el amor...¡ se vive!


Acabo de oír en las noticias que una vez mas la vida de una mujer ha sido arrebatada violentamente por “su pareja”. Las actitudes humanas superan la lentitud del legislador. El problema no son las leyes, son los corazones, cada vez entiendo más lo que no es amor. No se “hace el amor”, se vive el amor. El verdadero amor dista mucho del romanticismo y no tiene que ver con el erotismo. Más bien es una comunión de corazones que es posible porque somos imagen de Dios. Es una alianza que va mucho mas allá de los sentidos y es capaz de sufrir y negarse cualquier cosa por el otro."