Fides ex auditu: la fe viene de lo que se oye

Fidex ex auditu, esta proposición viene de San Pablo, (Carta a los Romanos 10,17) e inflama en mi cada vez  con mayor intensidad la necesidad de navegar por las aguas de lo auténtico, de lo veraz. Descubro en los clásicos aquello de lo que adolece la sociedad que esta forjando nuestro sin par conformismo. La retórica ha desaparecido como arte y es la demagogia el estilo de los nuevos dirigentes. De nuestra generación se dirá en los tiempos venideros cual si del Evangélio se tratara  "En aquél tiempo aparecieron los Sofistas, se presentaban como maestros de sabiduría, pero con su ciencia no buscaban la verdad sino la apariencia de saber". Diariamente escucho analisis de la situación en que vivimos ,vacuos unos, de empirismo llenos otros , pero la tónica general no da, tristemente, la razón a Tucídes cuando pone en boca de Perícles aquella sentencia que dice "El que sabe y no se explica claramente, es igual que si no pensara" pues en lo que  a mi respecta y huelgan referencias, ni saben ni se explican.

Alétheia como te añoro, 
Pues es tu nombre verdad
la mentira tan  mendáz
ocupo con trampa tu trono
para que tu nombre  Alétheia
no se volviera a escuchar.