La Iglesia vuelve a recibir Jarabe de Palo por abogar en favor de los non natos


Esta semana en las Naciones Unidos (ONU), miles de activistas, oficiales de gobierno y de la ONU se reunieron en Nueva York para la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

Mientras el tema de la conferencia es “La equidad de responsabilidades entre hombre y mujer, incluyendo la atención proporcionada en el contexto del VIH/SIDA” varios países y organizaciones no-gubernamentales (ONGs) han usado la reunión anual como plataforma para promover ideas radicales de derechos homosexuales, aborto y educación sexual.
Noruega y Suecia se juntaron con International Planned Parenthood a organizar un panel de “Promoviendo el Apoderamiento Sexual y Reproductivo.” Ambos gobiernos expresaron la necesidad de priorizar “derechos sexuales y reproductivos.” En un discurso breve el Secretario de Estado de Noruega, Hakon Gulbrandson, proclamó que “los derechos sexuales son los pilares de la equidad de género” y que “el aborto seguro es un componente crucial de los derechos sexuales y reproductivos.”

Gulbrandson criticó a “quienes sostienen ser pro-vida y sin embargo desean orillar el aborto” ya que a veces “el aborto es la única solución para embarazos prematuros e indeseados.” Gulbrandson aboga a favor de derechos homosexuales y urge a “respetar la diversidad de identidades genéricas.”


El apoyo a derechos homosexuales también era prioridad en un evento patrozinado por Human Rights Watch en donde los organizadores desarrollaron estrategias de cómo establecer las posturas no-vinculantes de “orientación sexual” encabezadas por la Unión Europea (UE) que se introdujeron en la Asamblea General en el otoño pasado. La postura de la UE llamó a los estados miembros a incluir “orientación sexual” e “identidad de género” como categorías protegidas no-discriminativas p.ej. raza, religión o sexo. Human Rights Watch confirmó el temor de muchos críticos de que las ONGs a favor de los derechos homosexuales pudieran presionar para obtener posturas no-vinculantes de manera más permanente como una resolución de la Asamblea General sobre la que se estaría votado en “tres años o menos”.

Abogados pro-vida y pro-familia en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer han tratado de hacerse oír en varios eventos de ONGs pero han encontrado resistencia y hostilidad. En el evento del Centro para Derechos Reproductivos sobre mujeres positivos de VIH, uno de los panelistas de Chile aprovecho la oportunidad de denigrar la Iglesia Católica por manejar su “poder y influencia” para aterrar al gobierno chileno de apoyar la extensa distribución del condón. Si uno de los advocados jóvenes pro-vida habló de la abstinencia como método de prevención de VIH, estaba acallado por los panelistas.

En la reunión del caucus de jóvenes, organizadores se negaron a incorporar sugerencias pro-abstinencia de un grupo de más de 20 jóvenes. Uno de los jóvenes dijo a Friday Fax, “No se a quienes jóvenes les representan pero no hablan para mi o alguien de mis amigos que están aquí.”

La reunión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer se concluye el 13 de marzo.

Texto Original en:

Catholic Family and Human Rights

El triste camino del aborto en España: