lunes, 10 de julio de 2006

He estado en Valencia ,no lo olvidaré


Los dias 8 y 9 he estado en Valencia, no podré olvidar jamás el mensaje que se grabó en mi corazón.
Primero que en la Iglésia está la verdad, Dios es Omnipotente, Omniscente, eternamente fiel, eternamente verdadero. Cuando uno es soberano guarde sus tesosros donde quiere y Diós nuestro Padre, creyó oportuno darnos una Iglésia en la que custodiar la verdad y lo hizo por que pudo y así convenia.

Segundo es que la família es lo que és , es como és por que así lo quiso Dios y así convenia al hombre. No existe la família tradicional, existe la familia. Es la misma ayer, hoy, mañana.
El fin y el ideal de la familia cristiana son igualmente sobrenaturales. Fin: la salvación de padres e hijos; ideal: la unión entre Cristo y su Iglesia. "Maridos, amad a vuestras esposas, como Cristo amó a su glesia y se entregó por ella", dice San Pablo (Ef 25). La intimidad de la unión matrimonial, la casi identificación de marido y esposa, se expresa en la cita: “Así deben los hombres amar a sus esposas, como a sus propios cuerpos. El que así ama a su esposa, se ama a sí mismo" (Ef. 28).

Yo estuve en Valéncia, podré actuar incoherentemente, rectificaré, volveré a caer, pero no olvidaré jamás el mensaje que Dios nos ha transmitido por medio de su vicario.

¡¡¡LA FAMILIA ES COMO ES!!!