domingo, 29 de diciembre de 2013

FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA





Hoy la Iglesia Catolica celebra la solemnidad de la Sagrada Familia, no quiero convertir este día en una excusa para hacer reivindicaciones aunque sea una realidad patente que ¡Abolir la familia! frase tomada del Manifiesto Comunista de Karl Marx y Frederick Engels, se haya convertido en  consigna y  en la principal agenda de cierta izquierda internacional, del feminismo radical de género y del lobby gay. Esta conspiración se lleva a cabo muy sutilmente bajo un disfraz de derechos humanos, de la igualdad y derechos de la mujer y de los derechos de los niños.

Hoy solo quiero dar gracia a Dios por haber nacido en el seno de una familia, familia como Dios la quiso en su designio creador, porque la Familia es lo que es, así lo quiso Dios.

 Cuando el hombre se aparta de Dios, su primera tendencia es sustituirlo y al sustituirlo pretende convertir su propia experiencia en referente único de sus actos ,todo es factible y, lo que a mi me va bien, lo que a mi me satisface , eso es lo bueno. 

Dios no da palos de ciego, quiso que la familia fuese lo que ha de ser y asumio la naturaleza humana en el seno de una familia, elevandola y certificando con ello que la FAMILIA es el nucleo fundamental sobre el que se construye la sociedad y las relaciones humanas.

Gracias Dios mio por la FAMILIA , ilumina nuestra inteligencia y fortalece nuestra voluntad para que la familia sea lo que ha de ser.



lunes, 23 de diciembre de 2013

Felíz Navidad ¡Al cielo los corazones!



Nuestro Señor se dirige a todos los hombres, para que vengan a su encuentro, para que sean santos. No llama sólo a los Reyes Magos, que eran sabios y poderosos; antes había enviado a los pastores de Belén, no ya una estrella, sino uno de sus ángeles (Lc II, 9). Pero, pobres o ricos, sabios o menos sabios, han de fomentar en su alma la disposición humilde que permite escuchar la voz de Dios.
(San Josemaría Escrivá)

¡¡¡FELÍZ,AUTENTICA,SANTA Y FAMILIAR NAVIDAD!!! Si alguién os molesta, no digais ,esta persona me carga, decid mejor "Esta persona me santifíca " y felicitadle tambien la Navidad.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Feliz Navidad



 ¡Cielos, lloved vuestra justicia!
¡Ábrete, tierra!
¡Haz germinar al Salvador!

De todo corazón FELIZ NAVIDAD

domingo, 15 de diciembre de 2013

Reflexiones de Adviento: buscando el bien

"Aprended a hacer el bien, repetía con palabras del profeta Isaías; porque es inútil que una doctrina sea maravillosa y salvadora, si no hay hombres y mujeres capacitados que la lleven a la práctica".
 San Josemaría Escrivá 



Novena a la Inmaculada Concepción 

Bible World:Una nueva app permite viajar a la época de Jesús


Bibleworld nos presenta un nuevo modo de acercarse a la Biblia: el libro mas importante de todos los tiempos ingresa en la era del iPad destacando aspectos específicos de los nuevos medios de comunicación. El lector se sumerge en esta obra que nos presenta diversas experiencias sensoriales -visuales y táctiles - en diferentes dimensiones - personalizadas y virtuales.

BIBLE WORLD

Reflexiones de Adviento : buscando la paz

Nuestro mundo tiene absoluta necesidad de personas tranquilas y sencillas, de personas amables que en los comercios te atiendan con una sonrisa, que no pierdan la paciencia ante las taquillas, que al conducir no se comporten agresivamente, que no la tomen contigo cuando cometes un error. "Sé prudente en tus juicios. Las palabras son armas potentes que pueden hacer mucho daño. Que tu lengua no se burle de nadie.Que tu boca no desprecie nunca a nadie. Una palabra dura, una palabra fuerte pueden arder mucho tiempo en tu corazón y dejarte una cicatriz."

lunes, 9 de diciembre de 2013

Reflexiones de Adviento: De Nazaret a Belen



Ya estamos en la segunda semana de Adviento, el tiempo transcurre y sería bueno ponernos bajo la piel de María y Jose. De Nazaret a Belen hay unos 120 kilometros de distancia, talvez unos seis días de camino teniendo en cuenta el estado de gestación de María cubrir mas de 20 kilometros al día sería bastante penoso, por eso es importante tal y como decía San Josemaria Escriva, el meterse dentro de la Biblia como un personaje más. San Josemaría meditaba asiduamente los versículos del Nuevo Testamento y ponia de relieve aspectos nuevos, a veces inadvertidos durante siglos. No consideraba la Sagrada Escritura como un depósito inerte, sino como instrumento vital del que el Señor se sirve para infundir vida sobrenatural a quienes la leen con humildad y deseos de aprender.

Este texto que acontinuación se expone, puede ayudarnos en este camino de reflexión. Esta extraido de las visiones de la Beata Ana Catalina Emmerich:

Esta noche vi a José y a María, acompañados de Ana, María de Cleofás y algunos servidores, salir de la casa de Ana para su viaje. María iba sentada sobre la albarda del asno, cargado además con el equipaje, José lo conducía. Había otro asno sobre el cual debía regresar Ana. Esta mañana he visto a los santos viajeros a unas seis leguas de Nazaret, llegando a la llanura de Kimki, que era el lugar donde el ángel se le había aparecido a José dos días antes. Ana poseía un campo en aquel lugar y los servidores debían tomar allí la burra de un año que José quería llevar, la cual corría y saltaba delante o al lado de los viajeros.

Ana y María de Cleofás se despidieron y regresaron con sus servidores. Vi a la Sagrada Familia caminando por un sendero que subía a la cima de Gelboé. No pasaban por los poblados, y seguían a la pollina, que tomaba caminos de atajo. Pude verlos en una propiedad de Lázaro, a poca distancia de la ciudad de Ginim, por el lado de Samaria. El cuidador los recibió amistosamente, pues los había conocido en un viaje anterior. Su familia estaba relacionada con la de Lázaro.

Veo allí muchos hermosos jardines y avenidas. La casa está sobre una altura; desde la terraza se alcanza a contemplar una gran extensión de la comarca. Lázaro heredó de su padre esta propiedad. He visto que Nuestro Señor se detuvo con frecuencia durante su vida pública en este lugar y enseñó en los alrededores. El cuidador y su mujer trataron muy amistosamente a María. Se admiraron que hubiese emprendido semejante viaje en el estado en que se encontraba, dado que hubiera podido quedarse tranquilamente en casa de Ana.

He visto a la Sagrada Familia a varias leguas del sitio anterior, caminando en medio de la noche hacia una montaña a lo largo de un valle muy frío, donde había caído escarcha. La Virgen María, que sufría mucho el frío, dijo a José: "Es necesario detenernos aquí, pues no puedo seguir". No bien dijo estas palabras se detuvo la borriquilla debajo de un gran árbol de terebinto, junto al cual había una fuente. Se detuvieron y José preparó con las colchas un asiento para la Virgen, a la cual ayudó a desmontar del asno. María sentóse debajo del árbol y José colgó del árbol su linterna. A menudo he visto hacer lo mismo a las personas que viajan por estos lugares. La Virgen pidió a Dios ayuda contra el frío. Sintió entonces un alivio tan grande y una corriente de calor tal, que tendió sus manos a José para que él pudiera calentar un tanto sus manos ateridas. Comieron algunos panecillos y frutas, y bebieron agua de la fuente vecina, mezclándola con gotas del bálsamo que José llevaba en su cántaro.

José era muy bueno y sufría mucho en ese viaje tan penoso para Ella. Habló del buen alojamiento que pensaba conseguir en Belén. Conocía una casa cuyos dueños eran gente buena y pensaba hospedarse allí con ciertas comodidades. Mientras iban de camino, hacía el elogio de Belén, recordando a María todas las cosas que podían consolarla y alegrarla. Esto me causaba lástima, pues yo sabía todo lo que sufriría: todo iba a acontecer de diferente manera.

A esta altura habían pasado ya dos pequeños arroyos, uno a través de un alto puente, mientras los dos asnos lo cruzaban a nado. La borriquilla que iba en libertad, tenía curiosas actitudes. Cuando el camino era recto y bien trazado, sin peligros para perderse, como entre dos montañas, corría delante o detrás de los viajeros. Cuando el camino se dividía, aguardaba y tomaba el sendero recto. Cuando debían detenerse, se paraba como lo hizo bajo el terebinto.

No sé si pasaron la noche bajo este árbol o buscaron otro hospedaje. Este viejo terebinto era un árbol sagrado, que había formado parte del bosque de Moré, cerca de Siquem. Abrahán, viniendo de Canaán, había visto aparecer allí al Señor, el cual le había prometido aquella tierra para su posteridad, y el Patriarca alzó un altar debajo del terebinto. Jacob, antes de ir a Betel para ofrecer sacrificio al Señor, había enterrado bajo el árbol los ídolos de Labán y las joyas de su familia. Josué había levantado allí el tabernáculo donde se hallaba el Arca de la Alianza, y, reunida la población, le había exigido renunciar a los ídolos. En este mismo sitio Abimelec, hijo de Gedeón, fue proclamado rey por los siquemitas.

Hoy vi a la Sagrada Familia llegar a una granja, a dos leguas al Sur del terebinto. La dueña de la finca estaba ausente y el hombre no quiso recibir a José, diciéndole que bien podía ir más lejos. Un poco más adelante vieron que la borriquilla entraba en una cabaña de pastores, y entraron ellos también. Los pastores que se hallaban allí, vaciando la cabaña, los recibieron con benevolencia: les dieron paja y haces de junco y ramas para que encendieran fuego.

Los pastores fueron después a la finca donde había sido rechazada la Sagrada Familia, e hicieron el elogio de José y de la belleza y santidad de María, ante la señora de la casa, la cual reprochó a su marido por haber rechazado a personas tan buenas. Luego vi a esta mujer ir adonde estaba María; pero no se atrevió a entrar por timidez y volvió a su casa a buscar alimentos.

 La cabaña estaba en el flanco Oeste de una montaña, más o menos entre Samaria y Tebez. Al Este, más allá del Jordán, está Sucot. Ainón se encuentra un poco más al Mediodía, al otro lado del río. Salim está más cerca. Desde allí habría unas doce leguas hasta Nazaret.

La mujer volvió en compañía de dos niños a visitar a la Sagrada Familia, trayendo provisiones. Disculpóse afablemente y se mostró muy conmovida por la difícil situación de los caminantes. Después que éstos hubieron comido y descansado, presentóse el marido de aquella mujer y pidió perdón a San José por haberlo rechazado. Le aconsejó que subiera una legua más por la cima de la montaña, que allí encontraría un buen refugio antes de comenzar las fiestas del sábado, donde podría pasar el día del reposo festivo.

Se pusieron en camino y después de haber andado una legua llegaron a una posada de varios edificios, rodeados de árboles y jardines. Vi algunos arbustos que dan el bálsamo, plantados a espaldera. La posada estaba en la parte Norte de la montaña. La Virgen Santísima había desmontado y José llevaba el asno. Se acercaron a la casa y José pidió alojamiento; pero el dueño se disculpó, diciendo que estaba lleno de viajeros. Llegó en esto su mujer, y al pedirle la Virgen alojamiento con la más conmovedora humildad, aquélla sintió una profunda emoción. El dueño no pudo resistir y les arregló un refugio cómodo en el granero cercano y llevó el asno a la cuadra. La borriquilla corría libre por los alrededores. Siempre estaba lejos de ellos cuando no tenía que señalar camino.

domingo, 8 de diciembre de 2013

A mis camaradas de Infantería :La Inmaculada Concepción de María

Mis queridos y respetados compañeros del Arma de Infantería, no se lo que el patronazgo de la Inmaculada Concepción habrá significado para cada uno a lo largo de su trayectoria profesional pero de lo que no tengo duda es de lo que ha significado para mi, un "soldado" que de sus treinta y nueve años de servicio, lleva 35 perteneciendo a tan bienaventurada Arma.
Voy a intentar transportaros a la piel de aquellos recios predecesores nuestros que como soldados anónimos procedentes de cada rincón de la nación española, forjaron el Imprimieron el espíritu de esta Arma:
"Asturianos de braveza. Vascos de piedra blindada, valencianos de alegría y castellanos de alma, labrados como la tierra y airosos como las alas; andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas; extrémenos de centeno, gallegos de lluvia y calma, catalanes de firmeza, aragoneses de casta, murcianos de dinamita brutalmente propagada, leoneses y navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha, reyes de la madera, señores de la labranza"1.
Hombres cuyos nombres poco importaban, porque durante siglos fueron, son y serán siempre los mismos: Soldados de Infantería "Venancio de Segovia, Antonio de Jaca, Ignacio de Zaragoza, Javier de Madrid, Pedro de Jaén, José de Cartagena…"
Fueron aquellos hombres, los que con tanto realismo ha plasmado nuestra alma en esa película de éxito "El Capitán Alatriste", aquellos a los que se podía ver en cualquier combate "Alineándose capitanes delante, guardia de piqueros y mosquetes a la derecha, más o menos en orden, poniendo siempre en las filas delanteras a los que tenían la ropa menos harapienta para que, a pesar de estar muertos de hambre y agotados el enemigo quedase impresionado con su marcial apariencia"2.
Fueron ellos los que el siete de diciembre de 1585 en la isla de Bommel -entre los brazos de los ríos Mosa y Vakal se encontraban cercados por el conde de Holac. El bloqueo se estrecha cada día más. La lucha, continúa y cruel, va eliminando poco a poco a los soldados de Bobadilla. Secretamente piden los españoles auxilio a Farnesio y al conde de Mansfield sin resultado práctico. Cuando los pertrechos de guerra y de boca estaban casi agotados, el conde Holac les intima a la rendición, ofreciéndoles grandes ventajas. En esta desesperada situación se encontraban nuestros veteranos predecesores cuando un soldado rompió con un zapapico el hielo que cubría la trinchera, y al profundizar en la tierra tropezó con un objeto de madera. Era una tabla en la cual vio, con gran sorpresa y alegría, qué estaba pintada en frescos colores la Inmaculada Concepción de la Virgen María. A los gritos de júbilo de este soldado acuden sus compañeros, y, colocando la imagen de Maria Inmaculada sobre la bandera española, caen todos de rodillas y cantan la. Salve. 3
Pronto llega Bobadilla, y, considerando el hallazgo de aquella imagen como señal de una próxima protección celestial, dirige a los soldados estas palabras: "¡Soldados! El hambre y
el frío nos llevan a la derrota; el milagroso hallazgo viene a salvarnos. ¿Queréis que se quemen las banderas, se inutilice la artillería y abordemos de noche las galeras, prometiendo a la Virgen ganarlas o perder todos, todos, sin quedar uno, la vida?..."
"¡Sí, sí; queremos!", fue la unánime respuesta de aquellos héroes!".
Desde aquel lejano día, soldados de Infantería en Breda como antes en Sagunto, Las Navas, Garellano,Ceriñola,los Arapiles, Annual o Belchite, acudieron a su Patrona en los momentos difíciles.
Recios y duros como el pedernal, hechos al hambre, al sufrimiento y la miseria pero, jamás dudaron nuestros soldados de Infantería en acudir a la Inmaculada Concepción cuando terciaba la dificultad.
Pero… ¿es ahora igual?, la realidad es que los datos no son alentadores. El racionalismo se ha ido infiltrando en nuestro carácter, el laicismo revestido de progreso, se ha inoculado en nuestra alma. La soberbia – de la que carece María- las ha anegado almas y penetrado en nuestro corazón cual agujón emponzoñado, relegando el recuerdo de nuestra Patrona a unos actos que –en ocasiones- más rallan en el protocolo que en la devoción.
¿Tenemos derecho a despilfarrar el tesoro de favores que todos nuestros predecesores han ganado para nosotros con su esfuerzo y oraciones? ¿Fueron vacuos sus sacrificios? Quisiera creer que no. No somos nosotros ni más ni menos que ellos y, aunque pensemos que son héroes del ayer, que esa forma de ser y actuar ha caducado y, que nosotros estamos por encima del bien y del mal porque pertenecemos al hoy a la modernidad que aplasta con su loca juventud cualquier vestigio de tradición, no debemos de olvidar que, ayer hoy o mañana son simplemente adverbios de tiempo que en absoluto debemos considerar como criterios de certeza.
Celebrar la Inmaculada Concepción de María, es descubrir en cada uno esos viejos y conocidos defectos –a mi ya no me sorprenden- entre los que la soberbia se alza como un gallardete .Es recomenzar cada instante asumiendo nuestras faltas después de "una castiza metedura de pata", es en definitiva luchar como lo hicieron nuestros veteranos, luchar conscientes de que la paz es consecuencia de la lucha, de la lucha interior.
Queridos compañeros, soldados todos de la Infantería el 7 de diciembre de 1558 un rayo de luz puro y cristalino vino a levantar la esperanza de aquellos hombres que se encontraban deseperados.
Que no seamos nosotros los que atenuemos con nuestra actitud a aquella que, elevada a categoría de Patrona de la Infantería Española ha sido para generaciones de soldados manto protector, puerta del cielo y su mejor defensora.
Quizá pueda ser tachado de timorato o de candido por quienes lean esta reflexión, pero en absoluto me importa si es por la memoria de la Inmaculada Concepción de María.
En lo que a mi respecta, soy un soldado corriente, como aquellos Venancio,Antonio,Ignacio…; hecho de la misma pasta que los demás,- no se rompió el molde conmigo- pero, con los años he aprendido a confiar mas en los demás y menos en mi, he aprendido a no desanimarme en las caídas, he aprendido que cualquiera puede ser mejor que yo y, que aquel que mas ha recibido, es para emplearlo en beneficio de los demás –principio que particularmente considero como la piedra angular del auténtico servicio- y, todo esto lo he aprendido observando en las fuentes la vida cotidiana de María, aquella que bajo la advocación dela Inmaculada Concepción, veneramos en el Arma de Infantería como nuestra Santa Patrona.
Y no hayo mejor forma de terminar este escrito con vocación de glosa, que con estos versos llenos de majestad, escritos por un rey hijo de reyes, Alfonso X "El Sabio"extraidos de una de sus cantigas:



Santa María,
estrella do día,
Móstranos vía
Pera Deus et nos guía,





1 .-Miguel Hernández (Vientos del Pueblo me llevan)
2 .-Memoria de un Cuadro( Arturo Pérez Reverte)
3 .- El Milagro de Empel .Suceso acaecido el 7 y 8 de diciembre de 1585, a raíz del cual la Inmaculada Concepción fue proclamada patrona de la Infantería.



miércoles, 4 de diciembre de 2013

Gioachino Rossini: Le Petit Messe Solennelle



"Buen Dios—contempla terminada esta pobre y pequeña misa—de verdad es música sagrada [la musique sacrée] que acabo de escribir, o meramente algo de música maldita [la sacré musique]? Lo sabes bien, nací para la ópera cómica. Poca ciencia, un poco de corazón, eso es todo. De manera que puedas ser bendito, ¡y me concedas el Paraíso!"(Gioachino Rossini)

Quiero mostrar hoy una magnífica y atípica obra de un gran compositor de Opera conocido de melómanos y profanos por obras como "El Barbero de Sevilla", "Guillermo Tell" o "La Cenerentolla", las convenciones que establecio con sus operas, dominaron este genero durante mas de cincuenta años. No fue prolifico en composiciones religiosas aunque son conocidas su "Messa di Gloria" o "Stabat Mater".
Prologo esta misa, compuesta en Passy (Francia) lugar en el que paso, la ultima etapa de su vida, con las palabras con las que comienza este post "Buen Dios..." poniendo un ápice de su espiritu bufón.
Giochino Rossini falleció en 1868 y durante su funeral se interpretó la plegaria de su "Moises en Egipto".
Disfrutad y que esta obra os ayude a estar mas cerca de ese Paraiso al que aspiraba Rossini.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Evangelii Gaudium: La Alegría del Evangelio




El papa Francisco acaba de dar a conocer su primera Exhortación Apostólica a la que llamó, en latín, Evangelii Gaudium, y en español, La Alegría del Evangelio. Se trata de un documento singular, en el que anuncia su programa pastoral. 

Se trata de un texto muy amplio, son 142 páginas, que requiere una lectura profunda, y conviene tratar de entender pues fundamenta su ruta crítica para el catolicismo en los años venideros. Para darnos una idea del tono y sus preocupaciones entresacamos algunas citas.

Inicia con un llamado al gozo: 

“La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”. Es coherente, Francisco, pues intenta volver al Evangelio, que en griego significa Buena Noticia, de esas que alegran.

En el segundo párrafo apunta a una causa de la tristeza:

 “El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien”.

Y para referirse a ese tipo de personajes agrios, que entienden su religión como un reproche permanente a sí mismo y a los demás dice: 

“Hay cristianos cuya opción parece ser la de una Cuaresma sin Pascua”. Gente que se queda en la penitencia cuaresmal, sin atisbar el gozo por venir.

Y enfatiza: 

“La Iglesia no es una aduana, es la casa paterna donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas”. Y sigue “Los preceptos de Cristo son poquísimos. No tengamos miedo a revisar algunas costumbres y normas de la Iglesia”. “Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia preocupada por ser el centro que termine clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos, enferma por el encierro…”.

Sobre el papel del Papa apunta:

 “No debe esperarse del Papa una palabra definitiva o completa sobre todas las cuestiones”. “Ni el Papa ni la Iglesia tienen el monopolio en la interpretación de la realidad social o en la propuesta de soluciones”. “No es conveniente que el Papa reemplace a los episcopados locales en el discernimiento de todas las problemáticas que se plantean en sus territorios”.

Sus frases más agudas las dedica al problema económico:

 “Así como el mandamiento de ‘no matar’ pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir ‘no a una economía de la exclusión y la inequidad’. Esa economía mata. No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa”.

“Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas”.

“Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema. La iniquidad es raíz de los males sociales”. Insiste, claridoso: “Hasta que no se acabe con la exclusión y la injusticia dentro de una sociedad y entre los distintos pueblos será imposible erradicar la violencia”.

Descarga la Exhortación

Fuente:Clarin.com