miércoles, 17 de diciembre de 2008

La auténtica esencia de la Navidad

Reedito esta entrada del 2006, porque seguimos con el mismo problema, aumentado y en proceso de mayor degeneración. Aunque algún filosofo en columna de opinión afirme que navidad significa nacimiento, que lo que se refiere es al solsticio, es decir al nacimiento del sol. Aunque el complejo de quienes ocupan cargos de relevancia ya sean públicos o privados o bien se dedique al marketing o a las ventas, les lleve a fomentar "regalos, luces de neón, diversión forzada, navidades sin sentido religioso, tarjetas de felicitación sin representaciones de la Natividad, todo esto ante el auténtico sentido de la navidad es como un mango insípido, una flor sin aroma, una linterna que encendida se oculta dentro de un armario. Es algo que ha perdido la esencia de su ser, si uno no se para delante de un nacimiento y no contempla con humildad el misterio, no sabrá nunca lo cual es el autentico sentido de la Natividad, no conocerá realmente la plenitud del amor.
Aquel a quien ves tendido en un pesebre es el soberano del Universo, y recibe el poder y las patentes en esta cuna. Este, su poder, será pronto reconocido por hombres y ángeles, pastores y magos, en fin por todo el universo.Pero Jesús por una humildad constante y nueva , recibiendo el nuevo derecho de este poder, se priva al mismo tiempo de su uso, para salvación de los hombres y gloria de su Padre. Esta privación es tanto más alta cuanto va unida a una dignidad tan grande. Y no obstante este poder suyo, habita en el establo, en el pesebre, entre el buey y el asno, tan perseverante en su abajamiento como es perseverante en su grandeza: ya que el uno va unido a la otra, ninguno es anulado por el otro".
Podemos seguir intentando desvirtuar la navidad, pero la navidad es de los cristianos, de los que esperan la liberación.Navidad es un misterio de amor, pero no cualquier amor, sino el AMOR con mayusculas, el amor de Dios, el que hizo que Cristo, segunda persona de la Trinidad se encarnase para revelar al hombre su grandeza, para decirle al hombre , lo que el hombre és.