domingo, 28 de noviembre de 2010

Adviento 2010:Es mejor Caminar (Fray Luis de León)

 Aunque parezca una redundancia, hace tiempo que obviamos un tiempo liturgico, el Adviento, un tiempo para revisar nuestra conducta ¿a cuantos señores sirvo? ¿realmente vivo como cristiano?. El ateismo es una enfermedad, una enfermedad del alma. El hombre por naturaleza tiende a buscar a su creador , cuando alguien elimina de su vida, la relación con su Creador es porque hay una disfunción en su espiritu. Ya lo decía Teresa de Jesus cuando dirgiendose a su esposo amado le rogaba :

¡Oh, qué recia cosa os pido, verdadero Dios mío: que queráis a quien no os quiere, que abráis a quien no os llama, que deis salud a quien gusta de estar enfermo y anda procurando la enfermedad! Vos decís, Señor mío, que venís a buscar los pecadores; éstos, Señor, son los verdaderos pecadores; no miréis nuestra ceguedad, mi Dios, sino la mucha sangre que derramó vuestro Hijo por nosotros; resplandezca vuestra misericordia en tan crecida maldad; mirad, Señor, que somos hechura vuestra; válganos vuestra bondad y misericordia. (Exc. 8,3).
  Newman tambien afirmaba en este sentido que quien no cree es porque no quiere creer.
El verdadero y auténtico católico es el que ama la verdad de Dios y de la Iglesia, Cuerpo de Cristo; aquel que no antepone nada a la religión divina y a la fe católica: ni la autoridad de un hombre, ni el amor, ni el genio, ni la elocuencia, ni la filosofía; sino que, desprendiendo todas estas cosas y permaneciendo sólidamente firme en la fe, está dispuesto a admitir y a creer solamente lo que la Iglesia siempre y universalmente ha creído (SAN V1CENTE DE LERINS, Conmonitorio,20).