La Eugenesia gana enteros


No se que decir ¿como es posible tanta crueldad? que Dios se apiade de nosotros por negar a otros la vida de la que disfrutamos.
El Defensor del Paciente ha presentado una reclamación contra la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía por un error cometido en una clínica abortiva concertada y por el que, según la denuncia, murió el feto sano de un embarazo de gemelos.
Según un comunicado de El Defensor del Paciente hecho público el error médico en el aborto sucedió el 22 de diciembre del 2011 cuando una mujer gaditana y embarazada de gemelos de 20 semanas acudió a una clínica abortiva de Sevilla concertada con el SAS para estas intervenciones.
La mujer acudió allí después de que el ginecólogo que atendía su embarazo, que logró por fecundación in vitro al octavo intento, le informara de que uno de sus gemelos padecía una «cardiopatía fetal grave» denominada «truncus arterioso» que hacía «inviable» la supervivencia del feto.