miércoles, 24 de octubre de 2007

El nombre de Dios es la Paz


Ahora es el tiempo, es el momento oportuno, Dios nos hizo libres , nada le impedia habernos hecho impecables con un impulso irresistible hacia el bien, pero "juzgo que serían mejores sus servidores si libremente le servian". Ahora lo expulsamos de nuestras vidas , ponemos el centro de la Creacion en nuestro ombligo. Si miramos alrededor veremos gente esclavizada ,atada al dinero , a la sensualidad, al poder, al trabajo...a su salud, al fisico. Despertemos de este sueño de ilusos si hay que esclavizarse a algo o a alguien , nada mejor que saberse por Amor esclavos de Dios (San Josemaria Escrivá).
En este sentido,hombres y mujeres de diferentes religiones, procedentes de muchas partes del mundo, se han reunido en Nápoles para estrechar lazos fraternos, para invocar de Dios el gran don de la paz. El nombre de Dios es la paz.