domingo, 29 de marzo de 2015

La Tierra del Maestro: Un viaje Espiritual a Tierra Santa (IX) Emaús,Jafa,Tel Aviv,Madrid


Bien temprano, desayunamos y bajamos todas las maletas , era la despedida de Jerusalén, el tiempo había pasado como una centella, no era suficiente, necesitaba más, mas tiempo de oración, de visita calmada a los lugares donde se fue forjando el mayor acto de amor de la historia de la humanidad, pero el tiempo es para los que existimos, los que sufrimos cambios, lo que para mi era el fín de la peregrinación, para Dios es un presente continuo. Voy a apartar mis nostalgias y volver  a la realidad de esa jornada.
La tradición recogida por los franciscanos de Tierra Santa coloca en este lugar el recuerdo de la aparición de Jesús Resucitado a los dos discípulos de Emaús, Cleofás y Simeón.Es un lugar entrañable, valles verdes, higueras, viñas praderas verdes. Al igual que yo me sentía la mañana del día seis, el domingo se Pascua, al atardecer, dos discipulos nostalgicos, pensativos y tristes abandonan el grupo de los que seguian al Maestro, la aldea de la que habla San Lucas, está a 60 estadios, unos 11 kilometros de la capital (Lc 24, 13-35).


En el año 1891 el lugar fue comprado por la marquesa Paulina de Nicolay y entregado a los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa. Posteriores excavaciones mostraron los restos de una basílica cruzada, con la “casa de Cleofás” y algunas casas del período medieval colocadas a lo largo de la calzada.




Volviendo a los dos discipulos, iban tristes pues esperaban al libertador de Israel y dijeron, llevabamos ya tres días desde que lo crucificaron. Jesús se les acerca y camina con ellos. Y les reprocha ¡que lentos sois para comprender! ¿ no era necesario que el Mesías sufriese para entrar en la gloria? Señor, riñenos a nostros tambien pues aún estamos sin entendimiento. No nos cabe en la cabeza que el grano de trigo tenga que desaparecer para que nazca la espiga; como nos cuesta entrar en los caminos de Dios, que ciertamente no son los nuestros (Is 59,8-9) (Francisco López Melús)


Restos de calzada romana

Jaffa.-

Iglesia de San Pedro
 

Jaffa es el sitio en el que San Pedro hizo levantar a Tabita de la muerte (Hechos 9:36-43). Pedro se hospedó en la casa de Simón el curtidor, apenas a unos pasos de donde hoy se levanta el Centro de visitantes. Fue en el techo de esta casa donde Pedro tuvo una visión, en la que vio que el cielo se abría y una sábana llena de animales impuros bajaba a la tierra y oyó una voz que le ordenaba: "Levántate, Pedro, mata y come" (Hechos 10:13). El mandamiento de comer animales impuros era para Pedro una señal para bautizar a Cornelio, un centurión romano y un gentil, considerado por los judíos devotos como impuro. Esto significaba que por primera vez, los gentiles podían recibir al Espíritu Santo e incorporarse a la Iglesia.
El edificio más distintivo en la antigua Jaffa es la iglesia de San Pedro, que domina la plaza principal y es visible desde las playas de Tel Aviv. Actualmente, la iglesia pertenece a la Custodia franciscana de Tierra Santa.

Playas de Tel Aviv desde Jaffa
Almorzamos en Jaffa y al terminar nos dirigimos al aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv, la primera parte de nuestra perigrinación estaba tocando a su fín, despues llega la segunda parte, la asimilación, la meditación y el Señor ¿que quieres de mi?. 

Que significativos són estos versos de León Felipe:

 "Ser en la vida romero,romero, sólo romero.Que no hagan callo las cosas, ni en el alma ni en el cuerpo.Pasar por todo una vez, una vez sólo y ligero,ligero,siempre ligero.Que no se acostumbre el pie a pisar el mismo suelo, ni el tablado de la farsa, ni la losa de los templos, para que nunca recemos como el sacristán los rezos, ni como el cómico viejo digamos los mismos versos. Que no hagan callo las cosas ni en el alma ni en el cuerpo. Pasar por todo una vez, una vez solo y ligero".


Un placer el haberos conocido , y hasta luego, estais todos apretadicos dentro de mi corazón ¡¡¡OS QUIERO!!!

sábado, 28 de marzo de 2015

La Tierra del Maestro: Un viaje Espiritual a Tierra Santa (VIII) Jerusalén Santo Sepulcro, Calvario, Basílica Resurrección

El día cinco hubo un grupo de valientes. con Javier e Inma a la cabeza. que a las 05:30 salieron del hotel en dirección al Santo Sepulcro para evitar aglomeraciones, el resto lo hicimos alrededor de las 07:30 . Tristemente en la Basílica lo primero que percibo es la división de los cristianos ¡seis comunidades la tienen en propiedad! ortodoxos, católicos,armenios,coptos,sirios y etiopes. La Basílica en sí misma es un conglomerado de estílos, con abundantes rincones oscuros y una decoración un tanto caótica y recargada para el gusto occidental y, todo esto, debido a su pertenencia a seis propietarios. No censuro el exceso, me hace recordar el salmo 69,10 "Porque el celo de tu casa me devora" siempre uno se queda corto queriendo corresponder al amor de Dios.



Los ortodoxos no emplean el témino Santo Sepulcro, lo llaman Anastasis, la Resurrección,Jesús ha muerto pero al tercer día renació la esperanza.Cuando las mujeres fueron a finalizar la embalsamación del Cuerpodel Maestro, se dieron cuenta de que la losa estaba corrida y la tumba vacía y oyeron: ¿Por que buscáis entre los muertos al que vive? no está aquí.Resucitó como había dicho; y luego María Magdalena , Pedro, los once y los de Emaús y mas de quinientos hermanos....

Cuando entré en el interior del Seplulcro, me embargó la emoción, apenas había gente y el sacristán ortodoxo salió del Sepulcro dejandonos en cierto modo a nuestro aire. No sé si estuve dos o tres minutos pero el tiempo no transcurría, me embargaba la emoción, arrodillado ante la losa donde había estado depositado el cuerpo de nuestro Señor, no daba crédito, las lagrimas fluyeron de mis ojos y sentí la necesidad de pedir perdón, de dar gracias, de pedir por la conversión de la humanidad. Al salir me senté en un banco que había frente al Sepulcro, Merece la pena hacer un rato de contemplación.
 Muy cerca del Calvario, en un huerto, José de Arimatea se había hecho labrar en la peña un sepulcro nuevo. Y por ser la víspera de la gran Pascua de los judíos, ponen a Jesús allí. Luego, José, arrimando una gran piedra, cierra la puerta del sepulcro y se va (Mt 27,60).






Tu y yo hemos sido comprados  a un gran precio (1Cor 6,20)

San Agustín escribió "No es gran cosa creer que Jesús ha muerto; esto todos lo creen. Lo verdaderamente grande es creer que ha resucitado".

 La fe de los cristianos en la resurección de Cristo es la prueba suprema del amor sin de Dios por el hombre, pues "no hay mayor amor que dar la vida por el que se ama" (Jn 15,13).



La Resurreción

El Santo Sepulcro se encuentra en una gran rotonda , Justo enfrente, se encuentra el Catholicón que es el espacio reservado a los griegos ortodoxos.La Confraternidad del Santo Sepulcro, formada por monjes ortodoxos griegos presididos por el Patriarca Griego-Ortodoxo de Jerusalén, se encarga del cuidado del Santo Sepulcro en nombre de los griegos y realiza la mayoría de sus liturgias dentro del Catholicon.


  Al salir del Catholicon hacia la derecha está la zona que custodian los franciscanos, allí esta el lugar donde se apareció el maestro a Maria Magdalena,tal y como narra Juan el evangelista, María Magdalena fue la primera que encontró a Jesús resucitado , a ella se le encomendó el anuncio de la resurrección.


 De aquí se entra en la Capilla de la Aparición de Jesús a su Madre, allí se encuentar un trozo de la columna de la flagelación.



A continuación está el convento franciscano en el que viven los padres que están al servicio de la Basílica.

 Detrás del Sepulcro se encuentra la capilla de los Coptos que, desde 1573 poseen un altar en el que poder celebrar en el interior de la basílica, y en el que, bajo el altar, se encuentra expuesta a la veneración una porción del banco de roca en la que se excavó la tumba de la sepultura de Cristo.




Otro de los lugares que me llamó la atención fue la Capilla dedicada a Santa Elena, Madre del emperador Costantino, la Capilla está ubicada en la zona que corresponde a los Armenios.




Desde la Capilla armenia de santa Elena se accede a la inferior del "Inventio Crucis"en la que se celebra cada año, el 7 de mayo, la memoria del hallazgo de la Santa Cruz y donde el padre Custodio franciscano lleva en procesión la reliquia de madera de la Cruz de Cristo al punto en el que tradicionalmente se encontró.


Calvario.-

 Cuando llegué a la Basílica,  la primera pregunta que se me vino a la cabeza fué ¿donde está el monte Calvario?. En tiempo de Jesús aquello era una cantera, junto al ángulo noroeste de la ciudad.En el año 132, el emperador Adriano hace desaparecer todos los simbolos cristianos y judaicos, el Gólgota (Calvario en hebreo) y el sepulcro desaparecieron bajo el templo dedicado a Venus Afrodita.
En el s.IV, con el emperador constantino, llegó la paz para los cristianos y con la venida de su madre Santa Elena aquellos lugares se convirtieron en la nueva Jerusalén. Y se construyó la gran Basílica que incluia dentro el Calvario, el santo Sepulcro del Señor y la cueva del descubrimiento de la Cruz.
 Antes de subir al Calvario , hay una gran losa sobre la que cuelgan lámparas, para recordar la unción del cuerpo de Jesús, realizada por Nicodemo y José de Arimatera, el original fue destruido y la actual es una reprodución que nada resta a la devoción popular.

Losa de la unción
Subida al Calvario
A la derecha de la entrada de la Basílica, una empinada y estrecha escalera nos dirige al Calvario. Allí hay dos capillas unidas, una de los católcos y otra de los ortodoxos.




 La de la derecha, representa el lugar en que Jesucristo fué clavado en la cruz; Barluzzi la restauró y decoró. Representa a la Virgen de pié y a la Magdalena postrada.


La ortodoxa representa el lugar de la muerte de Jesucristo; sobre ella un gran icono de plata con la imagen de Jesús crucificado , acompañado de la Virgen y San Juan. Bajo el altar, los peregrinos podemos introducir el barzo y tocar el fondo del agujero donde estuvo clavada la cruz.


Estar en el Calvario, invita de nuevo a la oración y a la reflexión, por dura que parezca la película del Mel Gibsón, la Pasión, estoy seguro que queda corta ante la realidad de los hechos, cerrar los ojos e imaginarse a Jesús, tras la agonia del Huerto, los interrogatorios, los golpes , los salibazos- de aquellos que previamente lo lalbaron cantando Hossana al hijo de David- los azotes, la coronación , la subida al Calvario...
" Al salir de la Puerta de los Jueces, dicen que cayó otra vez sin fuerzas. Por eso ya fuera de la ciudad (Mt 28,32) en la encrucijada de los caminos buscaron a alguien que llevase la cruz hasta el Calvario. No por compasión, sino porque el Señor ya no podía más, y caminaba demasiado despacio y se caía, tenian prisa por ejecutar la sentencia[...] Mientras Simón de Cirene cargaba con la cruz, el Salvador se detuvo un momento, y dicen que se sentó sobre una piedra. Esta fue una buena ocasión para que una mujer, que se llamaba Berenice, al verle con la cara llena de sangre y sudor, se acercó a Él y le secó la cara con un pañuelo grande,blanco[...] Llegaron al monte llamado Gólgota, donde ejecutaban a los malhechores, en el que ,como dice el Profeta -Nuestro Rey Dios antes de todos los siglos realizó nuestra salvación sobre la tierra- (Sal 73,12)[...] Al llegar al lugar llamado Calvario, le crucificaron allí(Lc 23,33). No explican los evangelistas el modo en que lo hicieron, quiza porque le crucificaron como siempre lo hacian los romanos y quizá no hacía falta el explicarlo" (Historia de la Sagrada Pasión de Fray Luis de la Palma- se puede descargar en este enlace)
La pena que Cristo debía sufrir era romana , era la pena reservada en Roma a los escalvos, la muerte más infame, el más terrible de los tormentos. Precedida de la flagelación , era ejecutada por cuatro soldados a las órdenes de un centurión, el reo debía pasar por las calles concurridas llevando a la espalda el madero horizontal de la cruz y colgada del pueblo la tabla con el titulo en que constaba el delito por el cual habian sido condenados. Colgado del madero , el reo moría por el hambre, por la sed, por la fiebre de las heridas, por las hemorragias y si aún así tardaba , se aceleraba con humo que se encendía al pie de la cruz, o conun golpe de lanza o machacando con un martillo las piernas del agonizante. Tan cruel era este suplicio , que los sanedritas lo pidieron al procurador para satisfecer su odio.
No podemos dejar de meditar el sacrificio voluntario de Jesús , lo hizo por tí y por mí y por toda la humanidad y encima nos dejó tres magníficos regalos "Padre perdonales porque no sabe lo que hacen" "Hoy estaras conmigo en el Paraiso" "Ahí tienes a tu madre"
Al descender del Calvario, encontarmos la capilla de Adán, allí protegida por un cristal, se puede ver una hendidura en la roca, según la tradición fue causada por el temblor de tierra que acompaño a la muerte del Señor.



Flagelación.-


 Caminando por una calle estrecha, como todas las de la ciudad vieja,llegamos al convento de las religiosas de Notre Dame de Sión, en los subterraneos de dicho convento hay una gran cisterna y cubriendo la cisterna, hay un pavimento que es considerado como parte de la Torre Antonia, en tiempos de Jeremias aquí se comienza a reconstruir la ciudad de Yahvéh desde la Torre de de Jananel (Jer 31,38) . Herodes la convirtió en fortaleza,construida sobre una columna rocosa para dominar el Templo y la ciudad. Herodes la llamó Antonia en honor a su amigo Marco Antonio



Aquí está el Lithostrotos ( Pavimento de piedra) impresiona ver y pisar los restos del enlosado, recordando lo que escribe el Santo Evangelio del lugar llamado "enlosado". Aquí Jesús fue injuriado, humillado,flagelado y coronado de espinas.


"Conoció el dolor, el dolor causado por los insultos y las violencias de fuera, y la tormenta interior del alma sacudidad por las debilidades de nuestra naturaleza, Y sintió el temor, la tristeza, la repugnancia, el hastío el desfallecimiento y el agotamiento, como los demás hombres, el miedo instintivo de la muerte. Se vio de pronto, delante de ella recorrió con su imaginación todos los horrores e incidentes: desprecios, insultos, brutalidades, angustias,abandono y pidió a su Padre que a ser posible le librase de aquel trance" (Fray Justo Perez de Urbel, Vida de Cristo)



A mediodía regresamos al hotel para el almuerzo y, a las cinco, quisimos revivir la dolorosa Pasión de nuestro Señor mediante el ejercicio del Viacrucis.
Realizamos el Viacrucis como uno no espera , la realidad se impone a la imaginación y al sentimentalismo, Jerusalén, una ciudad dividida, judios, musulmanes, cristianos que lucharon entre ellos por cada palmo, pero aquí en Jerusalén Cristo trajo la salvación, no solo para los cristianos, sino para todos los hombres; llega a todos los que buscan etre sombras al Dios desconocido y se esfuerzan por llevar una vida recta.
Voy a terminar aquí, pensaba relatar nuestro Viacrucis pero, eso te lo dejo a tí, piensa medita , ama y haz lo que quieras.

miércoles, 25 de marzo de 2015

La Tierra del Maestro: Un viaje Espiritual a Tierra Santa (VII) Belén ,Bet Sahur y Ein Karem


Belén.-
Partimos del hotel temprano como cada mañana, y al igual que cada día, desde que comenzamos nuestra peregrinación "abuna" Cobo nos invitaba a orar con un "por rezar no se muere nadie" y comenzaba el rezo del Ángelus. Que sabor tan especial adquiría esa mañana del 4 de marzo cuando a la invocación "Et Verbum caro factum est" "El Verbo de Dios se hizo Carne"  respondiamos "Et habitávit in nobis"  "Y habitó entre nosotros" íbamos al lugar donde el Verbo vió la lúz. Casi no recuerdo el exterior de la Basílica de la Natividad, mi mente estaba transportada al pesebre. Según nos contó el padre Cobo, fue la única Basílica de Tierra Santa que escapó a la destrucción de los persas en el 614, no la arrasaron al contemplar un mosaico en el estaban representados los Magos de Oriente,ya que iban vetidos con vestiduras persas . Tambien la respeto en el 635 el califa Omar por ser el monasterio donde Maryam dió a luz al profeta Isa -Jesús). Cuando llegamos , se estaba celebrando una misa en el rito armenio, el rito armenio es un rito independendiente establecido por San Gregorio el iluminador (257-330) fundador y santo patrón de la Iglesia Apostólica Armenia.



En cuanto termino la misa armenia, fuimos bajando a la gruta, Jesús nació en una gruta de Belén, dice la escritura "porque no hubo lugar para ellos en el mesón" (Lc 2,7) .
 Belén fue fundada por los cananeos hacia el año 3.000 antes de Cristo. Es mencionada en algunas cartas enviadas por el gobernador egipcio de Palestina al faraón, en torno al año 1.350 a. C. Después, la conquistaron los filisteos. En la Sagrada Escritura, se alude por primera vez a Belén – que por entonces se llamaba también Éfrata: la fértil– en el libro del Génesis, cuando se relata la muerte y sepultura de Raquel, la segunda esposa del patriarca Jacob: Raquel murió y fue sepultada en el camino de Éfrata, es decir, de Belén (Lc. 2, 7).
Aquí nació nuestro Señor
Más adelante, cuando se hizo el reparto de las tierras entre las tribus del pueblo elegido, Belén quedó asignada a la de Judá y fue cuna de David, el pastorcillo –hijo menor de una familia numerosa– elegido por Dios como segundo rey de Israel. A partir de entonces, Belén quedó unida a la dinastía davídica, y el profeta Miqueas anunció que allí, en esa pequeña localidad, nacería el Mesías:

Pero tú, Belén Éfrata, aunque tan pequeña entre los clanes de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser dominador en Israel; sus orígenes son muy antiguos, de días remotos. Por eso Él los entregará hasta el tiempo en que dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces, el resto de sus hermanos volverá junto a los hijos de Israel. Él estará firme, y apacentará con la fuerza del Señor, con la majestad del Nombre del Señor, su Dios; y ellos podrán reposar, porque entonces él será grande hasta los confines de la tierra (Mi 5, 1-3).


Nada mas pasar y besar el lugar donde la tradición nos indica que nació nuestro Señor, nuestro guía nos ofreció la posibilidad al que quisiera  de permanecer más tiempo en el lugar, quedamos con el resto del grupo a una hora concreta y allí  permanecí media hora o algo mas en oración en la gruta, tambien lo hicieron otros miembros del grupo, recuerdo a  Moises, Andreita y tambien Jose, nuestro periodista; no recuerdo si alguien mas se quedó. Aún no doy credito a aquellos minutos ante el lugar donde Jesús, segunda persona de la Trinidad, ve la luz del mundo. Como dice el simbolo Atanasiano " El cual, aunque es Dios y hombre, no son dos Cristos, sino un solo Cristo.Uno, no por conversión de la divinidad en cuerpo sino por asunción de la humanidad en Dios". Meditar estas cosas, pensar en la grandeza de Dios y en la pequeñez del hombre, constatar la soberbia del hombre que quiere ocultar a su Creador y admirarme de la humildad de Dios que solo puede amar al hombre, hizo que el tiempo no tuviese la más mínima importancia. La puerta de entrada a la Basílica es muy pequeña, hay que agaharse para entrar, solo hay unos privilegiados que no necesitan agacharse, los niños, para poder entrar hay que hacerse niño (Mc 10,13-16).
 “No alcanzaremos jamás el verdadero buen humor, si no imitamos de verdad a Jesús; si no somos, como El, humildes. Insistiré de nuevo: ¿habéis visto dónde se esconde la grandeza de Dios? En un pesebre, en unos pañales, en una gruta. La eficacia redentora de nuestras vidas sólo puede actuarse con la humildad, dejando de pensar en nosotros mismos y sintiendo la responsabilidad de ayudar a los demás”(San Josemaría Escrivá)



Bet Sahur,Campo de los Pastores.-

De Belén nos dirijimos Bet Sahur (“campo de los pastores”) que es donde se cree que el ángel se apareció a los pastores a anunciar el nacimiento del Niño Jesús, donde hay una cripta que es el resto de una iglesia. La iglesia representa una tienda de pastores, es obra de Barluzzi en 1954 y fue donada por Canadá. Es curioso como la lógica de Dios nada tiene que ver con la humana. El hacer acepción de personas entra dentro de nuestro actuar cotidiano, no importa cuánto vales sino cuánto tienes, no importa cómo eres sino cómo te ve el resto, nadie se preocupa por el valor interno y todos califican a las personas en función de la imagen externa, porque la sociedad actual está basada en la apariencia, pero, los llamados por los ángeles para ir al pesebre no eran los dirigentes del pueblo, eran unos pobres pastores, despreciados por el resto de la sociedad, su vida de nómadas les impedía cumplir los preceptos de la Torá.



Allí celebramos la Santa Misa, jamas podremos agradecer suficientemente a Jesús el regalo de la Eucaristía, de su presencia real en las especies eucaristicas donde verdaderamente residen su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad.
"Ante todo queremos recordar una verdad, por vosotros bien sabida, pero muy necesaria para eliminar todo veneno de racionalismo; verdad, que muchos católicos han sellado con su propia sangre y que celebres Padres y Doctores de la Iglesia han profesado y enseñado constantemente, esto es, que la Eucaristía es un altísimo misterio, más aún, hablando con propiedad, como dice la sagrada liturgia, el misterio de fe. Efectivamente, sólo en él, como muy sabidamente dice nuestro predecesor León XIII, de feliz memoria, se contienen con singular riqueza y variedad de milagros todas las realidades sobrenaturales".Luego es necesario que nos acerquemos, particularmente a este misterio, con humilde reverencia, no siguiendo razones humanas, que deben callar, sino adhiriéndonos firmemente a la Revelación divina.(Mysterium fidei,Pablo VI)






Ein Karem.-

 Tras el almuerzo, nos dirijimos a Ein Karem, a tan solo siete kilometros de las murallas de Jerusalén, San Lucas en su evangelio, nos relata "Por aquellos días, María se levantó y marcho deprisa a la montaña, a una ciudad de Judá; y entró en casa de Zacarias y saludó a Isabel"(Lc 1, 39-40).



 Si uno consulta google map y escribe la ruta de Nazaret a Ein Karem, le da una distancia de 144,7 Kms. hoy en día una hora y media mas o menos en vehículo, pero ¿hace 2000 años? ¿os imaginais el viaje de María? yo estoy seguro que José, quien mas a querido a la Virgen María organizaría su viaje aprovechando alguna de la caravanas que se dirigian a Jesrusalén, viajar en caravana era la forma habitual en los tiempos de Jesús debido a los bandidos, animales salvajes etc. Seguramente José la  acompañó, ya que el viaje sería de por lo menos cuatro jornadas y despues de dejarla en casa de Zacarías , regresaría a Nazaret para atender su negocio.
Ein Karem,  es un hermoso valle repoblado de de arbolado, con vegetación exuberante.


María  fué a servir a su prima,  se encuentra con Isabel y por encima de todo previsión,ve como la bendicen y la proclaman madre del Mesías.

" Y entró en casa de Zacarias y saludó a Isabel.Y cuando oyó Isabel el Saludo de María, el niño saltó en su seno, e Isabel quedó llena del Espiritu Santo; y exclamando en voz alta,dijo:Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre ¿De donde a mí tanto bien, que venga la madre de mi Señor a visitarme?".(Lc 1,41-44).



¿Os imaginais la escena, la ternura de Isabel? quizá nuestro corazón este algo endurecido por nuestro ritmo de vida y la contaminación del racionalismo salvaje que nos circunda pero, vamos a pedirle a Dios que como en el Cántico de Ezequiel:

 y os daré un corazón nuevo, 
y os infundiré un espíritu nuevo;
 arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra, 
y os daré un corazón de carne. 
                                                                                          (Ez 36,26)

Nos de un corazón de carne para introducirnos en aquella escena y junto a la ternura y la visón profetica de Isabel, seamos capaces de captar la humildad y la sinceridad de esa niña, María , que reconoce en el Magnificat, que sin hacer ella nada, el Señor ha permitido que se cumplan en ella las promesas echas al pueblo de Israel. Quizá esa consideración , nos ayude a expulsar el YO de nuestras vidas.

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en 
Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,porque el 
Poderoso ha hecho obras grandes por mí:su nombre es santo, y su 
misericordia llega a sus fieles de generación en generación.
El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón,
 derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los 
hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia 
-como lo había prometido a nuestros padres- 
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.



Desde la Iglesia de la Visitación, nos dirijimos a la Iglesia de San Juan Bautista,La iglesia cruzada del XII siglo fue restaurada en el 1621 por el Custodio de Tierra Santa Tommaso Obicini da Novara y abierta en el 1675.
La construcción actual, proyectada por el arquitecto Antonio Barluzzi, es del 1939.En el interior de la iglesia hay una gruta, que la tradición identifica con el lugar de nacimiento de Juan. El muro del patio de la iglesia, casi una imagen especular de la Iglesia de la Visitación, muestra la oración de acción de gracias que Zacarías decía cuando Juan nació, el Benedictus (Lucas 1:68-79) en 24 idiomas.




 A la izquierda del altar, una escalera conduce a la gruta natural llamada Gruta del Benedictus, en cuya fachada se puede leer: "BENEDICTUS DOMINUS DEUS ISRAEL, QUIA VISITAVIT, ET FECIT" "Bendito Sea el Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido"


La gruta, según la tradición es una parte de la casa de Zacarías e Isabel, padres de Juan Bautista. Bajo el altar, una estrella de mármol señala el lugar donde nació San Juan Bautista, con la leyenda “ Aquí nació el Precursor del Señor”.  Juan es el profeta, el mensajero, el heraldo que viene delante del gran rey; el que, estando todavía en el seno de su madre, saltó de alegría , cuando María saludó a Isabel; el que decía de si mismo que no era la luz, pero si el testigo de la luz, la voz que clama en el desierto para preparar el camino al Señor y enderezar sus senderos. 

Tras la visita a la Iglesia del Bautista, mientras esperabamos al " colectivo" pudimos disfrutar de los zumos obtenidos de las magníficas frutas que da aquel vergel, especialmente la granada. Una jornada que termina y un tiempo de reflexión para asimilar lo visto.