domingo, 5 de enero de 2014

Franz Liszt: In Nativitate Domini ad Matutinam





Franz Liszt tuvo renombre en la Europa del siglo XIX por su habilidad como pianista virtuoso. En la década de 1840 fue considerado por algunos como quizás el pianista más grande de todos los tiempos . Liszt también fue compositor, profesor de piano y director de orquesta .
 Benefactor de otros compositores , entre ellos Richard Wagner, Hector Berlioz , Camille Saint- Saëns , Edvard Grieg y Alexander Borodin . Como compositor dejó tras de sí un cuerpo extenso y diverso de trabajo en el que influyó en sus contemporáneos a futuro y anticipó algunas ideas y tendencias del siglo XX, algunos consideran la "Sonata en B menor" como una de sus mejores composiciones, no siendo menos desconocida sus "Rapsodias Hungaras" y no menos conocidos los "Nocturnos" . Tambien compuso tres conciertos para piano y orquesta pero quiza lo que ya no es tan conocido de Litz, es su faceta como compositor de música religiosa, su obra maestra en este ambito fue sin duda el oratorio "Christus" escrito a lo largo de una decada,  Listz profesó en el convento de Petz, lugar donde su padre lo habia llevado en su juventud, en la Orden Franciscana Seglar:

"El amor me ha salvado de mí mismo, el arte me ha salvado del amor, la religión me ha salvado del arte, porque todo pasa, excepto Dios"(Frank Listz).

Este "In Navitate Domini" de su oratorio , quiero que sea para vostros mi regalo de Reyes junto con lo que de Listz escribio Camille Mauclair, en su ensayo de 1938: "El heroísmo de Liszt":

"Liszt quiso servir y no ser servido. Hoy sabemos que fue un héroe y un santo. Fue el hombre todo caridad y amor, que ignoró el odio y se olvidó de su yo, sofocó su grandeza y murió piadoso y pobre. Sus obras maravillosas pertenecen a la música, pero el ejemplo de Liszt pertenece a toda la humanidad"