente cobra, de donde surge la plusvalía capitalista. León XIII no vio nunca esta falsa relación de dependencia unidireccional. Muy al contrario, entendió que "ni el capital puede subsistir sin el trabajo, ni el trabajo sin el capital". Y es que "los que carecen de propiedad, lo suplen con el trabajo; de modo que cabe afirmar con verdad que el medio universal de procurarse la comida y el vestido está en el trabajo". (Juan Ramón Rallo)

El tema central gira entorno a la condición de los trabajadores, de sus derechos y deberes, así como también de los directivos, de los patrones. SS. León XIII hace un particular énfasis en la relación obrero-patronal, pues insiste en que este binomio es inseparable. A su vez hace una crítica de la lucha de clases, del Socialismo y de los excesos del capitalismo. Señala la imposibilidad de superar totalmente las desigualdades sociales. Si bien reconoce el derecho a la propiedad privada, subraya el deber de ayudar a los demás en sus necesidades, e insiste en la importancia de establecer asociaciones de trabajadores para su defensa y promoción humana. A manera de conclusión exhorta tanto al mundo obrero, como al patronal a pugnar por la reconciliación de las clases sociales apelando a los principios morales del Evangelio.

Enciclica Rerum Novarum

Doctrina social del Papa Benedicto XVI