Retirando el Belén




El próximo abril si Dios no dispone otra cosa, cumpliré 52 años y creo que para mi, no hay momento mas triste que retirar el Belén hasta el próximo año . Es un espacio de tiempo en el que borta de mí alma una oración. Oración que es una intima conversación con cada una de la figuras, el pastor, la hilandera, el pescador...; y me voy preguntando ¿y ahora que? ¿envoleré tambien mi corazón en un papel de periodico hasta las próximas navidades? o tal vez lucharé dia a dia para superando mis respetos , dar testimonio con mi vida cotidiana de mi fé en Jesús.La respuesta me la da el niño mientras lo envuelvo cuidadosamente:
Mira Dímas, yo no soy un objeto y tu fé no es un sentimiento; yo soy el Dios de Moises, el Dios de Abrahan, el Dios de Jacob. Yo vivo para que tu tengas vida, y tu fe no es un simple sentimiento, sino un asentimiento a mi persona, aceptame, vive trabaja y ama en mí y aunque te parezca que manifestarte en Mí , te pueda causar problemas, no caigas en esa tentación. Vive hoy,ama hoy,trabaja hoy y seras testigo ante otros".
Así que de nuevo comienza la lucha pero con escudo y espada toledana...con la gracía de Dios nuestro Señor.