Pensamientos un tanto indiscretos

Hoy creo que vuelto a tener una mala tarde, y cuando esto sucede me da por pensar pero es que cuando pienso, acuden a mi mente las ideas mas absurdas, fijaos que cosa tan estúpidas se me han pasado hoy por la cabeza ¡ que coctel de cosas tan sin sentido!.

El escepticismo es,sin lugar a dudas tan antiguo como e pensamiento humano.Considera que todo es aleatorio,incluso el mundo;cualquier afirmación es arbitraria. Total ¿para que? .El esceptico se encierra en si mismo, se aisla y rechaza cualquier estudio;se niega a abrir su mente.

Para el nada explica nada, se conforma con trabajar en su pedestal, aislado de la realidad. Rechaza el contacto con la vida real.

El debate que ha creado el Gobierno español entorno a la concentración a favor de la familia que se celebro en Madrid el pasado 31de diciembre, es un debate electoralista que obvia la realidad. Realidad que se esta constatando en el resto de Europa , la familia es un bien necesario, los hijos son un bien necesario. “Necesitamos más niños”, dice Alemania .Este anuncio es uno de los doce que irán apareciendo hasta el mes de mayo en toda la prensa del país para fomentar un cambio de clima mental que logre una mayor aceptación de los niños en la sociedad alemana. Además de los anuncios impresos, todos los días a las 19.58 aparece un spot de dos minutos de duración en las televisiones más importantes del país (Aceprensa).

Por desgracia si en España se emprenden campañas son precisamente en el sentido contrario , aunque en ocasiones se haga de forma subliminal .Estos audaces neo-relativistas que nos gobiernan, creen siempre, con su necia suficiencia ,que conocen y dan soluciones a lo que en realidad desconocen. Sería muy conveniente, que determinados miembros del gobierno, estudiara la Doctrina Social de la Iglesia

Centesimus annus
Gaudium spes
Laborem excersen
Mater et magistra
Pacen in terris
Popolorum progessio
Quadragessimo anno
Rerum novarum
Solicitudo rei sociali

La Doctrina Católica toma posición contra la postura extrema del totalitarismo, pues considera un error el que el Estado está facultado para hacer todo, ya que los individuos, las sociedades intermedias y los diversos grupos sociales perderan así toda la eficacia de su iniciativa y de sus propios medios. Además, la Iglesia entiende que el ser humano, por ser persona, es un fin en sí mismo y no debe ser considerado como un simple medio. Un ser humano no debe ser absorbido como una pieza dentro de un todo estatal, pues perdera su ser, su iniciativa y sus propias fuerzas. Tambien sería conveniente que quienes tanto atacan a la Iglesia supieran que el principio de subsidiariedad en su expresión actual tiene su origen en la Doctrina Social Católica; fue formulado por el Papa Pio XI en la encíclica

Quadragesimo Anno, en 1931, “ Si privasemos a los grupos de orden inferior de las funciones que pueden ejercer por si mismos, confiandolos a una colectividad mas extensa y de una categoria mas elevada, alteraríamos de muy perjudicial el orden social”