El mar



¡Oh corazón pequeño y puro

mayor que el mar, más fuerte

en tu leve latir que el mar sin fondo,

de hierro, frío, sombra y grito!

¡Oh mar, mar verdadero;

por ti es por donde voy –¡gracias, alma!- al amor!


(Juan Ramón Jiménez)