lunes, 16 de agosto de 2010

14 de Agosto de 1948:Consagración del Opus Dei a la Virgen Maria

Las rutas del Opus Dei siempre estarán precedidas por la sonrisa y el amor de la Virgen. Una vez más, el Fundador se ha movido en las coordenadas de la fe. Pone los medios humanos, pero confía en la intervención decisiva de lo alto. «Dios es el de siempre. -Hombres de fe hacen falta: y se renovarán los prodigios que leemos en la Santa Escritura». /Ecce non est abbreviata manus Domini/ -¡El brazo de Dios,su poder, no se ha empequeñecido !(Camino, 586)?

 

Cuando San Josemaría tenía una grave preocupación, iba al Santuario de Loreto para contarla a la Virgen. Ahora, junto al lugar que conserva los restos de la Santa Casa, se dedicará al santo un paseo, con un Via Crucis que reproduce textos del Fundador sobre la Pasión.