Quisiera ser niño africano

¿Que hemos hecho con nuestros niños? entran muy pronto en la fase de los relativismos y los racionalismos, que son enfermedades de adultos.
Les hemos inyectado tales dosis de carácter adulto, que con gran rapidez pierden pronto el encanto de sus sonrisas y el candor de su inocencia. Ser niño en nuestra sociedad constituye hoy en día una aventura muy breve, no hay mas que ir por la calle, observarlos, ver las controversias que se plantean entre algunos padres y sus pequeños dictadores. Sin embargo, cuando uno ve sonreir a esos niños- muchos no llegan a adultos- con la cara súcia y en ocasiones nada con que llenar sus pequeños estomagos, se pregunta ¿donde está la sonrisa de nuestros niños?, creo que si pudiera elegir…elegiría ser niño africano.