jueves, 3 de agosto de 2006

Mas escritos de B.de Ford

No me olvido de aquel primer post que puse sobre Balduino de Ford o de Canterbury, y creo que en plena época estival , donde nos centramos en nuestro cuerpo mas que en nuestra alma (no me excluyo de ello) es un buen momento para dejar paso a la sabiduria de aquellos que nos precedieron en la busqueda de la verdad.
"El amor no puede no ser generoso, odia permanecer solitario. En el exceso de su prodigalidad, como por el amor de la comunión, se esfuerza por merecer la comunión del amor. ¿Cuál sería la generosidad del amor si quisiera retener sus bienes sólo para sí y no quisiera compartirlos? ¿O cuál sería el consuelo del amante , si permaneciera amando él solo sin ser amado a su vez? Escrito está: '¡Ay del solo!'..