Vultum tuum, Domine, requiram:Buscaré tu rostro Señor

Oigo en mi interior "Busca su rostro" Tu rostro buscaré, Señor. No me escondas tu rostro"(Salm 27).

Juan Pablo II, ya ha sido proclamado Beato, su culto ha pasado del ámbito local (donde nació) al ambito universal. Es modelo de virtudes para todos , incluso para el reaccionario Sr.Hans Küng. El corazón del ser humano esta hecho para ver a Dios.Sólo en Él halla su descanso, de ahí el permanente anhelo del hombre por encontrarse con Él, aunque aveces este anhelo quede oculto por la cultura del placer y del bienestar, pertenece a lo mas íntimo del hombre y antes o despues volverá a interpelarnos. La contemplación del rostro de Dios será nuestro motivo de felicidad eterna en el Cielo. Juan Pablo II ya lo disfruta y, tu y yo tambien lo contemplaremos si no ponemos obstaculos al Amor Misericordioso de Jesús.