miércoles, 24 de febrero de 2010

Triste dia: El Senado no ha vetado la ley del aborto.



El Senado no ha vetado la Ley del aborto y que ni siquiera haya aprobado alguna enmienda, lo cual supone que la ley del aborto no vuelve a pasar por el Congreso y va directamente al BOE y que entrará en vigor en unos 4 meses.
Las ministras del régimen se felicitaban, mientras el Gran Hermano pronunciaba   bajo la horrible cúpula de Miquel Barceló (más de 20 millones de euros) palabras grandilocuentes:
"Desde el respeto al principio de no injerencia, pero también desde la exigencia del respeto a los derechos humanos", España tiene el "propósito firme" de llevar la abolición en su política "exterior”
Que incoherencia, se aboga por la abolición de la pena de muerte, mientras en su Nación, se condena a la pena de muerte a millones de ciudadanos que no verán la luz y morirán en el vientre de "su madre”. Cronos seguirá con su gran festín.Hay un viejo adagio que jamás pierde su vigor, pero que es como el mendigo al que nadie mira, está ahí, conserva su vigor pero es ignorado por todos "El hombre que olvida la historia, está condenado a repetirla", las ministras camaradas del régimen de ZP I , quizá ni llegaron a conocer la historia. En la década de los 50, mucho antes de que el "problema" se planteara en la Europa del Oeste, en nombre de la teoría Marxista-Leninista de la población, se autorizaron las técnicas del aborto inducido. El aborto fue progresivamente legalizado en las antiguas repúblicas "rojas" desde 1955, tras una autorización del Soviet Supremo que no era sino la continuación de una reglamentación que como las hojas de las margaritas iba y venía desde 1917. De 1917 a 1926 había sido autorizado sin restricciones, de 1926 a 1936 se pusieron algunas reservas; de 1936 a 1954 estuvo totalmente prohibido y con se ha referido anteriormente, en 1955 fue autorizado de nuevo. Fue tal desastre demográfico, que en algunas de las entonces repúblicas soviéticas, empezaron a replantearse medida restrictivas, por ejemplo Rumanía cambio totalmente de política en 1966 mediante la supresión del aborto a las menores de 40 años con el fin de proteger a las mujeres de los continuos abortos, esta edad de la prohibición subió a los 445 años en 1972.Bulgaria adopto medidas en el mismo sentido, después Hungría. Otras repúblicas como Checoslovaquia y la RDA toman medidas que favorezcan el nacimiento de hijos, concretamente la RDA, implantó como slogan en los documentos oficiales el siguiente "Una comunista no aborta".
Sin embrago es patente que el Politburó socialista desconoce la historia y poco le importa la salud de las niñas de dieciséis años.
La historia les pasará factura, también su conciencia.