lunes, 28 de mayo de 2018

Ciclos litúrgicos con J.S.Bach-Domingo de la Trinidad BWV 129 "Gelobet sei der Herr, mein Gott


La Cantata BWV 129, esta basada en el himno de  Johann Olearius " Gelobet sei der Herr, mein Gott " (Alabado sea el Señor", mi Dios) con cuyas palabras Bach, explicó el misterio de la Trinidad al referirse a los aspectos característicos de cada una de las tres divinas personas.
Dios Padre siendo " Mein Gott, mein Licht, mein Leben, mein Schöpfer " (mi Dios, mi luz, mi vida,
mi creador-estrofa 1), Dios Hijo " Mein Gott, mein Heil, mein Leben, des Vaters Liebster Sohn " (mi Dios, mi luz, mi vida-estrofa 2, aria bajo), Dios Espíritu Santo " Mein Gott, mein Trost, mein Leben, des Vaters werter Geist"(mi Dios, mi luz, mi vida-Estrofa 3; soprano aria). La estrofa 4 envuelve la noción de la Santísima Trinidad en un alto aria, dando como resultado una canción de alabanza (estrofa 5) por un coro exultante rodeado por la orquesta tocando independientemente, pero en perfecta armonía con el coro.
La cantata coral BWV 129 es diferente de la mayoría de los demás, no solo porque Bach usó el texto literal del himno de Johan Olearius, sino también porque no incluyó ningún recitativo. 
El primer movimiento, de inmediato nos pone de un humor festivo con las cuerdas y los instrumentos de viento bailando alegremente, interrumpidos por los llamativos ta-ta-tams de las trompetas y los timbales. 
 Es como si Bach desde el principio quisiera decirle a su congregación: "Poneos en pié hermanos y hermanas,  el himno de hoy no requiere una piedad tranquila. ¡Alégrate, Dios es nuestra Luz, nuestra Salvación y nuestro Consuelo!. 
Alabemos al Señor con todas nuestras fuerzas.