domingo, 11 de diciembre de 2011

Domenica Gaudete



La alegría del Adviento,domingo Gaudete, así se denomina al tercer domingo del Adviento llamado así por la primera palabra del Introito de la Misa (Gaudete, es decir, Regocíjense.Jesús se acerca a un grupo de hebreos, cuando les dijeron que les tocaba el turno para subir a la Pascua, porque Jerusalén no tenía la capacidad de recibirlos a todos juntos, exaltados de gozo dieron origen al Salmo 121: “Que alegría cuando nos dijeron vamos a preparar por cuatro semanas la venida del Señor; y hoy estamos aquí en las puertas del templo, jubilosos”. Aquí suben los creyentes en grupo, según lo que a la Iglesia se le ha dicho, venir a celebrar el nombre del Señor (Mesías- Salvador). El Domingo de Gaudete por lo tanto, hace un alto, como el Domingo del Laetare, a medio camino a través de un Tiempo que de otra manera es de carácter penitenial, y significa la cercanía de la venida del Señor. De las "estaciones" que se mantienen en Roma para representar los cuatro domingos de Adviento, la correspondiente a la basílica Vaticana se le asigna al Gaudete, ya que es el más importante de los cuatro domingos. Tanto en el Oficio como en la Misa a través del Adviento, se hace referencia continua a la segunda venida de nuestro Señor, y se enfatiza en el tercer domingo por medio de la adición de signos permitidos para ese día, como una expresión de alegría. El Domingo de Gaudete está marcado por un Nuevo Invitatorio, la Iglesia no invita ya a los fieles a meramente adorar "al Señor que va a venir", sino que les llama a una liturgia de alegría porque "el Señor está ahora aquí y al alcance de la mano"."Preparad vuestros corazones porque no hay otra verdad,otra alegría que colme las ansias de felicidad del hombre que JESUS, Él es el Mesias, Él colma las aspiraciones que mi corazón y el vuestro anhelan.